Negocios

Andrews, CEO de Genneia: ‘Es monstruoso el recurso natural argentino, lo único que falta es infraestructura’

El CEO de la principal generadora de energía renovable del país se entusiasma con el futuro del sector, pero reconoce que hay contratiempos que demoran el crecimiento.

El empresario cuenta con más de veinte años de experiencia en el sector energético.
11 de enero, 2022 | 07:29 AM

Buenos Aires — Genneia es la principal generadora de energía renovable del país, con parques de energía eólica y solar en cinco provincias argentinas. Desde 2016 en adelante llevaron a cabo una ambiciosa apuesta respaldada por una inversión de US$1.000 millones que concluyó en la construcción de 18 centros de generación, en un contexto de crisis económica y financiera en Argentina.

Superada esa etapa, que incluyó un proceso de refinanciación de deuda por más de US$500 millones, la empresa líder en el sector cerró el 2021 con otro anuncio de inversión, esta vez por US$60 millones, para la construcción de un parque de energía solar de 80 megavatios (MW) en Ullum, San Juan.

En la espalda de Bernardo Andrews, CEO de la compañía, pesan más de veinte años en el sector energético. Desde 2016 se integró a Genneia para formar parte de este plan de crecimiento que ya está dando resultados, con 866 MW en operaciones.

PUBLICIDAD

Andrews imagina un 2022 distinto, marcado por un crecimiento orgánico con disciplina financiera. No obstante, y en una entrevista exclusiva con Bloomberg Línea, el CEO señala que el principal límite del sector de energías renovables en Argentina no está relacionado a inseguridad jurídica o a la inestabilidad macroeconómica, sino a la infraestructura: “El sistema eléctrico argentino tiene cuellos de botella en casi todas las regiones del país, no hay más lugares dónde construir y dónde inyectar energía para que sea evacuada hacia los centros de consumo”.

VER MÁS: Inversiones sostenibles en Argentina: crece el interés por los bonos verdes

La siguiente conversación fue editada por motivos de extensión y claridad.

PUBLICIDAD

Bloomberg Línea: ¿Qué motivó la apuesta de Genneia en los últimos años?

Bernardo Andrews: Fue un momento en el que un montón de participantes entraron a converger en el mercado, había financiamiento, había un soporte geopolítico muy fuerte de instituciones de financiamiento multilateral, agencias de exportación europeas que soportaron ese crecimiento fuerte que tuvo la industria, y en el que Genneia fue pionera y líder.

¿Cuál fue el resultado?

Genneia avanzó entonces con 14 proyectos en construcción, que secuencialmente se fueron terminando, y que se concretaron en períodos de crisis en Argentina. Terminado ese hangover en términos financieros, y ese crecimiento fuerte de la compañía, se logró llegar a esta instancia en la cual se está despachando toda la energía para la cual nos endeudamos, y hoy tenés una empresa en régimen operando esa cantidad de MW y honrando los compromisos financieros asumidos.

¿Y en qué situación se encuentra hoy al anunciar esta nueva inversión?

Una compañía local, con ADN local, que pretende seguir manteniendo ese liderazgo, y que hoy retoma una senda de crecimiento con disciplina financiera. Tenemos vocación de crecimiento en un contexto en el que hay ímpetu institucional de crecimiento de mercado por parte de un comprador único, por ejemplo Cammesa, que tiene una instrucción del más alto nivel político para inyectar energía renovable en la matriz energética y que, tras ese empuje inicial que sacó al mercado argentino renovable de la inercia, vamos a un escenario de círculo virtuoso en el cual los grandes industriales tienen un mandato, espontáneo o de sus casas matrices, para tener un componente renovable en su consumo energético. No es solo nuestro crecimiento, también cómo nos empuja la demanda de energía renovable de nuestros clientes.

Un crecimiento en el cual ya no dependen tanto del paraguas de Cammesa.

Sí, con estos contratos industriales a mediano y largo plazo este sector va a crecer.

¿Qué contratiempos aparecen en esta nueva etapa de crecimiento?

Básicamente uno solo, el sistema eléctrico argentino tiene cuellos de botella en casi todas las regiones del país, no hay más lugares dónde construir y dónde inyectar energía para que sea evacuada hacia los centros de consumo. No solo competimos con algunos jugadores considerados pares, sino contra el hecho de que no hay crecimiento de la red eléctrica, de las líneas troncales de transmisión, y tenemos que encontrar los puntos de evacuación donde podamos garantizar a nuestros clientes que podemos producir y evacuar nuestra energía. Es el gran limitante, más que la macro o las capacidades de financiamiento.

Genneia es la principal generadora de energía renovable en el paísdfd

¿Y cómo impacta esa situación en los proyectos futuros de la empresa?

