Europa

El ejército de Ucrania no está listo para detener una invasión rusa

Sus tropas ni siquiera cuentan con las abundantes reservas de suministros básicos que necesitarían en un conflicto de alta intensidad

Volodymyr Zelenskiy inspecciona la artillería pesada durante un simulacro en Stare en 2019.
Por Marc Champion , Daryna Krasnolutska y Nick Wadhams
08 de enero, 2022 | 05:00 PM
Tiempo de lectura: 8 minutos

Bloomberg — El ejército de Ucrania es mucho más fuerte y está mejor preparado que en 2014, cuando no pudo resistir la anexión de Crimea por parte de Rusia. Pero la falta de armas de Occidente y el gasto insuficiente en el país han dejado a sus tropas sin siquiera las abundantes reservas de suministros básicos que necesitarían en un conflicto de alta intensidad.

En cambio, a medida que aumentan los temores en Estados Unidos y Europa de una posible invasión del presidente Vladimir Putin, Ucrania ve a su ejército empequeñecido ante las fuerzas rusas y su poder adquisitivo. El presidente ruso ha mantenido su último aumento de tropas en la frontera, diciendo que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) debe reducir su presencia en la región.

En el caso de una guerra, solo una afluencia masiva de armamento sofisticado de los patrocinadores occidentales de Kiev podría garantizar su defensa. Hasta ahora, sus solicitudes de artículos importantes, como sistemas de defensa aérea y antimisiles, no han recibido respuesta a pesar de las garantías de que “la OTAN apoya a Ucrania”.

PUBLICIDAD

Estados Unidos ha elaborado un nuevo paquete que incluye misiles antitanque Javelin, armas pequeñas, kits médicos y chalecos antibalas, ciñéndose a las armas defensivas y al apoyo a las capacidades cibernéticas de Ucrania en un intento de ayudar a Kiev sin dar a Putin una excusa para actuar, dijeron personas familiarizadas con las discusiones, añadiendo que el presidente Joe Biden ha aprobado el plan. Los portavoces del Consejo de Seguridad Nacional no hicieron comentarios inmediatamente.

En casa, mientras tanto, el dinero escasea. Algunos fondos recaudados a partir del dinero de los contribuyentes para la defensa se gastan en otra parte, mientras que el despilfarro y la corrupción siguen cobrando un precio después de años de intentos de reformas.

El presupuesto de Kiev para las adquisiciones en materia de defensa fue de 23 mil millones de jrivnia (US$838 millones) para 2021, aumentando a 28 mil millones de jrivnia para 2022. Es un gran aumento con respecto a 2014, pero sigue siendo una suma ínfima en comparación con lo que el Kremlin ha desembolsado. Según el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo, Rusia gasta alrededor del 40% de su presupuesto de defensa de más de US$60.000 millones en adquisiciones, el doble en términos absolutos que Francia, Alemania o el Reino Unido, por no hablar de Ucrania.

PUBLICIDAD
Volodymyr Zelenskiy inspecciona rifles de francotirador durante un simulacro en Stare, Ucrania, en 2019.dfd

Todos los asalariados de Ucrania tienen que pagar un impuesto especial, vendido como una forma de impulsar el gasto en defensa. En 2021 se recaudaron 28.600 millones de jrivnia, suficientes en teoría para duplicar la adquisición de armas. Sin embargo, el dinero va a parar al fondo general de impuestos. Un portavoz del Ministerio de Finanzas dijo que era “imposible” saber si se gastaba en defensa, salud u otras prioridades.

Cuando el Ministerio de Defensa llegó al parlamento en diciembre con su lista de compras para 2022, hacía mucho tiempo que se conocía la noticia de la acumulación de tropas rusas. Pero la cantidad de chalecos antibalas que quería comprar era solo la mitad de la cantidad necesaria para el número actual de tropas, y mucho menos las reservas que se convocarían si se materializara una invasión rusa, según Serhiy Rakhmanin, legislador de la oposición y miembro de la comisión parlamentaria de Seguridad Nacional, Defensa e Inteligencia.

