Asia

China evalúa desmantelar Evergrande para frenar crisis inmobiliaria

La propuesta de reestructuración, presentada a Pekín por funcionarios de Guangdong, requiere que el desarrollador inmobiliario venda la mayoría de sus activos

Evergrande
Por Bloomberg News
27 de enero, 2022 | 08:11 AM

Bloomberg — Las autoridades chinas están evaluando una propuesta para desmantelar el grupo chino Evergrande mediante la venta de la mayor parte de sus activos, según personas familiarizadas con el tema.

La propuesta de reestructuración, presentada a Pekín por funcionarios de Guangdong, la provincia de origen de Evergrande, requiere que el desarrollador inmobiliario venda la mayoría de sus activos, excepto sus unidades de administración de propiedades y de vehículos eléctricos, que cotizan por separado, dijeron las personas, que pidieron no ser identificadas por tratarse de un asunto privado.

Un grupo liderado por China Cinda Asset Management Co., un administrador estatal de deudas incobrables y principal acreedor de Evergrande, se haría cargo de los activos inmobiliarios no vendidos, dijeron las personas.

PUBLICIDAD

Si el plan es aprobado por altos funcionarios de Pekín, marcaría el mayor paso dado hasta ahora por el Gobierno de Xi Jinping para evitar que un colapso desordenado del desarrollador inmobiliario más endeudado del mundo perturbe los mercados financieros y la economía de China antes de la transición de la cúpula del Partido Comunista a finales de este año.

Los ingresos por la venta de activos se utilizarían para pagar a los acreedores, aunque no está claro hasta qué punto los bancos y los tenedores de bonos se verían obligados a aceptar recortes en sus reclamaciones. Los principales reguladores chinos han dicho en repetidas ocasiones en declaraciones públicas que los riesgos de la deuda de Evergrande y otras empresas inmobiliarias en dificultades deben ser tratados de una “manera orientada al mercado.”

Las empresas de administración de propiedades y de vehículos eléctricos de Evergrande, con un valor de mercado combinado de casi US$9.000 millones, inicialmente se mantendrían intactas según la propuesta, pero podrían venderse en una fecha posterior, dijeron las personas. Se crearía una cuenta de custodia para estos activos con el fin de ofrecer cierta protección a los inversionistas en el extranjero, señaló una de las fuentes citadas.

PUBLICIDAD

Si Pekín aprueba el plan, se pondría en marcha el desmantelamiento del endeudado desarrollador que inició hace 25 años su multimillonario presidente Hui Ka Yan. También es probable que se desencadene una larga batalla sobre quién recibe el pago de lo que queda.

Los inversionistas analizarán de cerca el tamaño de los recortes que finalmente asumirán los acreedores en busca de pistas sobre cómo Xi planea equilibrar los objetivos, a veces opuestos, de reducir el riesgo moral en el sistema financiero de China y mantener la estabilidad económica. El líder chino, quien se espera que obtenga un tercer mandato sin precedentes este año —y que podría prolongarse aún más—, también ha tratado de poner un freno a la clase multimillonaria como parte de su campaña de “prosperidad común” para reducir la enorme brecha de riqueza.

Aunque Xi ha sorprendido a muchos inversionistas con su compromiso de frenar los excesos financieros en el sector inmobiliario, el Gobierno recientemente redujo sus intervenciones en medio de la creciente preocupación por el contagio en todo el sector. El Fondo Monetario Internacional advirtió el martes que la desaceleración del sector inmobiliario en China es uno de los riesgos para el crecimiento económico mundial.

Cinda, en respuesta a preguntas de Bloomberg, dijo que “no tiene información relevante para revelar en este momento”. Representantes de Evergrande y del Gobierno de Guangdong no respondieron de inmediato a solicitudes de comentarios. El proveedor de inteligencia financiera REDD informó sobre algunos aspectos de la propuesta de Guangdong la semana pasada y dijo que los funcionarios podrían anunciar un plan antes del 5 de marzo.

El desarrollador señaló el miércoles en un comunicado que tiene previsto presentar una propuesta de reestructuración preliminar en los próximos seis meses. Anteriormente había instado a los tenedores de bonos en el extranjero a no emprender acciones legales agresivas sobre los reembolsos, después de que un grupo ad hoc de tenedores dijera que la empresa no se había comprometido de forma sustancial con ella en los esfuerzos de reestructuración. Evergrande comenzó el proceso de identificación de los tenedores de bonos y tiene previsto contratar más asesores financieros y jurídicos.

Le puede interesar:

PUBLICIDAD

Evergrande pide más tiempo a los inversores extranjeros para realizar pago

Evergrande contratará asesores sobre riesgos de deuda, demandas de acreedores

PUBLICIDAD