Finanzas personales
Tiempo de lectura: 8 minutos

Bloomberg — Esta es una de las series de entrevistas realizadas por los columnistas de Bloomberg Opinion sobre cómo resolver los retos políticos más acuciantes del mundo. Ha sido editada por razones de longitud y claridad.

Alexis Leondis : Es ilustrador, músico y fundador de una firma financiera, The Hell Yeah Group, que ayuda a las personas creativas con sus finanzas personales y comerciales. Anteriormente en su carrera, trabajó en un banco importante como agente de cobro y también en una firma de planificación financiera más tradicional. En su nuevo libro “Finanzas para la gente”: cómo controlar sus finanzas” (Finance for the People: Getting a Grip on Your Finances en inglés), toma esas experiencias de estar “adentro” para ayudar a aquellos que se han sentido ignorados o desatendidos en lo que respecta a la administración del dinero. ¿Cuál es el mensaje más importante para esos lectores?

PUBLICIDAD

Paco de León, fundador de The Hell Yeah Group y autor de “Finanzas para el pueblo”: Este mundo es para ellos. Y yo soy un testimonio de ello. He estado dentro y aún así me he sentido como si estuviera fuera. La razón es que no sentía que hubiera alguien que me diera la bienvenida. Y yo voy a ser esa persona para todos los que quieran acompañarme.

Si tuviera que resumirlo en un tema, sería no temer a sus finanzas y no tener miedo de alzar la voz y hablar al respecto. Existe esta [idea] cultural de que es inapropiado hablar de dinero. Está mal visto en algunos lugares de trabajo hablar sobre tu salario con tus empleados, lo cual para mí es muy retorcido, ¡porque estás literalmente en el trabajo para ganar el dinero! Y entonces, estás caminando sin decir el motivo por el que estás allí. Este libro y todo el trabajo que hago se trata realmente de abrir una conversación más amplia sobre el dinero. Porque creo que una vez que nos sintamos más cómodos hablando de dinero, la gente empezará a enfrentarse a sus finanzas.

AL: ¿Cómo cree que su enfoque de las finanzas personales es diferente de otros libros que se centran en el tema?

PUBLICIDAD

PDL: El libro tiene entre 50 y 75 ilustraciones originales que dibujé. El objetivo de esas ilustraciones es llegar a las personas que pueden mirar un libro sobre dinero y ver bloques de texto y sentirse intimidados. A veces, mirar una imagen de una galleta o una pila de panqueques te ayuda a comprender algo que se siente extraño. Cosas como validez y valor son abstractas; las ilustraciones las hacen concretas.

Además, es una zona bastante libre de juicios para las personas que miran su plan de gastos o piensan en sus “errores” financieros pasados. El juicio ha sido un pilar en la industria de las finanzas personales: es la actitud de: “Simplemente deja de comprar esos cafés con leche”.

AL: ¿Cómo debemos ver las “reglas generales” de finanzas personales que se han citado durante años: no gaste más del 30% de sus ingresos en vivienda; retirar el 4% en la jubilación (ahora 3%), etc. ¿Siguen siendo válidos hoy o tenemos que olvidarlos por completo?

PUBLICIDAD

PDL: Son excelentes puntos de partida. Hay ciertas piezas de sabiduría en el mundo de finanzas personales que siempre serán ciertas. Por ejemplo, uno siempre debe gastar menos de lo que gana. Sin embargo, se vuelve desafiante, particularmente cuando te gradúas de la universidad y entras a la fuerza laboral. Ahí es cuando las finanzas personales se vuelven personales. Creo que es genial entender la mentalidad detrás de las reglas y el razonamiento detrás de ellas. Entonces podemos manipular esas reglas y tomar nuestras propias decisiones.

AL: Gran parte de nuestro mundo financiero parece depender de trabajar para un empleador, desde obtener una hipoteca hasta un seguro médico. El acceso no es tan fácil cuando trabajas por cuenta propia. A medida que más y más personas comienzan a trabajar por su cuenta, ¿qué necesitan saber?

PDL: Cuando te estás metiendo en el camino menos tradicional, tienes que concentrarte y entender todos los mecanismos detrás de tus finanzas personales. Si te enfocas en poner en orden tus finanzas personales, eso solo puede ayudarte con la forma en que administras tu práctica independiente, cómo estableces el precio, cómo administras la facturación, cómo negocias con los clientes. Todo eso está superpuesto e interconectado.

PUBLICIDAD

AL: Hablas mucho en el libro sobre cómo todos somos raros con el dinero y el papel que juegan las emociones en la toma de decisiones financieras. ¿Por qué es tan importante pensar y trabajar con esas asociaciones y sentimientos subyacentes cuando se trata de asuntos financieros?

PDL: Lo que he observado a lo largo de los años es que la información está disponible: todos saben que no deberían gastar más de lo que ganan; todos saben que deberían estar ahorrando. Pero la gente no actúa en su mejor interés. Vi esto con personas que ganaban US$1 millón al año y con personas que ganaban US$30.000 al año.

