EE.UU.

Escasez de mano de obra presionará a empresas de EE.UU. mucho después del Covid

Se proyecta que la fuerza laboral crecerá en solo 6.5 millones de trabajadores para 2030, mucho menos que las décadas anteriores

Letrero de contratando
Por Craig Torres y Alex Tanzi
09 de enero, 2022 | 08:24 PM

Bloomberg — La agencia de empleo de Reggie Kaji recibió una solicitud extraña el año pasado: ¿Podría encontrar 200 trabajadores migrantes listos para tomar un autobús de Texas a Detroit, donde los alojarían en hoteles mientras trabajaban en una fábrica que construye puertas de automóviles para tres grandes fabricantes?

“Nunca había visto algo como esto”, dice Kaji, quien tuvo que decirle al posible cliente que no podía garantizar que encontraría personas calificadas para trabajar con ese tipo de maquinaria. “Un empleado con salarios bajos, con poca educación, puede cruzar una puerta y conseguir un trabajo”.

Es una historia clásica de merma de trabajadores de la pandemia. Los sucesivos informes de empleo de EE.UU. (el de diciembre debe presentarse el viernes) han mostrado una fuerza laboral reducida, con empleados potenciales que se mantienen al margen o se jubilan anticipadamente. Los jefes están desesperados por nuevas contrataciones para satisfacer la creciente demanda, aumentando los salarios y dando a los funcionarios de la Reserva Federal, que desconfían de la inflación, algo más para monitorear.

PUBLICIDAD

Lo que no se entiende tanto es que, en muchas industrias, la escasez de trabajadores persistirá probablemente durante años -o incluso décadas- después de la desaparición de Covid-19.

Falta de trabajadoresdfd

Se proyecta que la fuerza laboral crecerá en solo 6.5 millones de trabajadores para 2030, según la Oficina de Estadísticas Laborales. Eso es menos que los casi 10 millones que se agregaron durante los diez años que terminaron en 2019, y las cifras fueron aún mayores en décadas anteriores.

Una combinación de un crecimiento demográfico más lento dentro del país y menos migrantes que llegan del exterior, ambos agravados por la pandemia, pero también anteriores a ella, sugiere que en períodos de crecimiento económico fuerte o incluso constante, las empresas podrían tener problemas para encontrar personas para trabajos de nivel inicial.

PUBLICIDAD

‘Tenemos un problema’

“Llámelo crisis si lo desea, pero se ha estado construyendo”, dice William Emmons, economista de la Reserva Federal de St. Louis, “Tenemos un problema. ¿De dónde van a venir los trabajadores?

Junto con la caída de las tasas de natalidad y tasas de mortalidad más altas , tendencias que empeoraron después de la crisis financiera y nuevamente en la pandemia, “el nivel de inmigración probablemente será menor y más lento”, dice Emmons. “Esta válvula de seguridad que nos permitió continuar operando una economía basada en un suministro interminable de mano de obra de bajo costo y poco calificado probablemente no será viable”.

Datos demográficos similares en las economías desarrolladas han alimentado un debate sobre si décadas de baja inflación pueden revertirse, ya que menos trabajadores disfrutan de más poder de negociación y aumentan los salarios.

Las empresas obtuvieron una vista previa de la contracción laboral a fines de 2019 cuando la tasa de desempleo cayó al 3,5%. La encuesta regional de la Fed de noviembre de ese año informó una escasez de trabajadores que “abarcó la mayoría de las industrias y niveles de habilidad”.

Incluso algunas empresas gigantes capaces de ofrecer salarios más altos pueden ver límites inminentes.

“La base de la economía es el trabajo”, dijo Elon Musk en una entrevista en video con The Wall Street Journal el 6 de diciembre, explicando por qué Tesla Inc. está trabajando a fondo para desarrollar robots. “No hay suficiente gente. No puedo enfatizar esto lo suficiente“.

PUBLICIDAD

Déficit de visas

Junto con la atención médica y los servicios sociales, a medida que envejecen los baby boomers, el BLS (por sus siglas en inglés, Oficina de Estadísticas Laborales) dice que el ocio y la hospitalidad serán los empleadores de más rápido crecimiento en la próxima década.

Eso significa mucha más demanda de trabajadores como Xochitl Anguiano, una inmigrante mexicana que ahora es residente permanente legal y asistente de habitación de hotel en Las Vegas.

Pero los flujos netos de migración están cayendo, lo mismo que las tasas de natalidad nacionales. Hay un déficit pandémico de casi 1 millón de visas de trabajo. El anuncio del mes pasado por parte del Departamento de Seguridad Nacional de 20.000 permisos adicionales para trabajadores invitados estacionales temporales apenas afecta eso. Y la migración está estrictament vinculada con la política, lo que dificulta volver a abrir las puertas.

