Economía

Precios de alimentos se alejan de récord y la inflación da respiro

El índice de las Naciones Unidas, que registra todo tipo de productos, desde los cereales hasta la carne, bajó un 0,9% en diciembre

Un índice de la ONU que lleva cuenta del precio de los alimentos cayó 0,9% en diciembre.
Por Megan Durisin
06 de enero, 2022 | 07:40 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Los precios mundiales de los alimentos descendieron desde los máximos históricos alcanzados a finales del año pasado, ofreciendo un respiro a los consumidores y a los gobiernos que se enfrentan a una ola de presiones inflacionistas.

El índice de las Naciones Unidas, que registra todo tipo de productos, desde los cereales hasta la carne, bajó un 0,9% en diciembre, lo que podría contribuir a aliviar el aumento de los precios de los productos de la tienda de comestibles. Aun así, el indicador sigue estando cerca de los máximos históricos de 2011 y los precios medios aumentaron un 28% en 2021, la mayor cifra en 14 años.

Los precios se han disparado debido a los contratiempos relacionados a las cosechas y a las elevadas tarifas de los fletes, así como a la escasez de mano de obra y a la crisis energética que ha afectado a las cadenas de suministro. Estos problemas seguirán estando en primer plano, ya que los agricultores se enfrentan a un clima incierto y a la perspectiva de escasez de fertilizantes en los próximos meses. Los costes se han trasladado a los supermercados, presionando a los funcionarios y a los presupuestos familiares y agravando el hambre, especialmente en los países pobres.

PUBLICIDAD

Según Abdolreza Abbassian, economista de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés), es poco probable que el coste de los alimentos se estabilice durante un tiempo.

“Nada ha cambiado fundamentalmente en los últimos dos o tres meses para hacernos sentir algún grado de optimismo de que el mercado de los alimentos vaya a restablecerse a precios más estables o incluso más bajos”, dijo. “Todas las incertidumbres están ahí, no han desaparecido, lo que significa que todo sigue siendo posible”.

El índice de la ONU cayó en diciembre, pero sigue cerca de su máximo históricodfd

La caída de los precios de los alimentos el mes pasado fue impulsada principalmente por los aceites vegetales y el azúcar, dijo el jueves la FAO.

PUBLICIDAD

La ira por la inflación provocó recientemente violentas protestas en Kazajstán, mientras que Sri Lanka anunció un paquete de US$1.000 millones para atenuar la preocupación por los precios de los alimentos y los artículos médicos. Países como Ucrania, Rusia y Argentina también han tomado medidas para mantener el coste de los alimentos bajo control.

La preocupación por el clima sigue presente en los principales proveedores de cultivos, ya que el patrón climático de La Niña altera las condiciones típicas de cultivo. Climas secos en partes de Brasil y Argentina está reduciendo las expectativas de cosechas abundantes de soja y maíz. En Malasia, las recientes inundaciones han anegado algunas plantaciones de aceite de palma. Y Australia se enfrentó a un diluvio en noviembre que frenó la calidad de su trigo.

La reciente crisis energética también ha hecho subir los precios de los fertilizantes, lo que amenaza con aumentar aún más los costes de producción de alimentos. Ya hay indicios de que los agricultores están reduciendo sus compras de nutrientes o cambiando los cereales por cultivos menos intensivos en fertilizantes.

La inflación también contribuye a la crisis del hambre en el mundo, ya que el aumento de los precios de todo tipo de productos, desde el combustible hasta la vivienda, reduce lo que la gente puede gastar en alimentos. Aproximadamente una décima parte de la población mundial estaba desnutrida en 2020, cuando se produjo la pandemia de Covid-19, y el coste de los alimentos se ha disparado mucho más desde entonces.

En otras medidas para combatir el aumento de los precios o la escasez de suministros, Tailandia impuso esta semana la prohibición de exportar cerdos hasta principios de abril. El Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prometió “luchar por unos precios más justos” para los agricultores y los consumidores en un intento de atajar la inflación de los precios de la carne, mientras que se han reintroducido límites de compra en cientos de supermercados australianos a medida que los casos de la cepa del virus omicrono dificultan las cadenas de suministro.

Le puede interesar:

PUBLICIDAD

Inflación de Colombia se disparó a 5,62% en 2021, por encima de expectativas

Inflación 2022: ¿Cuáles son los aumentos del primer trimestre en Argentina?

Inflación en Argentina: Los 10 productos que más subieron durante 2021

PUBLICIDAD