Negocios

Empresa aguacatera es multada por daños ambientales, pero sigue tensión en Quindío

Según los líderes ambientalistas, estas sanciones llegan más de tres años después de las denuncias hechas por la comunidad en ese sentido

Un trabajador carga una bolsa de aguacates en el departamento de Antioquia, Colombia, el lunes 16 de abril de 2018.
09 de febrero, 2022 | 03:15 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bogotá — La Corporación Autónoma Regional del Quindío (CRQ) informó sobre una sanción a la empresa aguacatera Altos del Valle SAS por presuntos daños ambientales en el municipio colombiano de Salento.

Según los líderes ambientalistas, estas sanciones llegan más de tres años después de las denuncias hechas por la comunidad por varios incidentes con algunas organizaciones.

PUBLICIDAD

Asimismo, reiteraron sus denuncias a la industria aguacatera en la región ante presuntos desplazamientos de campesinos, así como concentración de la tierra y afectaciones a la seguridad alimentaria y social.

Ver más: Choques sociales y ambientales, el lado gris del ‘boom’ del aguacate colombiano

PUBLICIDAD

Desde hace varios años los líderes ambientales de la comunidad han alertado sobre los conflictos sociales que se han presentado en la región con algunos actores del negocio del aguacate, así como la mortandad de abejas presuntamente por cuenta de esa actividad.

El ambientalista local Néstor Ocampo criticó en un comunicado que la sanción que impone la CRQ “es una miserable multa de $64 millones, la erradicación de unos pocos árboles de aguacate sembrados por la empresa y la promesa de ‘restauración ecológica y mejoramiento ambiental’ de las áreas dañadas. ¡Qué poco valora la CRQ nuestro patrimonio natural y ambiental!”.

La Corporación Autónoma Regional del Quindío indicó luego de las investigaciones que la empresa incurrió en la captación ilegal de agua, vertimientos sin permisos de la corporación y la afectación a la zona forestal protectora.

Asimismo, “profirió cinco pliegos de cargos para tres empresas jurídicas y una persona natural productoras de aguacate”, según informó en un comunicado.

PUBLICIDAD

Según la entidad, “se espera que durante el transcurso del primer trimestre se completen seis procesos sancionatorios ambientales resueltos de fondo por actividades agrícolas que están impactando de manera negativa el patrimonio ambiental de los quindianos”.

Ver más: Inflación en Colombia: ¿qué porcentaje de los ingresos se destinó a alimentos?

PUBLICIDAD

En septiembre pasado, Ocampo lamentó que con un “discurso paradigmático del desarrollo y la generación de empleo” se haya encontrado que “lo más fácil es venderle el territorio a otros para que vengan a hacer dinero” en una zona que “hace 180 años era una selva cerrada”.

Las comunidades señalan que varias de las multinacionales que producen aguacate en la región han llegado de “una manera sumamente agresiva”, “acabando con el hábitat de la palma de cera”, “cerrando carreteras públicas”, “comprando miles de hectáreas (1.200 hectáreas en la parte alta de la cuenca hidrográfica)” y “pasando por encima de la gente y las autoridades”.

PUBLICIDAD

En su momento, el director de la Corporación de productores y exportadores de aguacate Hass de Colombia (CorpoHass), Jorge Enrique Restrepo, señaló a Bloomberg Línea que los productores y exportadores de ese producto están “comprometidos con hacer sostenible cada uno de los procesos” y reconocen “la importancia de proteger los ecosistemas” en los que realizan la siembra de este fruto.

“Corpohass rechaza las malas prácticas agrícolas y ambientales que se generen en el establecimiento y manejo de los cultivos. Por tal razón, busca promover internamente que sean cada vez más los afiliados que se unan a las iniciativas de sostenibilidad propuestas por la corporación”, apuntó.

Ver más: Café se dispara a nivel más alto en una década mientras inventarios caen

PUBLICIDAD