Actualidad

La caída del precio del cannabis crea una oportunidad para Paraguay

CPlant podría cultivar hasta 5 hectáreas de la flor con alto contenido de THC en Paraguay para 2024

CPlant obtiene todo su cannabis de 44 hectáreas cultivadas por productores asociados. La empresa proporciona semillas, licencias y asistencia técnica.
Por Ken Parks
03 de enero, 2022 | 11:49 AM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — A medida que el cannabis comienza a comportarse más como un producto agrícola, se produce una carrera para encontrar el mejor clima de cultivo al menor costo. Un nuevo candidato está surgiendo en Sudamérica: Paraguay.

El exportador de cannabis medicinal CPlant Switzerland espera adquirir un productor con licencia en Paraguay a principios de 2022 para producir flores y extractos con alto contenido de THC para el laboratorio suizo de la compañía, señaló su CEO, Lucas Crivilone. Si los precios del cannabis siguen cayendo, CPlant podría trasladar la mayor parte de su cultivo de Uruguay a Paraguay, donde los costos operativos son un 50% más bajos, dijo.

“Nos iríamos a Paraguay si la regulación nos acompaña y los precios de mercado permiten tener substancialmente mayor margen de ganancia en Paraguay que Uruguay. Apuntaremos a hacer los cultivos en Paraguay”, dijo Crivilone en una entrevista telefónica.

PUBLICIDAD

Los exportadores de cannabis probablemente se enfrentan a varios años de caídas de los precios a medida que los crecientes volúmenes de producción de bajo costo de los países del Mediterráneo y del hemisferio sur llegan al mercado, según la consultora Prohibition Partners. La disminución de los precios podría impulsar a más empresas a buscar climas de cultivo favorables con bajos costos operativos.

Paraguay legalizó el cannabis medicinal en 2017. Su electricidad barata, sus bajos salarios y su industria farmacéutica ya establecida le dan la oportunidad de competir con países amigables con la marihuana como Colombia y Uruguay. La producción de marihuana con fines medicinales está actualmente limitada a 12 inversionistas locales que obtuvieron licencias en 2020. Tres de esas empresas ya están suministrando aceite y cápsulas de CBD a farmacias y al Ministerio de Salud de Paraguay, dijo María Mercedes da Silva, quien coordina el programa de cannabis medicinal del país.

CPlant tiene previsto empezar a cultivar el próximo año, tanto en Uruguay como en Paraguay, la flor con alto contenido de THC, el ingrediente psicoactivo de la marihuana, de mayor precio. La empresa ya produce en Uruguay cannabis para CBD, una sustancia que se publicita con efectos terapéuticos.

PUBLICIDAD

CPlant podría cultivar hasta 5 hectáreas de la flor con alto contenido de THC en Paraguay para 2024, dijo Crivilone. El cambio al THC se produce cuando los precios de los productos de CBD caen. Crivilone espera que los precios de la flor de CBD en la Unión Europea disminuyan alrededor de un 20% este año desde su rango actual de US$300 a US$700 el kilogramo. Los precios de la flor de CBD bajaron un 20% en 2021 con respecto al año anterior, señaló.

Crivilone espera producir de 15 a 25 toneladas de flores en Uruguay este año, frente a las 9 toneladas en 2021. Las ventas se duplicarán con creces a US$8 millones debido a nuevos productos y una mayor producción, dijo.

Más allá de Uruguay

A medida que el mercado del cannabis madura, empresas como CPlant y Cannabis Company Builder, que partieron en Uruguay, el primer país del mundo en legalizar la mayoría de los usos de la droga en 2013, están transitando desde la agricultura hacia productos de consumo más rentables. Desde 2019, Uruguay ha enviado más de 32 toneladas métricas de flores, biomasa, semillas y productos médicos a países como Suiza, Alemania y Portugal.

CPlant obtiene todo su cannabis de 44 hectáreas cultivadas por productores asociados. La empresa proporciona semillas, licencias y asistencia técnica.

“Estamos convencidos de que éste será el modelo dominante”, dijo el director de estrategia, Guido Husni. “La agricultura requiere mucho trabajo e inversión. Salimos por completo de esa parte del negocio para centrarnos en las ventas y los productos terminados”.

Guido Husni y Lucas Crivilone Fotógrafo: Ana Ferreira/Bloombergdfd

Fundada por los empresarios argentinos Crivilone y Husni en 2018, CPlant envía la flor seca rica en CBD por vía aérea a un laboratorio en Suiza, donde se procesa en productos envasados para su venta a distribuidores en América Latina y la UE. Hay muchas oportunidades para crecer: Prohibition Partners prevé que las ventas de cannabis medicinal en Europa llegarán a unos US$2.600 millones en 2026, frente a los US$270 millones estimados en 2021.

PUBLICIDAD

En noviembre, CPlant comenzó a recaudar US$4 millones en inversión de capital para financiar proyectos que incluyen el desarrollo de productos, la entrada en Paraguay y nuevas oficinas de distribución en Argentina, Brasil y Eslovenia. CPlant también está intentando que el gobierno uruguayo autorice la producción y exportación de hongos psilocibina con fines médicos, dijo Crivilone.

“Nuestro enfoque ahora son los productos minoristas y otros compuestos como el THC y las setas de psilocibina”, dijo.

Le puede interesar:

PUBLICIDAD

Uber Canadá y Tokyo Smoke se asocian para ofrecer pedidos de cannabis

Gobierno panameño tendrá 90 días para reglamentar el uso del cannabis medicinal

PUBLICIDAD

Cannabis en Argentina: comienza la primera producción legal de una pyme

Este artículo fue traducido por: Estefanía Salinas

PUBLICIDAD