Europa

Por la guerra en Ucrania, hasta un millón de personas podrían verse desplazadas

Los estados fronterizos ya ven aumentar el tráfico procedente del país

Personas esperan en una estación de autobuses en Kiev, el 24 de febrero.
Por Patrick Donahue y Dorota Bartyzel
24 de febrero, 2022 | 10:40 AM

Bloomberg — Europa se está preparando para lo que podría ser un éxodo de más de un millón de refugiados después de que Rusia lanzara un ataque a gran escala contra Ucrania, mientras los funcionarios dicen que cualquier tensión inicial será soportada por los estados miembros en la frontera oriental del bloque.

La orden de invasión a gran escala del Presidente Vladimir Putin, que ha desencadenado una de las peores crisis de seguridad en Europa desde la Segunda Guerra Mundial, ha intensificado los preparativos de los estados del este de la Unión Europea para una afluencia de refugiados. Polonia, que ya alberga a más de un millón de ucranianos, sería el primer punto de escape para muchos que buscan huir de la violencia.

Las filas de autos ya obstruyen las carreteras que salen de la capital, Kiev, y el gobierno ucraniano afirma que las fuerzas rusas han entrado en la región que rodea la ciudad de 2,9 millones de habitantes. Las autoridades polacas afirmaron que están empezando a ver un aumento del tráfico de pasajeros a través de la frontera.

PUBLICIDAD
Éxodo de Ucraniadfd

El Primer Ministro Mateusz Morawiecki advirtió este mes que una guerra podría provocar un “éxodo de Ucrania”. Su gobierno ya ha creado un equipo de coordinación y ha aprobado una ayuda para prestar asistencia en caso de que se produzca un gran número de llegadas.

Polonia se vería principalmente afectada, no sólo por su proximidad, sino por la importante comunidad ucraniana que vive en el país, que podría actuar como anfitriona de otros, al menos en la fase inicial”, dijo en una entrevista antes de la invasión Magdalena Majkowska-Tomkin, directora de asuntos migratorios de la organización filantrópica Open Society Foundations.

Pero la perspectiva de una gran afluencia de inmigrantes ha obligado a los gobiernos de Europa del Este, algunos de los cuales se han negado en los últimos años a aceptar inmigrantes, a enfrentarse a la posibilidad de cientos de miles de nuevas llegadas. Las autoridades de los cuatro estados miembros de la UE que limitan con Ucrania (Polonia, Hungría, Eslovaquia y Rumanía) dicen estar preparadas para recibir a los que huyen.

PUBLICIDAD

El primer ministro Viktor Orban, defensor de las políticas antiinmigración que se enfrenta a una dura lucha por la reelección en menos de seis semanas, también dijo que su país aceptaría a los refugiados. En las últimas semanas había lanzado graves advertencias sobre la afluencia.

“Tras el ataque militar de hoy, desgraciadamente podemos esperar un aumento del número de ciudadanos ucranianos que llegan a Hungría y que probablemente pedirán asilo”, dijo Orban en un vídeo de Facebook el jueves tras reunirse con su gabinete de seguridad nacional. “Estamos preparados para atenderlos y podremos estar a la altura de las circunstancias de forma rápida y eficaz”.

A primera hora del jueves ya se habían formado filas de autos en la frontera de Hungría, según informó el servicio de noticias estatal MTI, citando a testigos. Hungría, que se negó a admitir a la mayoría de los migrantes de Oriente Medio en la crisis de refugiados de Europa de 2015-16, podría incurrir en una escala de migración que supere las llegadas que huyen de las guerras de los Balcanes en la década de 1990, advirtió Orban antes de la invasión.

El gobierno de Budapest, que se ha enfrentado a Kiev por los derechos de los húngaros étnicos que viven en Ucrania, desplazó esta semana algunas tropas a la frontera con Ucrania para reforzar la defensa fronteriza y preparar la ayuda humanitaria.

La UE esperaba hasta un millón de refugiados, aunque cualquier escenario está ligado al alcance de un conflicto, según los funcionarios de Bruselas. La planificación ha consistido en hacer un balance de la capacidad de los miembros del Este para gestionar la afluencia, confiando efectivamente en la planificación de contingencia de los estados fronterizos.

Los observadores polacos han especulado con la posibilidad de superar el millón de personas. Tomasz HanczarekM director de Personnel Service, una empresa que contrata a trabajadores del extranjero, cifró la cifra total en hasta 3 millones.

PUBLICIDAD

Alemania, que absorbió la gran mayoría de los inmigrantes que entraron en Europa a través de Turquía y la región de los Balcanes hace seis años, dijo que primero ofrecerá ayuda a los estados fronterizos que asuman la carga inicial. La ministra del Interior, Nancy Faeser, dijo que está en estrecho contacto con el gobierno polaco y la Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la UE.

Y si los refugiados vienen a nuestro país, entonces ellos también” serán asistidos, dijo Faeser durante una visita a Viena el lunes, según Deutsche Presse Agentur.

Las autoridades rumanas dijeron que los ucranianos han comenzado a llegar, en su mayoría a pie, a su frontera norte. El ministro de Defensa rumano, Vasile Dincu, dijo que el país puede aceptar alrededor de medio millón de refugiados. En la vecina Moldavia, un Estado no perteneciente a la UE y situado entre Rumanía y Ucrania, se han formado colas y el presidente del país, Maia Sandu, pidió a los legisladores que decretaran el estado de emergencia.

PUBLICIDAD

Rumanía ha pedido a sus condados más septentrionales, fronterizos con Ucrania, que proporcionen calefacción y electricidad a los centros de refugiados existentes, aunque los medios de comunicación locales han puesto en duda que el país tenga la capacidad necesaria. Eslovaquia, que ya había elaborado planes para ampliar los albergues de refugiados, envió 1.500 soldados a la frontera.

Con la asistencia de Alberto Nardelli, Natalia Drozdiak, Zoltan Simon, Daniel Hornak, Slav Okov, Zoe Schneeweiss y Andra Timu.

PUBLICIDAD

Le puede interesar:

Rusia invade Ucrania en la peor crisis europea de la era de la posguerra

Oro sube a máximo de un año mientras activos refugio se aprecian por ataque a Ucrania

PUBLICIDAD

El petróleo se dispara por sobre US$105 con ataque ruso a Ucrania

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.

PUBLICIDAD