Ganadería colombiana deberá sortear el contrabando desde Venezuela en 2022

Los riesgos sanitarios amenazan el negocio. La demanda global de carne de res sigue al alza y las exportaciones colombianas son protagonistas con precios altos

Vacas lecheras en corral
Por Daniel Guerrero
11 de enero, 2022 | 12:07 PM

Bogotá — La ganadería colombiana es uno de los sectores que mejores resultados viene teniendo. La demanda global, y los altos precios, tienen a los ganaderos locales disfrutando de su cuarto de hora.

Un reciente informe del sector, elaborado por el equipo de Investigaciones Económicas de Bancolombia, plantea que el contrabando de ganado es uno de los grandes desafíos para el sector durante este año.

Dice el análisis que mientras Venezuela es un riesgo para el sector ganadero, Rusia es una gran oportunidad. Agrega que con una demanda global creciente de carne de res, con exportaciones colombianas al alza y unos precios para el ganadero que superan cualquier proyección, el contrabando de ganado desde Venezuela se vuelve un factor clave de riesgo a controlar, dado el posible impacto en contagio de fiebre aftosa y su efecto en el cierre de los mercados.

PUBLICIDAD

Así mismo, los expertos de Bancolombia concluyen que si se analizan las cifras de ventas al exterior de carne refrigerada y congelada, durante 2021 Rusia se ha convertido en el principal destino de exportación; el segundo, si se incluye el envío de ganado en pie.

VER MÁS: Comer carne: por sus precios fue un manjar para los colombianos en 2021

Según el informe, las exportaciones globales de carne de res se recuperan, y al mismo tiempo repunta la demanda. 2021 fue un año con problemas para el comercio global en general; la variante ómicron generó cierres de puertos importantes, lo que, sumado a la baja oferta de contendores, llevó a desestabilizar la oferta mundial de carne.

PUBLICIDAD

No obstante, añade que con la recuperación paulatina del comercio global a mediados del segundo semestre, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos reportó un crecimiento de las exportaciones mundiales de carne del 20% para el acumulado entre enero y octubre de 2021, comparado con el mismo periodo del año anterior. De otro lado, desde la demanda, diferentes medios reportan un fuerte incremento en las importaciones de carne de res por parte de China, con compras crecientes de carne deshuesada a EE. UU. y Brasil, lo que ofrece una buena perspectiva para el mercado global durante el año 2022.

Dice también Bancolombia que, el sacrificio bovino crece durante 2021 impulsado por las exportaciones de carne y, al mismo tiempo, los precios locales se mantienen al alza. El sacrificio bovino entre enero y octubre de 2021 creció un 2,5%, comparado con el mismo periodo de 2020, impulsado principalmente por un incremento en las exportaciones de carne refrigerada y congelada (125%), lo que compensó la caída en el sacrificio de hembras (-2,2%) y el bajo crecimiento del sacrificio de machos (0,5%).

De otro lado, añade que si se analiza el precio promedio del ganado en pie y en canal de octubre de 2021, comparado con octubre de 2020, se observa un aumento del 38% y 36%, respectivamente, explicado en parte por mayores exportaciones, pero también por el aumento de la demanda local y el encarecimiento de sustitutos como la carne de cerdo y el pollo.

Finalmente, en el informe se cuestionan si el sacrificio de hembras en las regiones exportadoras plantea un reto para la sostenibilidad a futuro de las exportaciones de ganado.

VER MÁS: ¿Cuánta carne importada se consume en Colombia y cuál es el líder exportador?

Explican que del total de las exportaciones ganaderas entre enero y octubre de 2021, Córdoba aportó el 50%, lo que hizo que en este departamento cambiara la relación de sacrificio macho/hembra. Por esto, entre enero y octubre, en este departamento se redujo el sacrifico de machos para consumo interno en un 46%, comparado con el mismo periodo de 2020, mientras el sacrificio de hembras se incrementó casi 22%.

PUBLICIDAD

Añade el equipo de investigaciones económicas que estas cifras permiten inferir que en las zonas exportadoras el sector se viene comportando de manera diferente al resto del país: mientras que en las otras regiones viene aumentando la retención de vientres por el buen precio interno de la carne, en departamentos como Córdoba se han visto en la necesidad de sacrificar hembras para poder abastecer el consumo local.

Sostiene Bancolombia que de mantenerse esta tendencia, la pregunta que surge es si podrá reponerse el inventario de hembras en las regiones exportadoras para mantener el ritmo actual de crecimiento en ventas al exterior. El incremento de las exportaciones ganaderas plantea una amenaza y una oportunidad para los frigoríficos en los departamentos exportadores.

VER MÁS: Carné de vacunación será obligatorio para ir a bares y restaurantes en Colombia

PUBLICIDAD

Dice que el incremento de las exportaciones de animales en pie genera un reto para las plantas de beneficio ubicadas en departamentos exportadores, cuyos ingresos dependan del número de cabezas sacrificadas. Esta situación se suma a las dificultades en la región Caribe, en donde se reporta el cierre de algunas plantas de beneficio por parte del Invima en algunos municipios, y un incremento del sacrificio informal, el cual se ve incentivado por el mayor costo de transporte de animales a plantas certificadas en otras zonas de la región.

Desde otro punto de vista, el aumento en las exportaciones de carne refrigerada y congelada (+125%) representa una oportunidad de mayores ingresos para los frigoríficos de las zonas exportadoras o cercanos a los puertos en el Caribe, para lo cual seguramente deberán realizar inversiones para certificarse y adaptarse a las exigencias del mercado de destino.

PUBLICIDAD