Actualidad

Un Botticelli se vende por US$45,4 millones en Sotheby’s de Nueva York

El entusiasmo por la pintura del maestro del Renacimiento y el precio que alcanzó son una continuación de un mercado del arte en auge

Foto: Sotheby’s
Por James Tarmy
27 de enero, 2022 | 03:52 pm
Tiempo de lectura: 3 minutos

Un cuadro del artista renacentista Sandro Botticelli se vendió el jueves en Sotheby’s de Nueva York por US$45,4 millones en el marco de una subasta de pinturas y esculturas maestras.

La obra, que data de alrededor de 1500 y titulada “El Varón de los Dolores”, representa a un Cristo afligido y asediado, y tenía una estimación de preventa no oficial “superior” a los US$40 millones. La obra tiene un marco muy elaborado, que según Sotheby’s es probablemente del siglo XIX.

PUBLICIDAD

El lote estaba garantizado, lo que significa que ya se había vendido por un precio base no revelado; la única duda, al entrar en la subasta, era si los pujadores lo elevarían aún más.

“Botticelli es un nombre que todo el mundo conoce”, dice Christopher Apostle, director del departamento de pintura antigua de Sotheby’s en Nueva York.

PUBLICIDAD

“Comprendimos que era una pintura importante de un artista importante, y que las obras principales de este artista no se subastan con tanta frecuencia. El poder de esta imagen tiene un atractivo transversal para alguien que no es un comprador tradicional de maestros antiguos, y eso justifica una estimación bastante seria”, agregó.

Botticelli vs. Botticelli

Si bien un total de US$45,4 millones ciertamente no es nada despreciable, las comparaciones entre esta pintura y Retrato de un Joven Sosteniendo un Medallón, otro Botticelli que se vendió por US$92,2 millones hace casi exactamente un año, son inevitables. El Botticelli del año pasado estableció un récord de ventas públicas para el artista, cuyo anterior récord era de US$10,4 millones.

“Si lo comparas con el que se vendió el año pasado, éste se estimó a la mitad del precio”, dice Carlo Orsi, un comerciante de antiguos maestros en Londres y Milán, hablando de El Varón de los Dolores. “El tema de este es quizás más difícil. El del año pasado es un joven. Era más atractivo en cierto sentido”. Pero, continúa Orsi, una pintura de Botticelli de cualquier tema sigue siendo un Botticelli: “Solo hay que pensar en lo raro y famoso que es”.

Esas dos cualidades por sí solas lograron que el precio de la pintura alcanzara el segundo resultado público más alto para el artista.

PUBLICIDAD

La oferta por la pintura comenzó en serio con US$38 millones, aumentando en pequeños incrementos entre US$100.000 y US$300.000 durante más de seis minutos. Dos coleccionistas, que pujaron por teléfono, elevaron lentamente el precio hasta los US$39,3 millones de dólares; las tasas e impuestos de la subasta añadieron el resto.

El entusiasmo por la pintura y el precio que alcanzó son una continuación de un mercado del arte en auge donde los precios han subido casi en todos los ámbitos. El año pasado, el volumen de transacciones en el rango de US$5 millones a US$50 millones aumentó año contra año en Sotheby’s en dos tercios, y literalmente se establecieron cientos de récords en subastas de artistas en todas las categorías.

PUBLICIDAD

Un cuadro desafiante

Su tema religioso, dice Apostle, no fue un impedimento para el éxito de la pintura. El interés provino de todos los rincones del mundo, “a través de culturas y continentes”.

“Nadie me ha dicho: estoy en un país no católico, esto no me atrae”, continúa. “Hicimos una gira por todas partes. Recorrió Los Ángeles, Londres, Nueva York, Dubái, Hong Kong, y le diré que ha sido admirado en todas partes. Realmente no importa de qué cultura sea”.

PUBLICIDAD

De hecho, uno de los temas dominantes del mercado del arte este último año ha sido la apuesta por lo que se percibe como “lo mejor”, independientemente de la época a la que pertenezca la obra. “En el mercado de maestros antiguos, desde 2014, los lotes comprados por coleccionistas asiáticos se han duplicado”, dice Apostle.

El comprador de la obra no se conoció de inmediato, pero, hablando antes de la venta, Apóstol dice que el comprador sería alguien que no tiene miedo de un desafío.

PUBLICIDAD

“Esta no es una pintura de bajo mantenimiento”, comenta, en referencia a su emotivo tema. “Su cabeza está ligeramente inclinada, sus ojos están rojos por el llanto, te está mostrando el sufrimiento y la humanidad de Dios”.

Le puede interesar:

PUBLICIDAD

La familia Onassis subastará un cuadro de Winston Churchill

Un maestro de la venta de Picasso explica cómo crear un mercado de artistas

Apartamento más caro de Asia vendido en zona de lujo de Hong Kong

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.

PUBLICIDAD