Mercados

Mercado de petróleo se sigue fortaleciendo; barril toca los US$93

La estructura del mercado está cotizando a su nivel más fuerte en años, lo que indica que la oferta es escasa, y todo indica que este escenario persistirá

Valvula de tubería petrolífera
Por Alex Longley, Jack Wittels y Julia Fanzeres
04 de febrero, 2022 | 02:18 PM

Bloomberg — El petróleo se ha disparado hasta un nuevo máximo de siete años, cerca de los US$93 por barril, y casi todos los indicadores apuntan a que la subida se prolongará.

La estructura del mercado está cotizando a su nivel más fuerte en años, lo que indica que la oferta es escasa. El diesel -el combustible que ayuda a impulsar la economía mundial- también está subiendo a medida que la ola de frío afecta a Estados Unidos y la demanda se dispara. Los inventarios en los principales centros de almacenamiento están disminuyendo, y los indicadores de precios vitales señalan la expectativa de que la escasez persistirá.

La estructura de mercado para el diesel de EE.UU. es la más fuerte en añosdfd

Los operadores sospechan cada vez más que se subestima la demanda a medida que las economías salen del Covid-19. La compañía petrolera estatal de Arabia Saudí dijo a finales del mes pasado que el consumo volverá pronto a los niveles prepandémicos, aunque los datos de la Agencia Internacional de la Energía muestran que es alrededor de 1 millón de barriles diarios menos en el primer trimestre que durante el mismo periodo de 2019.

PUBLICIDAD

La perspectiva de un mercado de petróleo ajustado se está reflejando en los altos precios en el surtidor. En Estados Unidos, los precios de la gasolina al por menor se dispararon hasta los más altos desde 2014, subiendo a US$3,42 el galón, según la AAA. Esto supone un reto político para el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en su intento de combatir el aumento de los costes del combustible.

Mientras tanto, las interrupciones de suministro desde Libia hasta Ecuador y Nigeria han limitado la producción del petróleo ligero y dulce que sustenta los puntos de referencia mundiales del crudo. También hay una prima de riesgo geopolítico creciente a medida que Rusia acumula tropas cerca de Ucrania, aunque el presidente Vladimir Putin ha dicho que su país no tiene planes de invadirla.

“El repunte de los precios del crudo no muestra signos de desaceleración, ya que tanto los impulsores de la oferta como de la demanda siguen siendo muy alcistas”, dijo Ed Moya, analista de mercado senior de Oanda para las Américas. “Los riesgos geopolíticos que incluyen las tensiones entre Rusia y Ucrania y las conversaciones nucleares con Irán también son comodines para los precios del petróleo, ya que parecen más propensos a provocar un mercado más ajustado a corto plazo.

PUBLICIDAD

Todo ello se produce mientras la OPEP+ se esfuerza por aumentar la producción en los 400.000 barriles diarios que ha prometido cada mes. En enero, los 13 miembros de la OPEP añadieron sólo 50.000 barriles diarios, lo que avivó la preocupación de los operadores por la disminución de la capacidad de reserva del mercado.

El repunte significa que cada día es más probable que el petróleo vuelva a alcanzar los US$100. Durante meses, los mercados de opciones han bullido con la negociación de contratos por encima de ese nivel. Hay el equivalente a casi 112 millones de barriles de opciones de compra de US$100 para la referencia global Brent en los próximos 12 meses. Las opciones de compra vendidas por los bancos en la franja de los US$90 también contribuyen probablemente a la subida del petróleo.

El viernes, los precios de referencia volvían a subir, y el West Texas Intermediate llegó a alcanzar los US$93,17 en Nueva York, antes de moderar las ganancias. El WTI se encamina a una séptima subida semanal, en camino de subir más de un 6% esta semana. La referencia mundial subió un 2,5%, hasta US$93,40 el barril, a las 12:38 hora de Nueva York.

Diésel en alza

Uno de los signos más claros de fortaleza de los combustibles refinados es el diesel. En las últimas semanas, la demanda en EE.UU. ha alcanzado, o casi, el nivel más alto para esta época del año en al menos tres décadas. Las existencias en la costa este del país, punto de entrega del contrato de futuros de gasóleo de calefacción Nymex, son las más bajas desde abril de 2020. En Europa son las más bajas en un centro de almacenamiento clave estacionalmente desde 2008, según datos de Insights Global.

Los funcionamientos de las refinerías no han seguido el ritmo de la recuperación de la demanda, por lo que las existencias se han reducido y están ajustadas”, dijo Jonathan Leitch, analista del mercado del petróleo en Turner, Mason & Co.

No sólo están cayendo las reservas de diesel. En Cushing (Oklahoma), un centro de almacenamiento clave en EE.UU., se habla de nuevo de que los inventarios están llegando a sus niveles operativos mínimos. Los datos de la Administración de Información Energética sitúan los inventarios en cerca de 30 millones de barriles la semana pasada, y se espera que sigan disminuyendo.

PUBLICIDAD

Aunque hay algunas señales de alarma, los operadores se han encogido de hombros por ahora. El valor de los barriles más sulfurosos, o agrios, ha caído esta semana, ya que los suministros aumentan a medida que Estados Unidos libera petróleo de sus reservas estratégicas. También son menos atractivos para las refinerías, ya que los altos precios del gas hacen que su procesamiento sea más costoso.

En cambio, el crudo menos sulfuroso, o dulce, sigue subiendo. Las métricas de precios clave que indican el valor del petróleo en el Mar del Norte sobre una base semanal están en su nivel más fuerte desde 2011, según la correduría PVM Oil Associates. Es una señal de que el mercado del petróleo está luchando por producir los barriles que necesita ahora mismo.

Aun así, eso podría cambiar a medida que evolucione el año. El WTI para 2023 cotiza ahora por encima de los US$75 el barril, y ConocoPhillips dijo esta semana que el aumento de la producción de esquisto en Estados Unidos debería preocupar a los mercados petroleros.

PUBLICIDAD

“Con el probable levantamiento de más restricciones relacionadas con el Covid-19 en las próximas semanas y meses, deberíamos esperar un fuerte verano para la demanda de petróleo”, dijo Giovanni Staunovo, analista de materias primas de UBS Group AG (UBS). “La capacidad sobrante caerá a niveles bajos este verano, y los precios necesitan dar una señal para apoyar un mayor crecimiento de la oferta en Estados Unidos y limitar el crecimiento de la demanda”.

Le puede interesar:

PUBLICIDAD

Producción de petróleo en Colombia cae un 5,7% y la de gas repuntó en 2021

¿Cuánto invertirá YPF en petróleo, gas y renovables en 2022?

Bitcoin supera los US$40.000 con vuelta de apetito de riesgo

PUBLICIDAD