Actualidad

Cómo la presión a oligarcas rusos amenaza el auge de viviendas de lujo en Londres

Hace dos décadas los oligarcas buscaban reinvertir su botín en efectivo de los activos estatales privatizados en empresas occidentales y activos trofeo

Eaton Square
Por Venus Feng y Devon Pendleton
06 de marzo, 2022 | 05:05 AM

Bloomberg — Multimillonarios de todo el mundo han acudido en masa a Londres en las últimas décadas, atraídos por sus abundantes propiedades inmobiliarias de lujo y una larga tradición de servicio a los ultraricos.

Sin embargo, la relación entre la ciudad y los superricos está cada vez más tensa. El gobierno está a punto de proponer nuevas leyes contra el lavado de dinero, facultando a los reguladores para identificar a los propietarios e investigar la riqueza, mientras que las sanciones tras la invasión rusa de Ucrania podrían afectar a algunos de los residentes más ricos de la ciudad y sus activos en el Reino Unido.

Se corre el riesgo de que el atractivo de la capital como destino del dinero extranjero sufra un fuerte revés.

PUBLICIDAD

El año pasado, los compradores fuera del Reino Unido invirtieron más de US$3.000 millones en propiedades en Londres, según el Informe de Riqueza 2022 de Knight Frank, el mayor capital privado transfronterizo invertido en el sector inmobiliario entre los lugares rastreados por el corredor de bienes raíces, por delante de Nueva York, la ciudad con el mayor número de individuos de alto poder adquisitivo, París, Tokio y Singapur.

El informe se basó en datos de 2021, antes de la invasión rusa de Ucrania, que desencadenó la peor crisis geopolítica en décadas y sacudió los mercados bursátiles, especialmente el de Rusia.

La ola de dinero ruso comenzó a descender sobre Londres hace unas dos décadas, cuando los oligarcas buscaban reinvertir su botín en efectivo de los activos estatales privatizados en empresas occidentales y activos trofeo. Roman Abramovich compró el equipo de fútbol Chelsea FC y los rusos adquirieron tantas mansiones señoriales que la ciudad se ganó el apodo de “Londongrad”.

PUBLICIDAD

Las áreas populares incluyen Eaton Square en Belgravia, a veces denominada Red Square (Plaza Roja) y St. George’s Hill en Surrey, un enclave de 964 acres (390 hectáreas) donde la mayoría de las casas tienen un precio de más de 10 millones de libras (US$13,4 millones).

Aunque los rusos siguen siendo compradores importantes, la demanda ha disminuido desde 2014 después de que el colapso del rublo obstaculizó el poder adquisitivo, según Liam Bailey, jefe global de investigación de Knight Frank. Algunas de las propiedades más destacadas compradas en los últimos años han sido por estadounidenses como Ken Griffin, que pagó 95 millones de libras (US$126.77 millones) por una mansión georgiana cerca del Palacio de Buckingham en 2019, y por chinos, como Cheung Chung Kiu, que compró una casa en Knightsbridge por 210 millones de libras (US$280.2 millones) en 2020.

“Si la demanda rusa cae más bajo debido a la crisis actual, es poco probable que esto tenga un impacto sustancial en el desempeño del mercado”, dijo.

Sin embargo, la guerra está acelerando la intención del primer ministro Boris Johnson de impulsar la legislación sobre un registro de propietarios en el extranjero bloqueado durante mucho tiempo como parte de un impulso para sancionar a las élites rusas y tomar medidas drásticas contra el lavado de dinero. Eso podría disuadir a algunos compradores no solo de Rusia, sino también de China y otras partes del mundo, donde los compradores quieren secretos.

Por ahora, Londres está prosperando como destino para los súper ricos, una de varias ciudades a nivel mundial que se resurgieron como destinos de inversión en medio de la recuperación de Covid-19.

Los precios de las casas de lujo aumentaron sin precedentes, impulsados por las bajas tasas de interés, el aumento de los salarios y un entorno laboral más flexible, dijo Knight Frank. En general, también era un buen momento para ser multimillonario. Las 500 personas más ricas del mundo agregaron más de US$1 billón a sus fortunas en 2021, según el Índice de multimillonarios de Bloomberg, incluso cuando la pandemia se prolongó por segundo año consecutivo.

PUBLICIDAD

Un aumento en los precios de las acciones y la vivienda el año pasado en medio de la flexibilización del banco central llevó a un aumento del 9,3% en el número de individuos con un patrimonio neto ultra alto, definido por Knight Frank como aquellos con US$30 millones o más en activos. América del Norte lideró la ganancia, con su población de patrimonio neto ultra alto creciendo un 12 %, mientras que esos grupos en Asia y Europa crecieron cada uno alrededor de un 7 %. África fue la única región que experimentó una disminución, con una caída del 0,8%.

Los ultra ricosdfd

Los aumentos en los precios de los activos, desde los mercados inmobiliarios hasta los mercados de acciones y los artículos de colección de lujo, han ayudado a impulsar las fortunas de aquellos lo suficientemente ricos como para tener carteras de inversión”, dijo Flora Harley de Knight Frank, editora adjunta del informe.

Este año ha enturbiado esa creación de riqueza. Incluso antes de las tensiones geopolíticas, los mercados bursátiles estaban cayendo debido a la preocupación por el aumento de las tasas de interés, mientras que China seguía impulsando su agenda de “prosperidad común”.

PUBLICIDAD

Knight Frank predice que el número de ultra ricos llegará a 784.000 para 2026, lo que representaría una duplicación en una década, impulsado por Asia y Australasia. Los gobiernos, que buscan abordar la desigualdad de la riqueza, aumentarán los gravámenes sobre la riqueza, reduciendo la cantidad de opciones para las jurisdicciones de impuestos bajos.

Si bien EE.UU. y el Reino Unido fueron los lugares más populares para que los ultraricos compraran casas, los precios subieron más alto en Dubái y Moscú, con ganancias de más del 40% en cada ciudad.

PUBLICIDAD

Provenza, en el sur de Francia, tenía la población adinerada más diversa, con personas de 53 nacionalidades extranjeras propietarias allí, en comparación con 45 en Londres.

Mientras tanto, la vecina Mónaco ocupó el primer lugar en costo relativo, con US$1 millon se compran menos de 15 metros cuadrados de bienes raíces de primera calidad, el menor entre las ciudades clasificadas. Hong Kong ocupó el segundo lugar con 21 metros cuadrados y Londres el tercero con 31 metros cuadrados. En Sao Paulo, esa cantidad compró 256 metros cuadrados.

Con la asistencia de Jane Pong y Pierre Paulden.

PUBLICIDAD

Le puede interesar:

Guerra en Ucrania: EE.UU. sanciona a una serie de oligarcas rusos

Multimillonario de cripto y las Pussy Riot se unen para dar dinero a ucranianos

PUBLICIDAD

Uno por uno, quiénes son los millonarios y los bancos rusos sancionados por EE.UU.

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD