Europa

Kiev bajo fuego mientras Putin demanda que Ucrania se rinda antes de dialogar

Según el Kremlin, Ucrania rechazó una oferta de mantener una reunión en Minsk y sugirió reunirse en Polonia antes de guardar silencio sobre el asunto

Un edificio dañado en Kiev
Por Daryna Krasnolutska y Alan Crawford
25 de febrero, 2022 | 01:09 PM

Bloomberg — Las fuerzas rusas continuaron su empuje hacia la capital ucraniana y el presidente Vladimir Putin instó a los militares ucranianos a amotinarse, aunque dejó entrever que podría estar dispuesto a negociar.

Con la guerra en su segundo día, el Kremlin dijo que el líder ruso estaba dispuesto a autorizar negociaciones con Ucrania para que el país adopte un estatus “neutral”. Putin dice que invadió Ucrania para impedir su acercamiento a la OTAN, la alianza militar occidental, y para obligarla a “desmilitarizarse”.

El rublo y las acciones rusas ampliaron las ganancias después de que el asesor de Putin, Dmitry Peskov, transmitiera la oferta de conversaciones en Minsk, la capital del estrecho aliado de Rusia, Belarús, uno de los lugares desde los que las tropas rusas invadieron Ucrania. Más tarde, Peskov dijo que Ucrania había rechazado esa oferta y sugirió reunirse en Polonia, miembro de la OTAN, antes de guardar silencio sobre el asunto.

PUBLICIDAD

Aunque el presidente Volodymyr Zelenskiy también hizo un llamamiento a las negociaciones, no hubo ningún indicio de que Ucrania accediera a las exigencias rusas de rendición. Tampoco hubo indicios de que se detuvieran los combates. Las sirenas advirtieron a los habitantes de Kiev de que se refugiaran desde primera hora de la mañana, mientras las fuerzas armadas ucranianas decían que sus unidades se enfrentaban a los blindados rusos en el norte.

Zelenskiy dijo que los aviones rusos estaban atacando zonas residenciales de la capital. El alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, dijo que se había “entrado en la fase de defensa”, con disparos y explosiones que se escuchaban en toda la ciudad. “El enemigo ya está en Kiev”, dijo.

La ofensiva continuó a pesar de que Estados Unidos y la Unión Europea aumentaron la presión sobre el Kremlin con un conjunto coordinado de sanciones durante la noche, con el objetivo de infligir un duro golpe a la economía rusa. El objetivo, dijo el ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, es “aislar financieramente a Rusia”. La UE fue más allá el viernes, al congelar los activos de Putin y su ministro de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov.

PUBLICIDAD

Los mercados rusos se encogieron de hombros después de que el presidente Joe Biden y los líderes de la UE se abstuvieran de tomar las medidas más drásticas, sin llegar a excluir a Rusia de la red bancaria internacional SWIFT ni permitir exenciones para las exportaciones de energía.

La posibilidad de negociaciones les animó aún más, aunque las perspectivas de diálogo siguen siendo poco claras. El índice de referencia MOEX subió un 20% después de perder hasta un 45% el jueves, mientras que el rublo se fortaleció un 2,7% frente al dólar tras alcanzar un mínimo histórico.

El presidente chino, Xi Jinping, dijo a Putin en una llamada telefónica a primera hora del viernes que apoyaba las negociaciones entre Rusia y Ucrania, según la Televisión Central China. Citó a Putin diciendo que estaba dispuesto a mantener conversaciones de alto nivel.

Tomar el poder

Sin embargo, la condición de Putin parece ser la de sustituir a los dirigentes ucranianos, a los que ha calificado de “junta”. El viernes, el presidente ruso pidió a las tropas ucranianas que le ayudaran a derrocar al gobierno.

“Tomad el poder en vuestras manos”, dijo, dirigiéndose a los militares ucranianos en una declaración por vídeo antes de una reunión de su consejo de seguridad en Moscú.

Lavrov dijo que Moscú sólo hablará si el ejército de Ucrania se rinde. “Estamos dispuestos a negociar en cualquier momento, en cuanto las fuerzas armadas ucranianas respondan al llamamiento de nuestro presidente, dejen de resistirse y depongan las armas”, dijo.

PUBLICIDAD

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, Maria Zakharova, calificó a Zelenskiy y a su gobierno de “marionetas”. A pesar de la oferta de conversaciones, el asalto a Ucrania continúa para asegurar la “desmilitarización” del país, dijo.

En Kiev, el Ministerio de Defensa dijo que “miles” de voluntarios se estaban alistando para luchar contra la invasión, con 18.000 rifles entregados sólo el jueves. Las fuerzas rusas siguieron avanzando hacia la capital en la orilla occidental del río Dniéper, donde se enfrentaron a las fuerzas ucranianas, dijo durante la mañana el portavoz presidencial Oleksiy Arestovych.

Zelenskiy dijo que sus servicios de inteligencia le habían identificado como el principal objetivo de Rusia, pero que se queda en Kiev y su familia permanecerá en el país. “Quieren destruir políticamente a Ucrania destruyendo al jefe de Estado”, dijo.

PUBLICIDAD

En un discurso posterior, dijo que Ucrania no temía “hablar de estatus neutral”, pero pasó a exigir garantías de seguridad y a decir que el destino del país dependía de su ejército.

El presidente francés Emmanuel Macron dijo que había tenido una conversación franca, directa -y rápida- con Putin a petición de Zelenskiy. Macron dijo que Zelenskiy, que no ha podido ponerse en contacto con el líder ruso, quería que le pidiera a Putin que parara los combates y emprendiera la diplomacia.

PUBLICIDAD

“No produjo ningún efecto hasta ahora, porque el presidente ruso ha elegido la guerra”, dijo Macron.

-- Con la ayuda de Michael Winfrey, Henry Meyer, Robert Brand, John Follain, Gregory L. White, Lucille Liu, Ocean Hou, Iain Rogers y Arne Delfs.

Más sobre la crisis en Ucrania:

PUBLICIDAD

Xi Jinping urge a Putin a negociar con Ucrania en llamada telefónica

Putin dice a militares ucranianos que será más fácil negociar si “toman el poder”

Cómo la guerra en Ucrania amenaza la recuperación económica mundial

PUBLICIDAD