PUBLICIDAD
Déficit migratoriodfd

Además, la familia de Anguiano es un símbolo de cuántos de los hijos de inmigrantes están logrando niveles más altos de educación, lo que significa que es poco probable que ocupen los trabajos de sus padres.

Como miembro del Sindicato de Trabajadores de la Cocina Local 226, Anguiano disfrutó de beneficios, desde atención médica y pensión hasta asistencia legal con problemas de inmigración, que la ayudaron a concentrarse en la vida familiar y la educación de sus hijos.

PUBLICIDAD

Ahora, una de sus hijas tiene un título en biología de la Universidad de Nevada y planea tomar los exámenes de ingreso a la escuela de medicina en marzo, mientras que otra está terminando una licenciatura en administración de empresas en la misma universidad.

‘No funciona’

La desaceleración del crecimiento de la fuerza laboral significa que las empresas tendrán que reorientar su contratación para casi todas las profesiones, buscando candidatos de diferentes tipos de escuelas y antecedentes familiares a los que están acostumbrados.

Hay mucho trabajo por hacer en ese frente, dice Jacob Martínez, fundador de Digital NEST en California, que busca ayudar a las personas de áreas rurales a encontrar trabajo en tecnología e industrias similares.

PUBLICIDAD

“La verdad es que no están consiguiendo esos trabajos”, dice Martínez de sus estudiantes, muchos de los cuales son hispanos. Las grandes empresas de tecnología o incluso las locales no reclutan mucho de ciudades como Gilroy o Watsonville, California, más conocidas como capitales del ajo y la fresa, dice.

“No puedo llegar a los jefes de Google y Twitter”, dice Martínez. “Están trabajando con grandes universidades en busca de talento”.

Los grupos empresariales señalan la necesidad de más mano de obra de fuera del país para trabajar el tipo de trabajos que tiene Anguiano.

PUBLICIDAD

“Los hoteles siempre han sido un importante empleador de inmigrantes”, dice Curt Cashour, vicepresidente de relaciones con los medios de la Asociación Estadounidense de Hoteles y Alojamiento. “Nuestro sistema de inmigración actual no está funcionando”.

‘Menos gente’

Los mercados laborales ajustados pueden impulsar la productividad, ya que las empresas trabajan de manera más eficiente e invierten en mejores equipos y software. La restricción actual también ha traído ventajas para los trabajadores. Aquellos con solo un título de escuela secundaria disfrutaron de un crecimiento salarial más rápido que otros grupos el año pasado, según la Fed de Atlanta.

Crecimiento de salariodfd

Tales condiciones podrían prevalecer “por algún tiempo”, dice Nick Bunker, director de investigación de América del Norte para Indeed Hiring Lab. “Hay un crecimiento demográfico más lento, y simplemente vamos a tener menos personas en esos grupos de edad más joven”.

Todavía hay espacio para que las empresas atraigan a los trabajadores con mejores salarios y beneficios, incluso sin más migración. Las medidas generales de participación en la fuerza laboral entre las personas en edad de trabajar permanecen por debajo de los niveles prepandémicos. “Una fuerte demanda puede inducir a la oferta”, así lo expresa Bunker.

Lo que eso probablemente significaría en la práctica, como sucedió a fines de la última década, es que las antiguas barreras al trabajo, desde prejuicios raciales hasta antecedentes penales, se desvanezcan a medida que las empresas compiten por contratar personal.

Kaji, el jefe de la agencia de empleo, ha visto algunas de esas tendencias en acción, con la demanda de trabajadores de manufactura semi-calificados en alza.

En algunos casos, se renuncia a las pruebas de detección de drogas, al igual que a los registros de condenas. Los empleados contratados como temporales obtienen trabajos permanentes dentro de tres meses o menos, en lugar de hasta nueve.

“Si alguien no tenía un año de historial laboral, no le hablábamos”, dice Kaji. “Tuvimos que relajar nuestras restricciones a seis meses de historial laboral, luego a tres meses”. Incluso uno de los pocos requisitos restantes, un diploma de escuela secundaria, ya no se aplica en todos los ámbitos.

Le puede interesar:

Solicitudes subsidio por desempleo en EE.UU. caen inesperadamente

2022: El aumento salarial parcial en Panamá es visto como discriminación laboral

Escasez de mano de obra en EE.UU. es una oportunidad para México

Este artículo fue traducido por: Miriam Salazar

PUBLICIDAD