PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Economía

La Fed une a izquierda y derecha en que está rezagada para enfrentar inflación

Los datos que se publicarán el miércoles mostrarán probablemente que los precios al consumo subieron un 7% en diciembre respecto al año anterior

La Reserva Federal de Estados Unidos
Por Rich Miller
09 de enero, 2022 | 11:10 am
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg — La Reserva Federal ha conseguido hacer algo que rara vez se ve en los Estados Unidos en estos días: poner de acuerdo a miembros de los partidos demócrata y republicano.

En la reunión anual de este año de la Asociación Económica Estadounidense, destacados economistas de ambos lados del espectro político argumentaron que la Reserva Federal está atrasada en la batalla para contener un estallido de inflación en una economía que todavía está acosada por una pandemia.

PUBLICIDAD

VEA MÁS: Agenda semanal: Inflación en Argentina y Brasil, producción industrial en México

Y aunque, en general, acogieron con satisfacción el giro de la Fed hacia una postura monetaria más estricta y esperan que las presiones sobre los precios disminuyan este año, se mostraron dudosos de que la inflación se desacelere tanto como prevén los banqueros centrales. Consideran que seguirá estando muy por encima del objetivo del 2% fijado por los responsables de la política monetaria.

Los aumentos generalizados en las principales categorías contribuyeron a la subida de la inflación general anual en EE.UU.dfd

Entre los que intervienen en una conferencia virtual de tres días que finaliza el domingo están: el ex secretario del Tesoro, Lawrence Summers, y el ex economista jefe de la Casa Blanca, Jason Furman, ambos demócratas, y el célebre economista monetario John Taylor y el ex presidente del Consejo de Asesores Económicos, Glenn Hubbard, que sirvieron en administraciones republicanas.

PUBLICIDAD

Sin duda, no todos los economistas -especialmente algunos de la izquierda- hacen saltar las alarmas sobre la amenaza de la inflación y la tardía respuesta de la Reserva Federal a la misma.

El premio Nobel Joseph Stiglitz, que fue economista jefe de la Casa Blanca para el presidente demócrata Bill Clinton, pidió cautela al banco central. Argumentó que unos tipos de interés más altos no resolverían los problemas de suministro y la escasez mundial que han contribuido a aumentar la inflación. Además, la participación de la población activa sigue estando muy por debajo de lo que podría ser.

Es probable que el presidente de la Fed, Jerome Powell, sea presionado sobre lo que pretende hacer para frenar la inflación cuando comparezca el martes ante el Comité Bancario del Senado para una audiencia sobre su nominación por el presidente Joe Biden para otro mandato de cuatro años. Powell, un republicano, se ganó el favor de Biden y de algunos otros demócratas por su énfasis en la importancia de que la Fed logre un máximo de empleo que sea amplio e inclusivo.

Ritmo más rápido

Los datos que se publicarán el miércoles mostrarán probablemente que los precios al consumo subieron un 7% en diciembre respecto al año anterior, según la media de las previsiones de los economistas encuestados por Bloomberg. Esto superaría la subida anual del 6,8% de noviembre y sería el mayor aumento desde 1982.

Estos son algunos de los puntos sobre la inflación y la Reserva Federal expuestos por varios economistas de renombre en los paneles de la conferencia de la AEA:

Furman, profesor de la Universidad de Harvard, dijo que espera que la inflación siga siendo elevada este año, con una previsión media del 3,2% para el índice de precios de los gastos de consumo personal básicos. Esta cifra está por encima de la previsión media del 2,7% realizada por los responsables de la política monetaria en su reunión del 14 y 15 de diciembre.

PUBLICIDAD

Por su parte, Furman ve un 15% de posibilidades de que la inflación sea mayor este año que el anterior. También afirmó que los tres candidatos que Biden está considerando para el consejo del banco central “son considerablemente más moderados que cualquiera de los que han estado en la Fed” durante mucho tiempo.

Taylor, cuya regla de política monetaria ha sido una guía para los bancos centrales de todo el mundo durante años, dijo que la Fed está “muy por detrás” de la curva. Dependiendo de los supuestos que se hagan, sugirió que el tipo de interés de los fondos federales debería situarse entre el 3% y el 6%, y no en el nivel cercano a cero que ahora tiene como objetivo el banco central.

Observando que los rendimientos de los valores del Tesoro se dispararon la semana pasada, el profesor de la Universidad de Stanford predijo ver “más de eso en el camino”.

PUBLICIDAD

Summers, profesor de la Universidad de Harvard y colaborador remunerado de Bloomberg, también prevé que los rendimientos del Tesoro sigan aumentando. “A medida que la realidad de la necesidad de equilibrar la oferta y la demanda se hace evidente, los tipos de interés subirán sustancialmente durante el próximo año y medio”, dijo.

Summers se enzarzó en un animado intercambio de opiniones con Stiglitz en la conferencia, argumentando que el profesor de la Universidad de Columbia hacía demasiado hincapié en los fallos de la cadena de suministro por la subida de los precios.

PUBLICIDAD

Gregory Mankiw, que fue economista jefe de la Casa Blanca para el presidente republicano George W. Bush, dijo que “gran parte” del aumento de la inflación podría atribuirse a dislocaciones temporales de la oferta. “También tenemos un mercado laboral muy ajustado y se está empezando a ver en el crecimiento de los salarios”, dijo.

El profesor de Harvard, que ahora se autodenomina independiente político por su oposición al expresidente Donald Trump, dijo que aunque la inflación no se va a quedar en el 7%, le “sorprendería” que volviera a caer al 2% muy rápidamente.

El exvicepresidente de la Fed, Alan Blinder, dijo que todavía se cuenta como miembro del “Equipo Transitorio” en el debate sobre la inflación.

PUBLICIDAD

Pero Blinder, que trabajó en la Casa Blanca con Clinton y ahora enseña en la Universidad de Princeton, ha dicho que podría llevar algún tiempo que la “inflación de cuello de botella” se reduzca. Los responsables de la política de la Fed han tardado en reconocer las presiones de los precios en sus previsiones, ha añadido.

El aterrizaje suave que Powell y sus colegas del banco central están tratando de diseñar para la economía “requerirá que la Fed tenga tanto suerte como inteligencia”, dijo Hubbard en la conferencia.

Señalando las presiones inflacionistas derivadas del aumento de los alquileres y de los precios de la vivienda y del incremento de los salarios, el profesor de la Universidad de Columbia dudó de que las tres subidas de tipos de un cuarto de punto que los responsables de la política monetaria de la Fed han previsto para este año sean suficientes.

PUBLICIDAD