Actualidad

Guerra y fútbol: UK destierra a Abramovich y Manchester United deja Aeroflot

Las sanciones por la invasión rusa a Ucrania se extienden al ámbito deportivo. El ruso dueño del Chelsea Roman Abramovich será echado por Gran Bretaña por sus vínculos con Putin

Roman Abramovich
24 de febrero, 2022 | 12:18 PM

El conflicto militar entre Ucrania y Rusia pasa factura también al mundo del fútbol. Los clubes europeos y sus autoridades también comenzaron a tomar sus medidas en contra de la invasión rusa a Ucrania.

Desde 2013, Aeroflot era sponsor del Manchester Uniteddfd

Así, Manchester United canceló un contrato millonario con la rusa Aeroflot, según consigna Infobae. El club rompió un patrocinio de 40 millones de libras esterlinas (US$53 millones). La compañía moscovita, la más importante de su país y con vuelos a 146 destinos en 52 países, había formado un lazo con el United desde 2013, que le permitió embolsar unos US$133 millones, habiéndolo renovado formalmente en 2017.

Si el gobierno de Estados Unidos emite sanciones contra empresas rusas, podría perjudicar a los Glazer, los norteamericanos propietarios del Manchester, quienes ya estarían buscando un patrocinio con Qatar.

PUBLICIDAD
Vínculos íntimos: Roman Abramovich y Vladimir Putindfd

Al mismo tiempo el diario inglés The Sun, indicó que Gran Bretaña le prohibió a Roman Abramovich, dueño del Chelsea, vivir en ese país, pues le considera uno de los “hombres clave” del régimen del presidente ruso Vladimir Putin.

Gran Bretaña considera a Abramovich uno de los 35 “cómplices” de Vladimir Putin, y que ha permitido que su régimen se extienda, según medios británicos. Abramovich consiguió en 2018 la nacionalidad israelí, lo que hizo que pudiera residir durante seis meses en Gran Bretaña.

Abramovich solicitó el permiso de residencia en Inglaterra en 2018, pero no va a prosperar. Fuentes de seguridad de Gran Bretaña afirman que cualquier solicitud para residir en el país será rechazada casi con total seguridad después de lo ocurrido en Ucrania.

PUBLICIDAD

Por otro lado, la UEFA planea modificar la sede de la final de la Champions League que debía jugarse en San Petersburgo el próximo 28 de mayo.

Más sobre la crisis de Ucrania:

PUBLICIDAD