Europa

Acusan al equipo de Boris Johnson de chantajear parlamentarios rebeldes

William Wragg dijo que asesores del primer ministro incurrieron en distintas acciones para evitar un desafio a su liderazgo en el marco del “Partygate”

El primer ministro británico, Boris Johnson
Por Kitty Donaldson y Emily Ashton
20 de enero, 2022 | 06:33 AM

Bloomberg — Un prominente parlamentario conservador del Reino Unido acusó a asesores de Boris Johnson de “intimidación” y “chantaje” en su intento de evitar un desafío al liderazgo del primer ministro, e instó a los miembros del Parlamento a denunciar el asunto a la policía.

“La intimidación de un miembro del Parlamento es un asunto grave”, dijo William Wragg, que preside la influyente Comisión de Administración Pública y Asuntos Constitucionales del Parlamento, en una audiencia celebrada el jueves. “Los informes de los que tengo conocimiento parecen constituir un chantaje”.

Johnson está luchando por su supervivencia debido a las acusaciones de que él y su equipo celebraron fiestas en su despacho de Downing Street, las cuales rompieron las normas sanitarias de la pandemia diseñadas e impuestas por el mismo gobierno. El apoyo a los conservadores, actualmente en el poder, ha caído en picado.

PUBLICIDAD

Aunque Johnson parecía haber superado la amenaza inmediata tras su comparecencia en el Parlamento el miércoles, la intervención de Wragg -que ya le había pedido la dimisión- demuestra que el peligro no ha pasado.

“En los últimos días, varios diputados se han enfrentado a presiones e intimidaciones por parte de miembros del gobierno debido a su deseo declarado o supuesto de un voto de confianza hacia el liderazgo del partido del primer ministro”, dijo Wragg. También acusó a los llamados whips de amenazar con retirar la financiación de los contribuyentes a las zonas representadas por los diputados rebeldes.

Wragg habló después de que los whips conservadores -los legisladores responsables de mantener la disciplina del partido- actuaran el martes contra los parlamentarios rebeldes. Según un parlamentario familiarizado con el asunto, hicieron circular los nombres de los legisladores que consideraban los cabecillas en un intento de aislarlos.

PUBLICIDAD

Johnson se enfrentaría a una votación de confianza sobre su liderazgo si 54 diputados tories, o el 15% del total de la Cámara de los Comunes, presentan cartas a un comité clave pidiendo su dimisión. Sólo unos pocos han dicho que lo han hecho, aunque el número real de cartas presentadas es un secreto muy bien guardado y los jefes de bancada están bajo presión para garantizar que no se supere el umbral.

Wragg dijo la semana pasada que ya era hora de que Johnson dimitiera tras las revelaciones sobre las fiestas en Downing Street durante el confinamiento.

“Ya es bastante difícil para los colegas”, dijo a la radio de la BBC. “Están cansados, están francamente agotados de defender lo que es invariablemente indefendible”.

Le puede interesar:

Golpe para Boris Johnson: parlamentario conservador se pasa a los laboristas

Ex ayudante de Boris Johnson lo acusa de mentir al Parlamento británico

Oficina de Boris Johnson se disculpa con la Reina por fiestas de Downing Street

PUBLICIDAD