Negocios

Las firmas de abogados que dominan las fusiones y adquisiciones en Colombia

Estos bufetes estuvieron detrás de grandes negocios como las OPA de los Gilinski, la venta de Productos Familia o la de ISA.

Los trabajadores caminan hacia un edificio de oficinas en el distrito financiero de Frankfurt, Alemania, el lunes 4 de julio de 2016.
16 de febrero, 2022 | 05:08 PM

Bogotá — Un poco más de diez firmas de abogados estuvieron detrás de la mayoría de las operaciones de fusiones y adquisiciones en Colombia en el 2021, cuando se contabilizaron un total de 232 transacciones por un importe de US$13.007 millones.

El panorama de los negocios se ha mantenido activo en los últimos meses en Colombia, en donde operaciones como la compra del 51,4 % de Interconexión Eléctrica (ISA) por parte de la estatal Ecopetrol por US$3.610 millones, la fusión de la firma farmacéutica colombiana Procaps con Union Acquisition Corp. II con miras a cotizar en Wall Street o las OPA de los Gilinski sacudieron el mercado.

Gracias a estos movimientos, Colombia se ubicó cuarta en el ranking latinoamericano de fusiones y adquisiciones en 2021 tras apuntarse un aumento del 40% en el número de operaciones y del 166% en el capital movilizado frente al año anterior, según un informe de Transactional Track Record (TTR).

PUBLICIDAD

Ese reporte da cuenta de que el año pasado la firma Posse Herrera Ruiz fue primera en el ranking del valor de las operaciones con US$5.028 millones, seguida por Baker Mckenzie Colombia (US$3.686 millones), Philippi, Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría (US$2.216 millones) y Brigard Urrutia (US$1.621 millones).

Más abajo aparecen Cuatrecasas Colombia (US$746,90 millones), Gómez-Pinzón (US$585,09 millones), Brick Abogados (US$207,99 millones), DLA Piper Martinez Beltrán (US$134,49 millones), RAD (US$85,99 millones) y VM Legal (US$44,17 millones).

Por número de transacciones, se tiene que Brigard Urrutia y DLA Piper Martinez Beltrán fueron primeras en 2021 con un total de 20 cada una, seguidas por Posse Herrera Ruiz (19) y Philippi, Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría (15).

PUBLICIDAD

Detrás salen en el listado Cuatrecasas Colombia y Gómez-Pinzón, ambas con nueve, situándose por encima de RAD (7), Dentons Cárdenas & Cárdenas y Garrigues Colombia (ambas con 5), y Brick Abogados (4).

Las personas detrás de los negocios

Baker Mckenzie estuvo detrás de la compra de ISA por parte de su cliente, Ecopetrol, una operación en la que fueron claves la alineación de los intereses de las partes y el atractivo del activo, ya que “por su naturaleza, las empresas de transmisión de energía de la magnitud de ISA salen al mercado con poquísima frecuencia”, explicó a Bloomberg Línea el equipo de abogados detrás de ese movimiento y liderado por Jaime Trujillo y Andrés Crump.

De otra parte, Sergio Michelsen, socio de Brigard & Urrutia, dijo a Bloomberg Línea que en términos de monto la transacción más grande en la que participaron en el 2021 fue la compra que Essity hizo de los minoritarios en Productos Familia.

“De particular relevancia fue el hecho que al ser una sociedad listada en bolsa, los retos para estructurar la misma, aceptar pagos en Colombia y en el extranjero, cobijando múltiples jurisdicciones, en diversas monedas y trabajando con varias autoridades hizo que esta transacción multijurisdiccional fuera compleja y muy interesante”, comentó.

Gómez Pinzón, a su vez, estuvo detrás de las OPA de Nutresa y Grupo Sura, en las que implementaron “una estrategia meticulosa, planeada al detalle, siguiendo estrictamente las normas del mercado de valores, y abierta a todos los accionistas de la sociedad”, según José Luis Suarez, managing partner de esa firma.

La clave para que hayan sido exitosas, comentó, “fue haber confiado y creído en la institucionalidad y la regulación del mercado de valores. Estas transacciones fueron un espaldarazo a la institucionalidad del mercado, demostrando así que si las cosas se hacen bien, funcionan aplicando la regulación que existe”.

PUBLICIDAD

El panorama de las fusiones y adquisiciones

Los vehículos circulan por carreteras casi desiertas en esta fotografía aérea tomada en Bogotá, Colombia, el domingo 22 de marzo de 2020.dfd

Jaime Herrera, socio de la firma Posse Herrera Ruiz, analiza que el comportamiento del mercado, un mundo integrado y contextos retadores, cuyo principal catalizador es la reactivación, han estimulado el número de operaciones en M&A.

“A pesar de los contextos globales cambiantes y la incertidumbre coyuntural por la que el país está pasando, la actividad económica y el desarrollo de muchos de los proyectos evidencian un gran dinamismo que permite visualizar optimismo para este 2022″, dice.

Respecto al panorama actual, Sergio Michelsen dijo que “el primer trimestre del año comienza con una actividad inusitadamente alta para un año de elecciones. Llevamos las estadísticas desde hace muchos años y normalmente el primer semestre del año de elecciones tiene poca actividad pues los empresarios e inversionistas están a la espera de los resultados electorales”.

PUBLICIDAD

Sin embargo, “este año parece ser la excepción pues estamos trabajando activamente en múltiples transacciones, confirmando el dinamismo de M&A en el mundo y en donde Colombia no es la excepción”, afirmó Michelsen.

Entre tanto, desde Baker McKenzie señalaron que la actual dinámica se debe a que “los inversionistas creen que el país es y seguirá siendo un mercado atractivo para la inversión por su tamaño, geografía, demografía y estabilidad de sus instituciones”.

“Además, la variación en la tasa de cambio ha hecho que los precios de algunos activos sean más competitivos. Estamos viendo más jugadores estratégicos que financieros entrando al mercado. Los estratégicos están interesados en los sectores industriales y de consumo masivo, aunque recientemente hemos visto un repunte en el interés de inversionistas financieros, particularmente en el sector de la salud”, indicaron.

PUBLICIDAD