Para Genneia el 2021 fue nuestro año de consolidación, tenemos todos los proyectos andando, el EBITDA responde al proceso de inversión de 2016 hasta acá. Pretendemos seguir creciendo, pero será considerando con inteligencia cuáles son las limitaciones de infraestructura. Creer que vamos a inyectar 800 MW de energía nueva en un plazo de dos años va a ser muy difícil. Intentaremos lo que la lógica del sistema y lo que las pequeñas inversiones de infraestructura puedan hacer y en ese contexto ser los primeros y más eficientes para capturar esa posibilidad. El proyecto de Ullum representa eso.

PUBLICIDAD

¿Y lo ven posible?

No se puede luchar contra, valga la redundancia, molinos de viento. No podemos ignorar esa realidad. ¿Cómo se sigue creciendo? Hay otros lugares en los cuales la producción de energía será relevante a futuro, no necesariamente conectada al sistema. Puede ser también en el diálogo con electrointensivos, que será más relevante que en otros momentos. Hoy Genneia es una compañía productora de energía independiente, pero para seguir creciendo y dar respuestas de crecimiento hay que hacer cosas diferentes en lugares diferentes. Acompañar el crecimiento de electrointensivos que quieran que Genneia construya su energía renovable para proyectos específicos, es una alternativa posible.

Este año se alcanzaron registros altos de presencia de energías renovables en la matriz energética. ¿El sector está conforme o debería ser mayor?

Venimos de ser un nicho. De suplementar al sistema con energía que era costosa y que en muchos países requería tarifas diferenciales. Hoy somos competitivos contra cualquier tecnología de producción de energía que sea sustentable en el tiempo. La energía renovable es hoy extremadamente competitiva. No estamos conformes con ese porcentaje, pero hay que pensar de dónde venimos, de un número que era cero. Lo que se ha construido es mucho, pero lo que se comprometió y contrató a construir quedó trunco. Más de un tercio de la energía que se contrató de los PPA (Power Purchase Agreement) no se construyeron. Soy optimista, y con datos, en que la energía renovable es competitiva en sí misma. Hoy, insisto, la Secretaría de Energía está haciendo un esfuerzo muy inteligente desde lo regulatorio para tratar de resolver ese problema que quedó trunco, que es también de derecho administrativo complejo. Veo un trabajo muy fuerte para resolverlo pero los plazos de resolución se han transformado en muy extensos. Si se logran liberar esos nodos donde esos PPAs se comprometieron a construir, tendrías miles de MW disponibles para que otras empresas puedan construir esa energía renovable.

Desde la empresa sostienen que el principal límite que enfrentan en Argentina está relacionado a la infraestructura.dfd

¿Cómo ve la transición energética en un país que aún apuesta a los combustibles fósiles?

He trabajado muchísimos años con la idea de producir energía renovable y nunca me ha pasado como ahora que nuestra industria compite con cualquier otra alternativa térmica, inclusive el gas natural, que por su potencial podría ser un combustible de transición. Es monstruoso el recurso natural argentino, lo único que falta es infraestructura, la vocación de invertir está. Argentina tiene un recurso renovable, solar y eólico impresionante.

PUBLICIDAD

Uno de los cuestionamientos respecto a invertir en Argentina están relacionados a la inestabilidad jurídica y macroeconómica. ¿Cómo lo ven desde Genneia?

Hay casos de círculos virtuosos en el país y hay que aprender a valorarlos. Un ejemplo es el que nos ocurre en San Juan, a la que vemos como nuestro próximo foco de crecimiento porque hay comportamiento responsable y visión a largo plazo. Hay buenos ejemplos. Si eso se mantiene habrá jugadores para invertir, y ya no importa tanto la macro y que tan difícil es financiarlo.

Genneia emitió este año tres bonos sustentables, ¿cuál es la apuesta en ese sentido y cuál fue el resultado?

Somos una empresa que tiene una vocación sustentable y genuina, y que puede ser responsable de convertir a otros en sustentables. Nuestro equipo refinanció uno de los compromisos de vencimientos de deuda más grande que tenía el sector corporativo en Argentina. Hemos respondido con el refinanciamiento más exitoso de la historia corporativa, con más del 80% de participación, y nuestros inversores tuvieron la posibilidad de tener como intercambio un bono verde, que ellos lo valoran muchísimo, porque saben que una vez que se disipe un poco el ruido de la macro, la energía renovable en argentina va a ser muy bien valorada.

PUBLICIDAD

¿Después de la fuerte inversión de estos últimos años, qué perfil financiero proyectan para el 2022, lo imaginan agresivo?

Agresivo no va a ser un lenguaje apropiado en términos de nuestro compromiso de disciplina financiera. En términos prácticos Genneia tiene capacidad de crecer a medida que se va desapalancado. Si uno ve los bonos verdes, Genneia va a desapalancarse unos US$100 millones al año, los próximos tres, cuatro años. Tiene capacidad de, a la misma calidad crediticia, de tomar financiamiento para continuar una senda de crecimiento, que para nada se compara con el esfuerzo de US$1.000 millones de inversión de los cuatro años anteriores, somos realistas. La oportunidad la vamos a tomar con un crecimiento orgánico, vamos a estar en el mercado, pero será en un marco de disciplina.

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD