Actualidad

Mujeres embarazadas con Covid-19 tienen pocas posibilidades de contagiar a bebés

Los CDC de EE.UU. publicaron un estudio en septiembre que encontró que la tasa de transmisión de madre a bebé era inferior al 4%. Otro estimó que la cifra es aún menor

Mujer embarazada con Covid-19
Por Madison Muller
01 de febrero, 2022 | 01:27 PM

Bloomberg — Las mujeres embarazadas que dan positivo con Covid-19 cuando dan a luz rara vez transmiten el virus a sus recién nacidos, según una serie de nuevas investigaciones. La razón: el Covid-19 no se encuentra a menudo en el torrente sanguíneo de un paciente.

A medida que los investigadores se han apresurado a comprender los efectos de Covid-19 en el embarazo y los bebés, estos hallazgos ofrecen buenas noticias para los futuros padres.

“Los análisis muestran que la infección entre los bebés nacidos de mujeres con Covid-19 era poco común”, dijo Kate Woodworth, epidemióloga médica de los Centros para la Prevención y Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

PUBLICIDAD

Aun así, una mujer embarazada con Covid-19 corre el riesgo de enfermarse gravemente, lo que también puede tener consecuencias negativas para la salud de su hijo recién nacido, incluso si el bebé nace libre de Covid-19. Estudios recientes han relacionado la infección por Covid-19 durante el embarazo con el parto prematuro y la muerte fetal.

Los CDC publicaron un estudio en septiembre que encontró que la tasa de transmisión de madre a bebé era inferior al 4%. Otro estudio publicado en febrero pasado que analizó los datos de más de 4000 mujeres en los registros neonatales de Covid-19 de EE. UU. y el Reino Unido estima que es aún más bajo, alrededor de solo el 2%.

Las investigaciones indican que esto probablemente tenga que ver con la ausencia de virus en el torrente sanguíneo de la futura madre. El SARS-CoV-2 no suele estar presente en las muestras de sangre, lo que indica que no suele entrar en el torrente sanguíneo de una persona infectada. En un estudio revisado por pares, por ejemplo, solo el 6 % de los pacientes que ingresaron en la sala de emergencias con Covid-19 tenían el virus en la sangre. Otros datos recientes sugieren que la presencia viral en la sangre puede estar relacionada con una enfermedad más grave.

PUBLICIDAD

“Para que [Covid-19] llegue a un útero embarazado, tiene que circular en el torrente sanguíneo”, dijo David Schwartz, médico epidemiólogo y patólogo que hasta hace poco enseñó en el Colegio Médico de Georgia en la Universidad de Augusta. “Y debido a que [Covid-19] no es un agente que circula en el torrente sanguíneo con mucha frecuencia, no habrá muchas mujeres cuyo útero, placenta y bebé estén expuestos al virus”.

En la pequeña cantidad de recién nacidos que dan positivo al nacer, el CDC dijo que los estudios han encontrado que la mayoría de las infecciones son leves o asintomáticas. La Organización Mundial de la Salud ha informado hallazgos similares.

El trabajo reciente de Schwartz se ha centrado en los efectos adversos que el Covid-19 puede tener en el embarazo. Enfatizó que aún hay muchas incógnitas. La mayoría de los estudios sobre la transmisión de Covid-19 de mujeres embarazadas a sus recién nacidos, por ejemplo, se realizaron antes de que surgieran las variantes ómicron y delta.

Schwartz y expertos en salud de 12 países diferentes se unieron recientemente para analizar el daño a la placenta causado por el virus, llamado placentitis . El daño a la placenta podría ofrecer alguna explicación de por qué a veces ocurren resultados adversos, encontraron Schwartz y sus colegas en un estudio publicado en agosto pasado. El daño placentario puede ayudar a facilitar la transmisión del virus, pero, quizás lo más preocupante, también puede privar al bebé del oxígeno y los nutrientes necesarios.

Peligros del Zika

Denise Jamieson, jefa de ginecología y obstetricia de Emory Healthcare en Atlanta, Georgia, dijo que, en la mayoría de los casos, la placenta no conduce a la transmisión transplacentaria del SARS-CoV-2, lo que no ocurre con todos los virus. El virus Zika, por ejemplo, es extremadamente peligroso para las mujeres embarazadas porque puede cruzar más fácilmente la placenta y causar problemas graves al feto, incluidos defectos congénitos como microcefalia y daño cerebral. Tales complicaciones pueden ocurrir incluso cuando los síntomas del Zika en la madre son leves.

Hasta ahora, parece que el Covid-19 se comporta de manera mucho más similar a la gripe durante el embarazo, dijo Jamieson. La gripe es otro virus que rara vez se transmite al feto. Con la gripe, los problemas con el embarazo están más relacionados con la enfermedad de las mujeres embarazadas que con la transmisión del virus al feto.

PUBLICIDAD

Las vacunas contra la gripe son muy recomendables para las mujeres embarazadas, no solo porque protegen a las futuras madres de enfermedades graves, sino porque los anticuerpos de la vacuna pueden viajar a través de la placenta para ayudar a aumentar la inmunidad de los bebés antes de que tengan la edad suficiente para vacunarse. Hay evidencia de que el mismo efecto positivo puede ocurrir con los anticuerpos del Covid-19, que ofrecen cierto nivel de protección contra el virus.

Un estudio revisado por pares de Weill Cornell Medicine que analizó muestras de sangre del cordón umbilical de más de 100 mujeres embarazadas durante 2021 encontró que aquellas que fueron vacunadas durante el embarazo comenzaron a producir anticuerpos unos días después de su primera dosis. Poco más de dos semanas después, comenzaron a transferir lo que se conoce como “inmunidad pasiva” a sus bebés.

Esto significa que incluso si es poco probable que un bebé se contagie de Covid-19 en el útero, tendría protección contra el virus incluso después de ingresar al mundo.

PUBLICIDAD

“La mayoría de los bebés que dan positivo están bien”, dijo Schwartz. “Pero todas estas cosas parecen ser cada vez más prevenibles al vacunarse y reforzarse”.

Le puede interesar:

PUBLICIDAD

Las aguas residuales pueden contribuir en la lucha contra el Covid-19

Científicos identifican factores que podrían estar ligados al Covid-19 prolongado

Fallecimientos meses después de Covid-19 apuntan a sombrías secuelas de la pandemia

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD