Economía

Inflación anual de EE.UU. fue de 7% en 2021, la cifra más alta desde 1982

La cifra intermensual en diciembre fue de 0,5%, por encima de las proyecciones

europa
Por Reade Pickert
12 de enero, 2022 | 08:36 am
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Los precios al consumidor en EE.UU. se dispararon el año pasado al máximo en casi cuatro décadas, lo que ilustra una inflación al rojo vivo que prepara el terreno para el inicio de las subidas de las tasas de interés de la Reserva Federal tan pronto como en marzo.

El índice de precios al consumo subió un 7% en 2021, según los datos del Departamento de Trabajo publicados el miércoles. El indicador de inflación, ampliamente seguido, subió un 0,5% respecto a noviembre, superando las previsiones.

PUBLICIDAD

La mediana de las previsiones de una encuesta de Bloomberg entre economistas preveía un aumento anual del 7% y un avance del 0,4% en la medición mensual.

La inflación anual de EE.UU. fue la más alta en casi 40 añosdfd

Excluyendo los componentes volátiles como los alimentos y la energía, los llamados precios básicos subieron un 0,6% respecto al mes anterior y un 5,5% respecto al año anterior.

PUBLICIDAD

El aumento del IPC se explicó principalmente por la subida de los precios de la vivienda y de los vehículos usados. El costo de los alimentos también contribuyó. Los precios de la energía, que fueron un motor clave de la inflación durante la mayor parte de 2021, cayeron el mes pasado.

Los datos refuerzan las expectativas de que la Reserva Federal comience a subir las tasas de interés en marzo, lo que supone un fuerte ajuste de la política monetaria con respecto al calendario previsto hace unos meses. La elevada inflación ha resultado ser más persistente y generalizada de lo que preveía el banco central, en medio de una demanda de bienes sin precedentes y de limitaciones de capacidad relacionadas con la oferta de mano de obra y materiales.

Mientras tanto, la tasa de desempleo ha caído por debajo del 4%. En este contexto, algunos responsables de la política monetaria de la Reserva Federal han dicho que podría ser conveniente empezar a reducir el balance del banco central poco después de subir las tasas.

Reacción del mercado

Las expectativas del mercado sobre el endurecimiento de la política monetaria de la Fed previsto para marzo y para 2022 en su conjunto se mantuvieron sin grandes cambios tras el informe. Los rendimientos de los bonos del Tesoro a 10 años fluctuaron, mientras que los futuros del S&P 500 mantuvieron las ganancias y el dólar amplió su caída en el día.

PUBLICIDAD

El índice energético bajó un 0,4% con respecto a noviembre, el primer descenso mensual desde abril por la caída de los precios de la gasolina. La inflación de los alimentos subió un 0,5%, una ligera desaceleración respecto al mes anterior debido a la caída de los costes de las carnes.

“Lo que tenemos ahora es un desajuste entre la demanda y la oferta. Tenemos una demanda muy fuerte en áreas en las que la oferta es limitada, especialmente en torno a los bienes y en torno a cosas como los coches”, dijo el martes el presidente de la Fed, Jerome Powell, ante la Comisión Bancaria del Senado.

PUBLICIDAD

Los costos de la vivienda -que se consideran un componente más estructural del IPC y representan aproximadamente un tercio del índice general- subieron un 0,4% respecto al mes anterior. Otros indicadores de los precios de la vivienda y los alquileres han aumentado el año pasado, lo que probablemente presagia una fuerte aceleración de los indicadores de la vivienda este año y ofrece un viento de cola duradero a la inflación.

--Con la ayuda de Kristy Scheuble, Olivia Rockeman y Cécile Daurat.

PUBLICIDAD

Le puede interesar:

Powell esboza estrategia para que la Fed frene la inflación sin dañar la economía

PUBLICIDAD

Inflación de Colombia 2022: ¿Por qué habrá un pico iniciando el año?

2 analistas que acertaron cómo cerró la inflación en México estiman la trayectoria para 2022

PUBLICIDAD