El logotipo de bitcoin, en el lado de un cajero automático de bitcoin el 10 de noviembre de 2021 en Los Ángeles, California.
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg Opinión — Uno de más grandes argumentos entre los partidarios de las criptomonedas es que permiten a las personas dejar los sistemas bancarios tradicionales. Ahora los bancos esperan convencerlos de lo contrario.

A medida que los reguladores de EE.UU. observan más de cerca el mundo cripto, es probable que los bancos estadounidenses pronto sigan a sus grandes contrapartes extranjeras al ofrecer a los clientes minoristas la capacidad de operar con y almacenar monedas digitales. Pero, ¿por qué alguien elegiría invertir a través de un banco en lugar de una de las grandes plataformas cripto, como Coinbase? No puedo encontrar muchas razones.

PUBLICIDAD

Descubrir el mejor lugar para comprar y vender criptomonedas se reducirá a lo que es más importante para el inversionistas. Si tener algún tipo de red de seguridad para ayudar a lidiar con problemas inesperados es una prioridad principal, invertir a través de un banco de buena fe puede ser la mejor ruta. Sin embargo, en base a la mayoría de los otros criterios, es difícil ver dónde los bancos ofrecen alguna ventaja.

En este momento, los principales bancos de EE.UU. solo ofrecen servicios de criptomonedas a los clientes institucionales y de alto patrimonio, pero eso podría cambiar pronto. Se espera que los reguladores brinden más claridad este año sobre qué tipos de actividades relacionadas al ecosistema cripto serán aceptables. A pesar de la volatilidad de bitcoin y la mala racha actual, es razonable pensar que, con reglas más claras, los bancos intervendrán de manera más agresiva.

Por su parte, los consumidores parecen estar preparados. Una encuesta realizada en diciembre de 2020 por Cornerstone Advisors mostró que el 60% de los titulares de criptodivisas definitivamente utilizarían su banco si les ofreciera la oportunidad de invertir en activos digitales, y otro 32% dijo que podría hacerlo. Sólo el 4% dijo que no se cambiaría del exchange que utiliza.

PUBLICIDAD

Las señales de los reguladores, junto con los precedentes legales, indican que las criptodivisas probablemente serían tratadas como valores (no como depósitos en efectivo) desde el punto de vista de la protección del consumidor. Esto significa que la compra de una moneda virtual a través de un banco sería similar a la compra de una acción a través de la sección de inversiones de un banco.

Por lo tanto, probablemente no esté cubierto por ningún tipo de seguro después de las pérdidas del mercado. Pero si hubo fraude o un error por parte del banco (por ejemplo, un débito erróneo) las regulaciones bancarias y de valores vigentes ayudarían a compensar a los clientes. Actualmente las plataformas de criptomonedas no está sujeta a esos mismos estándares. El protocolo para algunos de los exchanges más grandes generalmente ha sido proporcionar reembolsos cuando hay cortes o interrupciones en todo el sistema, pero ha habido muchas excepciones.

Para los cripto inversionistas novatos, los bancos pueden ser una forma más cómoda de comenzar debido a su familiaridad. Los que lo proponen promocionan la facilidad de abrir una cuenta a través del banco al que acude un cliente, pero esa parece ser una razón menos convincente. Tomarse 15 minutos para cargar una imagen de una licencia de conducir y completar cierta información básica, que es todo lo que requieren la mayoría de las plataformas cripto, no es tan arduo. Y el supuesto beneficio de tener una billetera digital conectada a una aplicación de banca móvil para que un usuario pueda tener todas las cuentas bajo un mismo techo podría ser útil, pero en realidad no es primordial.

PUBLICIDAD

En lo que respecta a la seguridad, hay una mezcla de ambas cosas. Los bancos pueden tener más experiencia en la provisión de salvaguardias para las cuentas, como la autenticación multifactorial, pero los exchanges tendrían más experiencia específica cuando se trata de criptomonedas.

Para los más preocupados por los costos, los bancos también se quedan cortos en este aspecto. Es difícil imaginar que un gran banco pueda cobrar comisiones de transacción más bajas que una plataforma, en la que los gastos de negociación oscilan entre el 0,1% y el 1,5%. Para justificar la entrada en este espacio y los costes adicionales que conlleva, los bancos tendrán que cobrar más, especialmente en los primeros días, dice Gabriel Hidalgo, que asesora a empresas de servicios financieros sobre criptodivisas.

A medida que los bancos den pasos tímidos hacia el mundo de las criptodivisas, yo esperaría que sólo ofrecieran unos pocos tipos de monedas diferentes (probablemente las más establecidas) y que restringieran potencialmente el movimiento entre carteras. Esto podría desanimar a los operadores más sofisticados.

PUBLICIDAD

Recuerde que el objetivo de bitcoin y otras monedas virtuales es eludir a los bancos. Los registros de transacciones de los bancos son innecesarios cuando existe una blockchain. Y su papel como intermediarios se vuelve obsoleto cuando hay comercio directo entre compradores y vendedores. Sí, cuando hay un problema, el gobierno requiere que los bancos intervengan para proteger su inversión, y ese puede ser el servicio más esencial de todos para algunos. Pero si eres tan reacio al riesgo, ¿por qué estás comprando criptomonedas en primer lugar?

Esta nota no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Bloomberg LP y sus propietarios.

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.