Venezuela

Diálogo en México: ¿Qué tan lejos está de la oposición y el chavismo?

Ambos bandos mantienen condiciones antes de regresar a la mesa de negociaciones que se suspendió en octubre por decisión de la delegación oficialista ante la extradición de Alex Saab

Gobierno venezolano y oposición negocian en México
06 de febrero, 2022 | 10:05 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Desde que el oficialismo se levantó de la mesa de negociaciones en octubre del año pasado, la posibilidad de retomar este nuevo proceso para establecer acuerdos entre ambos sectores políticos venezolanos se fue alejando. Las dos delegaciones han declarado en reiteradas oportunidades la necesidad de volver a México, pero ¿cuál sería el costo y qué tan cerca se está de ello?

Alex Saab, el empresario colombiano ligado a Nicolás Maduro y extraditado a Estados Unidos luego de permanecer más de un año detenido en Cabo Verde para enfrentar cargos por supuesta corrupción y lavado de dinero, fue la primera ficha del chavismo para condicionar su continuidad en el diálogo. Incluso, intentaron incluirlo como parte de su grupo de representantes, lo que la oposición rechazó.

VER MÁS: Venezuela ajusta el Tribunal Supremo antes del diálogo con la oposición

PUBLICIDAD

“Si quieren diálogo, dejen la hipocresía. Si quieren diálogo, liberen a Alex Saab”, dijo Jorge Rodríguez, a la cabeza de dicha delegación oficialista, a principios de enero, quien también exigió el control nuevamente de Monómeros y Citgo, ambas filiales de la estatal Pdvsa en el exterior. En esa misma línea, Maduro habló de regresar a la mesa si el gobierno de Estados Unidos tomaba “acciones rectificadoras”.

Días después de esas declaraciones, desde la Asamblea Nacional electa en 2020, de mayoría chavista, y con Rodríguez en la presidencia, se votó para cambiar la ley que rige al Tribunal Supremo de Justicia, controlado también por el chavismo, para reducir el número de legisladores así como la modificación de su elección y dar un paso hacia una reforma judicial, tema clave en las conversaciones con la oposición.

Gerardo Blyde, jefe de la delegación por la Plataforma Unitaria para el diálogo en México, cuestionó recientemente el proceso de postulaciones judiciales, que a su juicio, resulta “unilateral” y con un “control hegemónico”, que solo prueba la falta de compromiso con un TSJ independiente o “un sistema judicial autónomo e independiente”.

PUBLICIDAD

“Si muere este proceso, que estamos haciendo todo el esfuerzo para que no muera, perdemos todos (...) no vamos a tener un proceso como este en los próximos dos o tres años y vamos con muy mal pie a unos procesos electorales en el 2024″, comentó Blyde en entrevista al portal venezolano Analítica.com.

Los intentos de la oposición por reanudar la mesa de acuerdos pasa también por la incorporación del Vaticano y Naciones Unidas para coordinar el Grupo de Amigos, que contará con la integración de 10 países y su funcionamiento como garantes.

Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, aunque ha evitado hablar a profundidad sobre los avances de la oposición relacionados al diálogo, para evitar trastocar el camino construido por los principales encargados de la Plataforma Unitaria, indicó en una entrevista a Bloomberg que estaría en evaluación solicitar a Estados Unidos la flexibilización de las sanciones, con el objetivo de que el chavismo regrese a la mesa.

Guaidó aclaró luego que este plan se efectuaría realmente a medida de que la delegación oficialista empezara a cumplir con los acuerdos establecidos. El embajador estadounidense, James Story, reafirmó luego esta idea en su programa semanal.

VER MÁS: Oposición propone a EEUU aliviar sanciones para que el chavismo regrese al diálogo

“Los Estados Unidos de América, en declaraciones conjuntas con la Unión Europea, Canadá, Colombia y otros países, hemos dejado claro que revisaremos las políticas de sanciones si todas las partes logran un progreso significativo hacia una solución democrática. Estamos listos”, fue lo explicado por Story.

El nuevo proceso de diálogo, que inició en agosto de 2021, y tuvo poco rendimiento, está sujeto ahora al encuentro de ambas partes previo a su regreso, y la muestra de acciones reales y transparentes que permita volver a sentarse y reevaluar la lista de acuerdos, precisamente con miras a una elección presidencial antes de 2024 que pueda garantizar un nuevo rumbo ante la crisis política nacional.

PUBLICIDAD