Mercados

Colombia cierra 2021 entre las 5 monedas más depreciadas del mundo, ¿y en 2022?

El dólar en Colombia fue como una montaña rusa en 2021, pero ahí no para todo, sigue el 2022 que iniciará con varios riesgos que podrían llevarlo a las nubes.

Colombia cerraría 2021 entre las 5 monedas más devaluadas del mundo, ¿y en 2022?
31 de diciembre, 2021 | 08:39 AM
Tiempo de lectura: 7 minutos

Bogotá — Año nuevo, vida nueva. En 2020 cuando Colombia enfrentó su peor crisis económica y social de los últimos años el peso colombiano frente al dólar se devaluó 4,74%, haciendo que el billete verde estuviera $155 por encima de su cierre en 2019 ($3.277,14). Ese año la incertidumbre por el coronavirus impulsó la divisa a máximos históricos, superando los $4.200.

Con el tiempo, vino la calma, las vacunas prometían inyectar tranquilidad en medio del caos, los bancos centrales del mundo empezaron a actuar y pasados los meses, en medio de la aversión al riesgo, los inversionistas comenzaron a respirar un poco más y mejor, lo cual hizo que la divisa en Colombia volviera a bajar, cerrando el capítulo de 2020 con un dólar de $3.432.

El 2021 lucía prometedor para la economía en general tras la severa caída del 2020. Sin embargo, el dólar en el mundo y en Colombia volvió a tener un año de emociones en medio de la volatilidad. Así, 2021 se espera que cierre con una devaluación del peso colombiano de alrededor de 15% frente al dólar, casi 10 puntos más que la de 2020.

PUBLICIDAD

Ver más: Salario mínimo 2022: alza fortaleció el dólar en Colombia y debilitó los TES

¿Qué pasó en 2021 con el dólar en Colombia?

Para entender mejor este panorama que deja la divisa norteamericana en Colombia, Bloomberg Línea consultó a varios expertos para que expliquen inicialmente qué le pasó al dólar y luego hagan sus pronósticos de cómo se ve 2022 en esta materia.

Felipe Campos, gerente de investigaciones económicas de Alianza Valores, comentó que el peso colombiano va a cerrar con una devaluación del orden del 15 o 16% en 2021 frente al dólar, “seguramente va a terminar en el top 5 de monedas más devaluadas detrás de Turquía, Argentina y Chile, probablemente sea top 4 y eso por supuesto ya habla de la clase de año que acabamos de tener en materia de dólar”.

PUBLICIDAD

Ese 16% tiene varias capas que le componen: una de estas es la inflación mundial y el cambio de expectativas de la Reserva Federal de EE. UU. (FED). Así, un 8 o 10% de la devaluación del peso colombiano estaría relacionado a factores externos, pero que impactan al país, explicó el directivo de Alianza Valores.

“El dólar en el mundo se está valorizando 7% o sea que eso en Colombia mínimo debería ser 6 o 7% pues generalmente la divisa colombiana se devalúa más por las características de la moneda. Así que más de la mitad de la devaluación en Colombia diría yo, está unida con la historia de choque de inflación total, el cambio de expectativas de la FED y la fortaleza del dólar frente al resto del mundo”, dijo Campos.

Ver más: Precio del dólar en Colombia podría respirar si Gilinski compra Sura y Nutresa

En línea con lo anterior, el experto de Alianza Valores dijo que otra razones implícitas sobre lo expuesto, que le agrega combustión al dólar y que es característico de las post recesiones económicas, es que “la recuperación económica se está dando con una demanda muy grande que viene de la mano de importaciones muy altas y un desbalance amplio en términos de balanza comercial”. Es decir, hay más importaciones que exportaciones, pasándole factura a la moneda local frente al billete verde.

Si 8 o 10% de la devaluación total (15%) viene de los factores expuestos, ¿de dónde viene el resto? Sobre esto Campos mencionó que lo otro puede venir de la incertidumbre política por el escenario electoral, pese al repunte en los precios de las materias primas en los que Colombia puede sacar provecho y recibir dólares haciendo que el peso colombiano sea más fuerte.

Los cálculos de lo anterior, explica Campos, se hacen viendo a los países que no tienen el escenario electoral pronto pero que se ven beneficiados de las materias primas como Brasil o México, en contraste con países con escenario electoral en el corto plazo como Colombia, Perú y Chile.

PUBLICIDAD

“En esos países hay devaluaciones del 5 o del 6%, incluso México y Brasil tienen este año monedas más fuertes que el euro y la libra reconociendo la fortaleza de las materias primas (…) Una moneda que no tiene incertidumbre política y que goza de las materias primas, igual tiene devaluación, pero menor que la de las monedas más fuertes del mundo”, concluyó el experto.

Ver más: ¿Colombia se avecina a romper máximos históricos de un dólar arriba de $4.200?

Desde otra visión Ana Vera, economista jefe de IN ON Capital S.A, comentó que durante 2021 el dólar americano tuvo una fortaleza fuerte frente a casi todas las monedas del mundo, principalmente por la rápida reactivación de la economía americana y los excelentes rendimientos de las acciones listadas en los principales índices, que batieron récord de máximos históricos durante varios días del año.

PUBLICIDAD

De hecho, los flujos de inversiones hacia mercados americanos han alcanzado los volúmenes máximos de todos los tiempos, los analistas de grandes bancos esperan que el índice de referencia S&P 500 alcance una rentabilidad en 2021 y 2022 de al menos un 10%, un retorno que sobrepasa otros activos en el mundo, explicó la experta de IN ON Capital.

Así mismo, “hay monedas que han tenido alta volatilidad y depreciación extrema por la emisión monetaria para financiar gasto, donde al final se opta por la dolarización, algunas veces por decreto o por defecto aumentando la demanda de dólares por parte de sus ciudadanos, en los que sus habitantes eligen deshacerse de la moneda local para mantener el poder adquisitivo”, dijo Vera.

PUBLICIDAD

Ver más: ¿Qué hará el Gobierno para que el precio del dólar en Colombia no se descarrile?

Para José Luis Mojica, analista de investigaciones económicas de Corficolombiana, las razones detrás de la devaluación del tipo de cambio son tanto internacionales como locales. Por un lado, el dólar se fortaleció a nivel global por las expectativas de los inversionistas frente al tapering de la Fed que efectivamente empezó en noviembre. A esto además se han sumado episodios de aversión al riesgo por las preocupaciones en China y por el avance de los contagios en Europa y la nueva variante Ómicron, expuso.

A nivel local, “estas presiones de devaluación se acentuaron por el aumento de las primas de riesgo para Colombia desde el segundo trimestre. Ese episodio de incertidumbre sociopolítica configuró un panorama de mayor aversión al riesgo que presionó los activos locales”.

PUBLICIDAD

Y finalmente, aseguró Mojica, otro factor que presionó todavía más la devaluación fue la tasa de política del Banco de la República, que se mantuvo en niveles de 1,75% buena parte del año, incluso cuando varios bancos centrales de economías emergentes empezaron temprano este año ese proceso de normalización de la política monetaria.

Ver más: ¿El precio del dólar en Colombia es alto por temor a Petro?, para el Minhacienda, no

Ad portas de elecciones, ¿el dólar en Colombia se irá a las nubes en 2022?

Sobre este panorama Ana Vera explicó que “mientras que las rentabilidades en los mercados de acciones americanos sigan fuertes y la incertidumbre de las elecciones y los ajustes políticos se dan en Chile, Colombia, Perú y Turquía, es muy posible que el dólar no deje de subir, y para el caso colombiano, un peso dólar por encima de $4.000 es el valor más probable en 2022″.

PUBLICIDAD

De acuerdo con Felipe Campos, “dependiendo de cómo se den las elecciones de Congreso y presidenciales veremos el extremo del dólar en el primer semestre (…) Al mercado le molestan los cambios en las reglas del juego. Obviamente entre más haya un potencial hacia esos cambios el dólar podría superar los $4.200″.

Ver más: ¿Por qué sube el precio del dólar en Colombia con las elecciones de Chile?

El único escenario en el que me imagino que el dólar podría estar entre $4.200 y $4.500 algo así de raro, sería en el que ganara la izquierda y se mantuvieran los discursos prelectorales de cambios en las instituciones y las funciones del Banco de la República, todos esos temas relacionados que se han hablado. Yo le daría baja probabilidad a eso, pero sería el único escenario con el que me imagino un dólar por arriba de $4.000. En el resto, esperaría que esté por debajo”, explicó Campos.

Por último, José Luis Mojica dijo que para 2022 creen que el primer semestre estará caracterizado por un dólar fuerte en el mundo, dependiendo de la persistencia de la inflación en EE.UU. y lo que eso signifique para el retiro del estímulo que viene dando la FED, y por un entorno local incierto a medida que se acercan las elecciones presidenciales. “Probablemente nuestro tipo de cambio en la primera parte del año continúe muy cerca de los $4.000 por dólar”.

En la segunda mitad del 2022, “deberíamos ver una corrección hacia los $3.712 por dólar, en línea con una menor aversión al riesgo en el mundo, un petróleo que seguirá muy cerca de los US$72 el barril el próximo año y una vez se disipe la incertidumbre del período electoral”, concluyó Mojica.

PUBLICIDAD