Carrera armamentísticadfd

Debido a la falta de fondos, tampoco había suficientes rifles o cascos en la lista, dijo Rakhmanin, un experiodista que ha sido crítico como legislador con el presidente Volodymyr Zelenskiy y su gobierno. Sin embargo, sí había una petición de toallas muy caras y equipos de detección de radiaciones de la era soviética que ya no tienen una utilidad evidente.

“Tenía una pregunta: Supongamos que la guerra empieza mañana, ¿realmente se necesitan estas cosas?” dijo Rakhmanin. Las toallas y los detectores fueron retirados de la lista.

El Ministerio de Defensa se ha comprometido a mejorar sus procedimientos, culpando los retrasos en las adquisiciones a la burocracia y prometiendo reducir los contratos clasificados para reducir la corrupción. Varias solicitudes de respuesta a las afirmaciones de Rakhmanin no provocaron ningún comentario.

El Consejo de Seguridad Nacional y Defensa también dijo a finales de diciembre que el gobierno creará un grupo de trabajo interinstitucional para verificar el suministro de armas y alimentos a los militares durante el periodo 2017-2021.

PUBLICIDAD
Refuerzo militar en la frontera con Ucraniadfd

No obstante, el ejército ha avanzado en los últimos siete años. En 2014 sólo podía poner en combate una fracción de una fuerza nominal de 120.000 soldados, con carros de combate inactivos, importantes defensas aéreas inoperativas y sólo cuatro aviones MiG-29 de una flota de 46 aptos para volar, según Mykola Bielieskov, analista de defensa del Instituto Nacional de Estudios Estratégicos, un grupo de expertos adscrito a la presidencia ucraniana.

En la actualidad, Ucrania es capaz de desplegar la mayor parte de sus 205.000 tropas activas, junto con equipos que funcionan, aunque generalmente son antiguos, dice Bielieskov. Su industria armamentística de herencia soviética ha desarrollado nuevos misiles, drones de vigilancia y capacidades antiartilleras guiadas por radar.

El problema es que el gobierno no ha comprado suficientes armas nuevas para enfrentarse a Rusia.

PUBLICIDAD

“¿Está Ucrania preparada para luchar? Sí y no, porque Ucrania no empezó esta guerra”, dijo el mes pasado Hanna Shelest, editora de Ukraine Analytica, con sede en Odessa, durante un webcast del Consejo de Relaciones Exteriores de Estados Unidos. Se refería al conflicto con los separatistas armados por Rusia que el ejército ucraniano ha estado combatiendo en la región oriental de Donbás desde la anexión de Crimea.

Al mismo tiempo, dijo Shelest, las instituciones, el ejército y el pueblo del país están ahora mucho mejor preparados en caso de que Putin decida una escalada.

PUBLICIDAD

Sigue sin estar claro cuáles son las intenciones de Putin, que lleva de manera simultánea negociaciones diplomáticas con Biden y el aumento de tropas militar en la frontera. Ha negado repetidamente que tenga planes de invadir Ucrania.

El gran despliegue de Rusia es caro y difícil de mantener durante mucho tiempo. Al mismo tiempo, la lista de demandas diplomáticas de Putin es tan amplia que podría llevar meses, si no años, negociarlas, según Michael Kofman, director del programa de investigación de CNA, un think tank con sede en Virginia.

“A estas alturas está claro que los rusos no creen que vayan a sufrir bajas devastadoras”, dijo.

PUBLICIDAD

En cualquier operación, Rusia podría utilizar primero sus ventajas tecnológicas para inutilizar al ejército ucraniano desde lejos, borrando su fuerza aérea, sus pistas de aterrizaje, sus defensas aéreas, sus depósitos de municiones y sus sistemas de mando y control en un bombardeo para el que Ucrania tendría poca o ninguna respuesta, según Kofman y otros.

