ESG

China dice que los JJ.OO. de Invierno son neutros en carbono, pero no lo son

Para respaldar su aseveración, el Comité Organizador de Pekín obtuvo 1,7 millones de créditos de compensación, pero su uso puede no neutralizar las emisiones

El BOCOG estima que la huella de carbono total de los Juegos es de aproximadamente 1,3 millones de toneladas de CO₂. Las compensaciones, si funcionaran bien, compensarían con creces el impacto ambiental.
Por Natasha White y Akshat Rathi
17 de febrero, 2022 | 06:24 AM

Bloomberg — Hay “neutralidad de carbono” en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín. Esta afirmación se basa en compensaciones que hacen poco o nada para contrarrestar las emisiones de los juegos, lo que hace que la aseveración sea poco más que una técnica de mercadeo.

“Tenemos una ventana de tiempo cada vez más reducida para controlar sustancialmente nuestras emisiones”, dijo Barbara Haya, investigadora de la Universidad de California en Berkeley. Las compensaciones permiten a todo tipo de organizaciones “afirmar que se están descarbonizando cuando solo están pagando por hacer negocios como de costumbre”, agregó.

Para respaldar su supuesta neutralidad en carbono, el Comité Organizador de Pekín para los Juegos Olímpicos (conocido como BOCOG, por su sigla en inglés) obtuvo 1,7 millones de créditos de compensación, cada uno de los cuales se supone que neutraliza el impacto de una tonelada de emisiones de CO₂. El BOCOG estima que la huella de carbono total de los Juegos es de aproximadamente 1,3 millones de toneladas de CO₂. Las compensaciones, si funcionaran bien, compensarían con creces el impacto ambiental. Pero las matemáticas ambientales no cuadran.

PUBLICIDAD

Cerca de 1,1 millones de créditos están vinculados a proyectos de plantación de árboles en toda China, según el material de mercadeo del Comité. Los proyectos de plantación de árboles tienen una capacidad limitada para ser sumideros de carbono. En el mejor de los casos, almacenan carbono temporalmente, lo que no compensa la quema de depósitos permanentes de carbono, también conocidos como combustibles fósiles.

El BOCOG obtuvo los 600.000 créditos de compensación restantes del Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL), un programa de las Naciones Unidas. Un estudio respaldado por la Comisión Europea encontró que el programa tiene “fallas fundamentales en términos de integridad ambiental general”. Una mirada más cercana muestra por qué.

El Comité de Pekín no reveló los detalles de sus 600.000 créditos MDL, pero según datos públicos revisados por Bloomberg, al menos 200.000 están vinculados a un gigantesco parque eólico en el noreste de China, cerca de la frontera con Corea del Norte. Con 33 turbinas gigantes, el proyecto de energía eólica Guoshuitou Diaobingshan Quanyangou emite compensaciones bajo la teoría de que su electricidad renovable reemplaza a la de las centrales eléctricas de carbón y listo: menos emisiones.

PUBLICIDAD

De todos los proyectos MDL, los parques eólicos antiguos a gran escala probablemente figuren entre los peores. El problema gira en torno a un concepto técnico conocido como “adicionalidad”. Los desarrolladores de proyectos de compensación tienen que argumentar que, sin el dinero de la venta de compensaciones, no habría reducción en emisiones desde una línea de base predeterminada. Si eso es cierto, entonces cada tonelada de CO₂ se puede vender como compensación en el mercado de carbono.

Es un concepto extremadamente complicado y propenso al abuso. “La supervisión no es estricta y hay muchas lagunas”, dijo Jürg Füssler, quien fue miembro de la junta de metodologías de MDL de la ONU hasta 2012.

Los dos principales programas de compensación, Verra y Gold Standard, ya no aceptan proyectos eólicos conectados a la red por este motivo, con la excepción de los países menos desarrollados.

El BOCOG ha tomado muchas otras medidas para reducir el impacto de carbono de los Juegos, incluida la obtención de energía renovable, la reutilización de puntos antiguos y el uso de vehículos eléctricos. En respuesta a las preguntas sobre la declaración de neutralidad en carbono, el Comité dirigió a Bloomberg a sus materiales de mercadeo verde.

Pero la afirmación de neutralidad en carbono se queda corta, dijo Gilles Dufrasne, oficial de políticas de Carbon Market Watch, una organización sin ánimo de lucro. “Comprar tales créditos equivale a dar dinero a un proyecto que habría sucedido de todos modos. No hace nada para ayudar a la crisis ambiental”, dijo. “Esto definitivamente no hace que los Juegos Olímpicos sean neutrales en carbono”.

Le puede interesar:

PUBLICIDAD

Mercados de carbono podrían liberar millones para inversión, ¿pero dónde?

Wall Street tiene una bomba de tiempo de carbono de US$22 billones

2022 es un año para denunciar el greenwashing en China

PUBLICIDAD