Economía

Economía alemana se contrae por restricciones y demoras de cadena de suministro

La mayor economía de Europa corre el riesgo de caer en su segunda recesión de la pandemia

Un restaurante vacío en Alemania
Por Alexander Weber
28 de enero, 2022 | 07:46 AM

Bloomberg — La economía alemana se contrajo un 0,7% en el cuarto trimestre, con los consumidores asustados por otra oleada de infecciones por el Covid-19 y las fábricas tambaleándose por problemas en la cadena de suministro.

Las cifras comunicadas por la oficina de estadística del país coinciden con una estimación anterior, pero fueron más profundas que las expectativas de los economistas, de una contracción del 0,3%. Sin que se vislumbre un alivio de las restricciones por el coronavirus y sin que las limitaciones de la fabricación empiecen a remitir, la mayor economía de Europa corre el riesgo de caer en su segunda recesión de la pandemia.

Por su parte, Francia y España registraron un crecimiento más rápido de lo previsto. El aumento del gasto de los consumidores y de la inversión en el primero impulsó una expansión del 0,7%, mientras que la producción en el segundo aumentó un 2% a finales del año pasado.

PUBLICIDAD

En Alemania, el consumo privado disminuyó en el cuarto trimestre junto con la construcción. La economía creció un 2,8% el año pasado, un poco más de lo que se informó anteriormente.

BioNTech SE (BNTX), que desarrolló una de las primeras vacunas contra el coronavirus del mundo con Pfizer Inc. (PFE) contribuyó con medio punto porcentual al crecimiento anual. Aun así, la economía siguió siendo un 1,5% menor que antes de la pandemia, según la oficina de estadística.

“Con este débil cuarto trimestre, la probabilidad de que Alemania se encuentre en una franca recesión a finales de año ha aumentado”, dijo Carsten Brzeski, economista de ING. “Los altos precios de la energía seguirán pesando sobre el consumo privado, incluso si se levantan las restricciones sociales en las próximas semanas”.

PUBLICIDAD

La crisis del coronavirus sigue haciendo estragos en Alemania en 2022. La variante ómicron ha provocado un récord de infecciones y restricciones en restaurantes y otras actividades de ocio, aunque estas están dirigidas principalmente a personas no vacunadas.

Lo que dice Bloomberg Economics...

“La oleada de ómicron aún no ha alcanzado su punto álgido en Alemania y no hemos visto ningún repunte significativo de las actividades de contacto en el inicio del año. Aun así, la experiencia de países como el Reino Unido es que un periodo intenso de altas infecciones también puede pasar rápidamente. Esperamos que la economía alemana se recupere un poco más tarde en el primer trimestre, a medida que los casos disminuyan”.

--Jamie Rush, economista jefe para Europa.

El ministro de Sanidad, Karl Lauterbach, ha pronosticado que la actual oleada no alcanzará su punto álgido hasta mediados de febrero, lo que deja poco margen de maniobra para relajar las restricciones, aunque las tasas de hospitalización se mantengan a raya.

Al mismo tiempo, las limitaciones de suministro que han obstaculizado el sector manufacturero del país sólo se están suavizando gradualmente, y la propagación de la ómicron en Asia hace temer un retroceso.

PUBLICIDAD

Alemania fue el único país europeo que vio disminuir las ventas de automóviles en 2021, lo que ilustra su fuerte exposición a la crisis de suministro de chips. Las entregas de Volkswagen AG (VOW3) cayeron al nivel más bajo en una década, a pesar de los sólidos pedidos.

El aumento de las tensiones con Rusia por Ucrania, que podría hacer subir aún más los precios de la energía, ha surgido como otro riesgo. El gobierno alemán predijo esta semana un crecimiento del 3,6% para 2022, frente a una estimación anterior del 4,1%.

Las empresas siguen siendo optimistas en cuanto a la posibilidad de que la economía alemana se recupere con fuerza este año. Un indicador de confianza de enero mejoró más de lo que habían previsto los analistas, en medio de la esperanza de que los suministros sean más fáciles de conseguir y de que los consumidores gasten al menos parte de su exceso de ahorro.

PUBLICIDAD

Puma SE (PUM) ya se ha beneficiado del repunte de la demanda. El año pasado, el fabricante de ropa deportiva registró un récord de ventas y beneficios.

Le puede interesar:

PUBLICIDAD

La gran apuesta de Wall Street por los mercados chinos está yendo muy mal

Alemania pide a Rusia tomar medidas para desactivar conflicto en Ucrania

PUBLICIDAD