Vladimir Putin da su conferencia de prensa anual, en Moscú en diciembre. Fotógrafo: Andrey Rudakov/Bloombergdfd

Las tropas ucranianas podrían tener pocas posibilidades de hacer uso de sus armas antitanque Javelin de EE.UU. y de los drones armados adquiridos recientemente a Turquía, miembro de la OTAN, antes de que se imponga un acuerdo de castigo.

Los ucranianos saben luchar, pero no tienen el equipo necesario, especialmente para las operaciones de largo alcance”, dijo Bielieskov. “Los rusos tienen misiles (balísticos) Iskander, guerra electrónica, aviones de última generación y todas estas cosas”.

PUBLICIDAD

En su visita a Washington en noviembre, el ministro de Defensa, Oleksiy Reznikov, dijo que había pedido el equipo de alta gama que Ucrania necesitaría para empezar a corregir el desequilibrio. Sin embargo, los sistemas de misiles y de defensa aérea estadounidenses serían difíciles de transportar e integrar rápidamente para su uso en Ucrania, incluso si se tomara la decisión política de que EE.UU. se involucrara tan profundamente en un posible conflicto con Rusia.

EE.UU. dice que ha entregado US$2.500 millones en ayuda militar a Ucrania desde 2014, pero eso fue diseñado para contener a los militantes en el este de Ucrania, en lugar de una invasión rusa completa.

Un sistema de misiles antiaéreos, en la Exposición del Ejército 2021 en Moscú en agosto. Fotógrafo: Andrey Rudakov/Bloombergdfd

Otros países de la OTAN también han proporcionado ayuda y entrenamiento, pero Zelenskiy ha acusado a Alemania de impedir que la alianza en su conjunto proporcione más armas. Alemania y los Países Bajos dicen que mientras exista una amenaza de conflicto con Rusia, la OTAN no debería entregar armas letales a Ucrania, dijo el martes a Interfax-Ucrania la viceprimera ministra para la Integración Europea y Euroatlántica, Olha Stefanishyna.

Estonia tiene previsto proporcionar obuses y misiles Javelin, principalmente para la defensa antitanque, según informó la semana pasada el servicio de noticias ERR. Para ello necesitaría el permiso de EE.UU., Alemania y Finlandia, de donde procede el equipo. La administración Biden está a favor de la idea en principio, según una persona familiarizada con el pensamiento de la administración.

Según Bielieskov, las armas antiaéreas adicionales disparadas desde el hombro serían una petición más pragmática que las baterías Patriot. Éstas requieren poco entrenamiento y permitirían a las tropas contrarrestar los helicópteros de combate rusos y obligarían a sus aviones de ataque a volar a mayor altura, reduciendo su eficacia y ayudando a las fuerzas ucranianas a sobrevivir a los bombardeos.

Sin embargo, para Glen Grant, oficial de artillería británico retirado y exasesor del parlamento ucraniano en materia de reforma militar, los oficiales deben centrarse en los suministros básicos: crear las reservas que faltan de alimentos, municiones y transporte ligero.

Los números no cuentan mucho, es la capacidad de poner a las tropas en el lugar correcto con el equipo adecuado y en el momento adecuado lo que es vital”, dijo Grant, ahora experto principal de la Fundación de Seguridad Báltica de Letonia. “La tasa de quema en una guerra importante es enorme, empequeñecerá todo lo que sucedió en 2014″.

Le puede interesar:

Rusia acumula tropas cerca de Ucrania de cara a conversaciones con EE.UU.

Biden advierte a Putin sobre Ucrania, mientras el Kremlin se dijo ‘satisfecho’ tras llamada

G-7 advierte a Rusia de “enormes consecuencias” por posible invasión a Ucrania

Con la asistencia de Alberto Nardelli y Jennifer Jacobs.

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.

PUBLICIDAD