Negocios

Para el gerente general de JetSMART, las tarifas mínimas ‘encarecen la operación y nivelan para abajo’

El directivo de una de las dos low cost que operan en Argentina dialogó en exclusiva con Bloomberg Línea y criticó con dureza el decreto emitido por el Ministerio de Transporte. Este jueves habrá reunión clave.

Gerente General de JetSMART en Argentina
27 de diciembre, 2021 | 04:40 pm
Tiempo de lectura: 3 minutos

Buenos Aires — El decreto 870/2021 del Ministerio de Transporte, publicado el viernes pasado en el Boletín Oficial, sorprendió a las dos empresas nacionales low cost que vuelan en el país, JetSMART y Flybondi, al modificarse la política aerocomercial en lo que refiere al régimen de asignación de capacidad y frecuencias.

El Gobierno dispuso, con esa normativa, que se vuelvan a establecer bandas tarifarias, con mínimos y máximos para los servicios internos regulares. Pero el decreto incluye también una serie de medidas vinculadas a las horas de descanso de la tripulación, a la asignación de bases operativas y a los amarres de aeronaves, entre otras, que según las empresas mencionadas, no sólo encarecen los costos sino que además están destinadas a favorecer a la aerolínea de bandera, Aerolíneas Argentinas.

PUBLICIDAD

Son medidas que encarecen la operación, que nos llevan a ser más ineficientes y que nivelan para abajo”, dice Gonzalo Pérez Corral, gerente general de JetSMART en Argentina, en un diálogo telefónico con Bloomberg Línea, en el que además de cuestionar el decreto, apunta a que la solución no debe estar en castigar a la competencia, sino en reordenar los déficits presupuestarios y la cuenta de gasto de Aerolíneas Argentinas.

ADEMÁS: La cifra global de vuelos cancelados el fin de semana de Navidad supera los 5.400

PUBLICIDAD

Bloomberg Línea: ¿Tenían algún anticipo respecto a la medida?

Gonzalo Pérez Corral: Teníamos noción de un proyecto para enviar al Ministerio de Transporte referente a lo que es la aplicación de las bandas tarifarias. Lo que no sabíamos era que ese título venía con otras cosas encubiertas en el mismo decreto, que no tienen que ver sólo con la banda tarifaria sino con otras cuestiones que son igualmente de delicadas y que modifican la forma en la que se va regular la industria de acá a futuro.

¿Por ejemplo?

Regula la frecuencia de los vuelos y básicamente debemos pedir autorización a la ANAC para que ellos pregunten a Aerolíneas Argentinas si pueden ofrecer determinados servicios de rutas o si, en caso contrario, pueden ser tomados por otras aerolíneas. Es un punto muy importante que no tiene que ver con bandas tarifarias sino con volar frecuencias nacionales e internacionales. Está también la modificación en tiempos de descanso y de la productividad de la tripulación, introduciendo cambios que afectan la forma en la que uno puede disponer o no de las horas de vuelo de tripulaciones de cabina y de mando. Algunas de las cosas que han salido a la luz implican que son más restrictivas de lo que teníamos hasta ahora.

¿Es un traje hecho a la medida de Aerolíneas?

Correcto.

¿Hay posibilidad de que se abra instancia de diálogo?

Hemos solicitado una reunión a la autoridad aeronáutica, nos van a recibir el jueves a la mañana en la ANAC. Ha habido predisposición. Se está analizando la medida.

PUBLICIDAD

¿Cuánto impactará la medida en JetSMART?

Son medidas que encarecen la operación, que nos llevan a ser más ineficientes y que nivelan para abajo. En vez de tratar de reordenar los déficits presupuestarios y la cuenta de gasto de Aerolíneas Argentinas, optan por limitar la frecuencia de los low cost y de acrecentar sus costos.

¿Modifica la hoja de ruta de la empresa en miras al año próximo?

Tenemos cinco aviones en Argentina y 17 en Chile. En 2022 ingresan siete aeronaves directo de fábrica, y por presupuesto teníamos una sola que iba a ingresar en Argentina, y aunque sea una, que es poco, no deja de ser una inversión grande. Con todos estos condimentos vamos a tener que revisar los modelos sobre los cuales se hicieron los supuestos para traer este avión. En un país que necesita más conectividad, necesita más vuelos que no pasen por Buenos Aires, que haya más vuelos regionales que conecten provincias con otros países, y esto va en contramano de esos objetivos. Menos oferta, menos vuelos, aumento de los costos. Es una visión rara de la política aerocomercial argentina, pero así es como estamos.

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD