PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Tecnología

Reino Unido aprueba extradición del magnate tecnológico Mike Lynch a EE.UU.

El CEO de Autonomy lucha por no enfrentarse a cargos penales en EE.UU.

EXCEO de Autonomy Corp., en la conferencia de la Confederación de la Industria Británica en Londres, Reino Unido, el martes 10 de junio de 2003.
Por Jonathan Browning
29 de enero, 2022 | 04:20 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — El gobierno de Reino Unido aprobó la extradición de Mike Lynch a los Estados Unidos para que se enfrente a cargos de fraude criminal, horas después de que un juez londinense dictaminara que el magnate de la tecnología fue deshonesto en la venta de su empresa por US$11.000 millones.

La decisión de extradición adoptada el viernes por la ministra del Interior, Priti Patel, no significa que Lynch vaya a subirse a un avión en breve. Lynch puede recurrir la orden y la decisión de otro tribunal que permite su extradición.

PUBLICIDAD

Es el último de más de una década de giros y vueltas tras la venta en 2011 de Autonomy Corp. de Lynch a Hewlett Packard Enterprise Co. (HPE). Un año después de la operación, el gigante del hardware de Silicon Valley rebajó el valor del acuerdo en US$8.800 millones

En 2015, HP (HP) presentó una demanda contra Lynch y el vicepresidente de finanzas de la empresa, solicitando US$5.000 millones por daños y perjuicios. A primera hora del viernes, el juez de ese caso dijo que HP fue “inducida” a comprar la compañía. Lynch, que ganó más de US$800 millones con la operación, era “muy consciente” de las estrategias fraudulentas para vestir a la empresa de software con sede en Gran Bretaña antes de la compra, dijo el juez.

El gobierno estadounidense acusó en 2018 a Lynch y al jefe de finanzas de 13 cargos de fraude electrónico y un cargo de conspiración, alegando que inflaron artificialmente las cifras de ventas en un intento de cumplir o superar las expectativas trimestrales de los analistas, mantener el precio de las acciones alto y hacer que la compañía parezca atractiva para un comprador.

PUBLICIDAD

Un magnate de la tecnología espera su destino de extradición tras una sentencia judicial condenatoria

La decisión sobre uno de los empresarios tecnológicos más destacados de Gran Bretaña (y antiguo asesor del exprimer ministro David Cameron) se consideró una prueba del tratado de extradición entre Reino Unido y Estados Unidos, que los críticos califican de muy desigual. EE.UU. ha rechazado una solicitud de extradición de Reino Unido, mientras que éste ha rechazado 24. El mes pasado, un juez permitió la extradición de Julian Assange a EE.UU. para que se le imputaran cargos, una decisión que está siendo recurrida.

La ministra Patel y el Partido Conservador se han enfrentado regularmente a los tribunales y están estudiando la forma de recortar los poderes de los jueces.

“De acuerdo con la Ley de Extradición de 2003, el Secretario de estado debe firmar una orden de extradición si no hay motivos para prohibir que se dicte”, dijo el Ministerio del Interior en un comunicado enviado por correo electrónico.

Lynch ha estado luchando contra la extradición en los tribunales de Reino Unido. Perdió un primer intento cuando un juez dijo en julio que debía ser enviado a EE.UU. Él había insistido desde el principio en que el caso no debía ser juzgado en EE.UU., afirmando que ninguna de las supuestas faltas tuvo lugar en el extranjero.

Le puede interesar:

PUBLICIDAD

La Fed podría subir tasas en todas sus reuniones del año, según Bank of America

Ucrania acusa a EE.UU. de perjudicar la economía sembrando pánico por la guerra

Citigroup con multa de US$45 millones en Hong Kong tras operaciones “deshonestas”

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.

PUBLICIDAD