Economía

Demanda de gasolina y diésel en México dejará atrás la pandemia

Los pronósticos favorecen al mercado de combustibles en México pero están sujetos a posibles impactos

Poniendo gasolina
19 de enero, 2022 | 09:16 AM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Ciudad de México — México volverá a registrar una demanda de combustibles en los niveles previos a la pandemia de Covid-19 durante 2022 por la mejora económica que acompañó a las vacunas.

La demanda de diésel, gasolina y turbosina crecerá 10, 14 y 20% respectivamente este año comparada con 2021, de acuerdo con estimaciones de la consultora energética Wood Mackenzie.

Estos pronósticos van a depender de que México no regrese a los confinamientos con nuevas variantes que perjudiquen la demanda, además de la inflación, mayores impuestos a combustibles y el crecimiento de la actividad industrial en el caso de la demanda de diésel, comentó la analista de la firma energética, Karina López.

PUBLICIDAD

La emergencia sanitaria por Covid-19 destruyó la demanda de combustibles a nivel internacional por los confinamientos, frenos a la movilidad aérea y México no fue la excepción.

Los empresarios gasolineros que aglutina la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) indicaron que la demanda de gasolina cayó 60% durante los meses de confinamiento en el país en 2020.

Para Felipe Pérez de la firma de precios energéticos IHS Markit, la recuperación de la demanda es mejor a la esperada respecto al principio de la pandemia en el caso de la gasolina y el diésel.

PUBLICIDAD

“Para la mitad del año que viene estaríamos muy cerca de niveles de demanda anteriores a la pandemia”.

El combustible más beneficiado este año será la turbosina ante la llegada de vacunas, refuerzos que detonarán el crecimiento turístico del país.

Pérez estimó que la demanda de turbosina se ubique en 80.000 barriles diarios, 3.000 unidades por debajo de lo observado en 2019 debido a que la pandemia modificó patrones en la forma de viajar como las reuniones de negocios o las vacacione

“Hay pequeños cambios, para México dependerá de cómo la economía crecerá en los próximos años y asociando con el poder de compra de las personas. Todo eso afecta la demanda de combustibles pero la visión es mejor de lo que se esperaba”, comentó

El gran perdedor será el combustóleo cuya demanda estaba cayendo desde 2019 para ubicarse en el orden de 75.000 unidades diarias.

En 2022 los analistas prevén que se ubique cerca de los 70.000 barriles a pesar del buen momento que vivieron las exportaciones al cierre del año pasado ante la escasez de crudo pesado en Estados Unidos por la indisponibilidad de Canadá y el bloqueo al crudo de Venezuela.

PUBLICIDAD