Hay muchas cosas relacionadas con el dinero en lo que nos ha sucedido mientras crecíamos. Durante todo el día nos contamos una historia en nuestra mente y constantemente tenemos esta cinta sonando en nuestra mente. Y suena raro y difícil de creer, pero esas historias dan forma a la manera en que vemos el mundo. Es importante que entendamos cómo esas narrativas han dado forma a nuestra realidad actual. Si lo piensas bien, nuestro pasado es como una mano que se extiende a través del espacio y el tiempo, y está impactando nuestras acciones hoy. Y es importante reconocer que, dado que los seres humanos somos criaturas emocionales, tomamos decisiones en función de las emociones. Y tratamos de racionalizar esas decisiones más tarde.

PUBLICIDAD

Tenemos que entender lo que nos está provocando y hacer todo lo que esté a nuestro alcance para manejar esas emociones para no ser impulsivos y ser aún más locos con el dinero.

AL: Destaca la disparidad de ingresos que enfrentó en su carrera, donde tuvo la revelación de que ganaba 13 centavos por cada dólar que ganaba su jefe y cómo las ganancias son un componente subestimado de la ecuación financiera. ¿Cuál es su consejo para aquellos que sienten, o incluso saben, que están mal pagados?

PDL: Los trabajadores de hoy tienen mucha influencia, más influencia de la que he visto en mi vida laboral adulta hasta ahora. Y deberían usarlo a su favor. Comprenda que los buenos empleados son difíciles de encontrar en este momento y que si puede agregar valor a la organización de alguien, entonces tiene el poder y la influencia.

PUBLICIDAD

Una falla fatal en mi vida laboral hasta el momento fue que no aprendí sobre negociación. Lo observé desde el margen. Cometí muchos errores desde el principio. Tómesne su tiempo para explorar cómo negociar. Hay muchos recursos en línea.

AL: ¿Cuáles son sus puntos de vista sobre la inversión en criptomonedas? ¿Lo ve prometedor o peligroso?

PDL: Lo veo como un activo alternativo. Tengo algo de cripto. Y mi razón, supongo, para invertir en criptomonedas es que quiero tener un “seguro insensato”, es decir, si sube, no quiero parecerme a la persona de finanzas que simplemente no compró nada. No tengo idea de cuál será el futuro de la tecnología. No tengo idea de por qué querríamos estar en el metaverso por tanto tiempo. Pero [con cripto], voy a participar y voy a administrar mi riesgo.

PUBLICIDAD

Diré que lo fascinante y emocionante de las criptomonedas es que arroja luz sobre el hecho de que el dinero es una ilusión. Es un sistema de creencias sociales compartido que esta cosa es valiosa. Y esa es exactamente la misma razón por la que cualquier moneda, cualquier ficha es valiosa: porque una comunidad de personas cree en ella.

AL: A algunos jóvenes les puede preocupar que, al participar en el sistema financiero actual y seguir sus reglas, perpetúen efectivamente sus desigualdades. ¿Qué les diría?

PDL: Si quiere ser un opositor de conciencia de la economía moderna, hágalo. Hay muchas opciones en las que puedes participar en la vida comunitaria o incluso intentar sobrevivir sin dinero.

Obtener ganancias en el mercado de valores se basa en la explotación. Es extractivo. Solo ganas dinero porque los trabajadores crean el valor. Luego se extrae el valor y se entrega al accionista y así es como se construye la riqueza. Entonces, la forma en que reconcilias eso es que te sientas allí y piensas en ello. Y te sientas con esos sentimientos negativos y tienes que encontrar una manera de estar en el mundo.

Entonces, piensa en cómo puedes retribuir. ¿Qué puedes hacer para compensar lo que estás haciendo? Y de lo que hablo en el libro es que si quieres crear un cambio social, es posible crear organizaciones y comunidades donde el beneficio sea para la comunidad y no para el accionista.

El sistema actual en el que estamos ahora recompensa la riqueza. También requiere dinero, que también es un representante del poder para crear este cambio. Así que mi consejo para ti es conseguir el dinero y hacer el cambio. Puedes ampliar tus valores y puedes crear lo que quieres ver en el mundo.

AL : ¿Cuál es el cambio de política que cree que haría más para promover una mayor seguridad financiera para los trabajadores independientes y por cuenta propia?

PDL : Me encantaría ver una renta básica universal. Permitiría a la gente explorar. Permitiría a la gente descubrir cuál es su don. Cuando perdí mi último trabajo antes de empezar a trabajar por mi cuenta, estuve con seguro de desempleo durante 99 semanas o algo así. Y ese fue mi UBI (por sus siglas en inglés, renta básica universal) para resolver esto, para comenzar mi negocio, para sentarme y entender para qué diablos estoy aquí: para hablar con la gente sobre mis filosofías y enseñarles sobre el dinero.

Esta nota no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Bloomberg LP y sus propietarios.

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar