Economía

Prueba de fuego a la economía colombiana con sorpresa de tasas más altas

Aunque lo recomendado es que las decisiones del Banco de la República sean “predecibles”, la sorpresa de un alza de 100 básicos cayó bien, pero plantea retos

La Junta elevó lo tipos de interés al 4%
Por Daniel Guerrero
31 de enero, 2022 | 04:00 AM

Bogotá — Las expectativas de las autoridades económicas de Colombia es que en febrero el Dane reporte un crecimiento del PIB en 2021 de 10%, con lo cual ratificaría su buen desempeño y la eficacia de la reactivación.

Sin embargo, la apuesta para el 2022 es de 4,3% y a diferencia del 2021, la política monetaria jugará cada vez menos del lado del impulso a la actividad económica. Pese a ello, aún es una tasa expansiva, según el gerente general del Banco de la República, Leonardo Villar, y el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo.

De hecho, entre las decisiones que llevaron a la Junta a inclinarse mayoritariamente por un alza de 100 puntos básicos está que el indicador de seguimiento a la economía (ISE) para noviembre mostró que la economía continuó expandiéndose.

PUBLICIDAD

“Esta decisión no significa de ninguna manera que la policía monetaria no seguirá siendo expansionista como la ha sido hasta ahora, a pesar de la decisión la tasa de interés real sigue siendo negativa y por lo tanto seguirá contribuyendo al dinamismo de la economía”, aseguró el titular de la cartera financiera, José Manuel Restrepo

VER MÁS: Banco de la República subió las tasas 100 puntos básicos y las dejó en 4%

Los analistas esperaban una decisión apretada (es decir de 4 a 3) en favor del alza de 75 básicos, sin embargo, sólo 2 codirectores se opusieron a elevar los tipos en 100 básicos, lo cual fue sorpresivo no sólo por el resultado sino porque no existió una votación cerrada.

PUBLICIDAD

“Hubo varias sorpresas. La primera, el resultado. Es decir, que fueron 100 básicos y no 75. Y la segunda, la votación porque no fue cerrada, entonces eso nos dice que el Banco de la República quiere mandar una señal relativamente fuerte del control de la inflación. Además, creo que lo que dijeron de que la tasa de interés neutral había subido también nos deja entrever que la tasa terminal de este ciclo de alzas de tasas de interés va a ser más alta de lo que se pensó. Puede terminar en 5,5% o 6%. Adicionalmente, lo que uno puede entender es que van a llegar a ese nivel más rápido porque dijo que la brecha del producto se va a cerrar más rápido. Entonces esperar otros 100 básicos en marzo no es extraño”, explicó Sergio Olarte, director de Investigaciones Económicas de Scotiabank.

Sin embargo, tanto el gerente del banco central como el ministro Retrepo fueron enfáticos en aclarar que la decisión del viernes no se debe entender como una señal de para dónde va la política monetaria en las próximas reuniones.

VER MÁS: BanRepública en Colombia podría iniciar 2022 con triple división en la Junta

“Claramente no se trata de generar mensajes de lo que haremos en el futuro. La subida de esta Junta se hizo con la información que teníamos disponible en el momento por las sorpresas que recibimos con los aumentos de inflación y expectativas de inflación en noviembre y diciembre. Como hemos dicho, las decisiones futuras se tomarán en su momento con la información que vayamos recibiendo sobre la inflación, las expectativas, la actividad económica, los comportamientos del crédito y los indicadores que muestren el nivel de ajuste o desajuste de las variables externas y del financiamiento de la economía”, expuso Villar al término de la reunión.

Sobre la forma cómo el Emisor sorprendió al mercado Olarte manifestó que “el hecho de que el banco sorprenda no me parece incómodo. Lo que sí me parece es que debe haber una comunicación más fluida cuando lo sorprenden. Es decir, dar una guía de para dónde van. Yo sí creo que la rueda de prensa fue muy neutral no hubo guía de para dónde va. Pero sorprender al mercado en un banco central con credibilidad hace que el anclaje de las expectativas de inflación se pueda dar más rápido. De vez en cuando la sorpresa es buena pero la guía es importante”.

De hecho, Munir Jalil, economista jefe de BTG Pactual, concuerda y asegura que “de vez en cuando sorprender está bien, además, este es uno de esos momentos en los que está bien que lo sorprendan. Lo que hace es mostrar un Banco de la República preocupado por la inflación y comprometido a mantenerla en el rango meta”.

PUBLICIDAD

VER MÁS: Mercado no cree que el Banco de la República cumpla su meta de inflación en 2022

Sobre el comportamiento futuro de la Junta señala que es habitual que el banco central colombiano no de señales de lo que hará, pero advierte que cree que es posible que venga otra subida de 100 puntos básicos en marzo y que para junio la tasa de interés podría ser incluso del 6,5%.

Y al revisar las palabras de Villar el viernes, eso podría suceder, pues hay que recordar que sostuvo que “la tasa de interés real que queda tras el ajuste de 100 básicos es una tasa de interés real que sigue siendo negativa. En ese sentido, es claro que estamos en un proceso de ajuste y que la magnitud del apoyo que le da la política monetaria a la recuperación se está reduciendo y ahora más rápidamente, pero queda un trecho importante en el proceso de normalización”.

PUBLICIDAD

Además, agregó que “cuál es el nivel en el que se considere que la tasa de interés es normal y ya no deba seguirse subiendo es cuando la economía este funcionando al nivel de capacidad y es algo que tendremos que ver y tendremos que ir decidiendo con la información disponible en cada momento. Sabemos que la tasa de interés neutral que no genera ni estímulos ni desestímulos a la economía es una más alta que la actual y es una tasa de interés positiva, pero no queremos entrar a la especificación del nivel de llagada”.

Por lo pronto Hernando Vargas, gerente técnico del Banco de la República entregará detalles el miércoles de las cuentas que hace el equipo técnico del Emisor.

PUBLICIDAD