Mercados

Londres suspende operaciones de Níquel tras alza sin precedentes de 250%

El metal, que se utiliza en el acero inoxidable y en las baterías de los vehículos eléctricos, superó brevemente los US$100.000 por tonelada

Briquetas de níquel se colocan en un recipiente para una fotografía en la refinería de níquel Kwinana de BHP Group Ltd. en Kwinana, Australia Occidental, Australia, el viernes 2 de agosto de 2019.
Por Mark Burton, Jack Farchy y Alfred Cang
08 de marzo, 2022 | 07:27 am
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg — La Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) suspendió las operaciones en su mercado de níquel después de que una subida de precios sin precedentes dejara a los agentes de bolsa en apuros para pagar las peticiones de margen contra las posiciones cortas (short) no rentables, en un apretón masivo que ha impactado al mayor productor de níquel, así como a un importante banco chino.

El níquel, que se utiliza en el acero inoxidable y en las baterías de los vehículos eléctricos, subió hasta un 250% en dos días y superó brevemente los US$100.000 por tonelada a primera hora del martes. El frenético movimiento, el mayor de la historia en la Bolsa de Metales de Londres, se produjo cuando los inversores y los usuarios industriales que habían vendido el metal se apresuraron a recomprar los contratos después de que los precios subieran inicialmente por la preocupación de los suministros de Rusia.

PUBLICIDAD

Un magnate chino que había creado una enorme posición short en el mercado del níquel se enfrenta a miles de millones de dólares de pérdidas a precio de mercado como resultado de la subida de los precios, según personas familiarizadas con el asunto.

La debacle evocará la época más oscura de la LME, la “crisis del estaño” de 1985, en la que la bolsa suspendió la negociación del metal durante cuatro años y obligó a muchos corredores a abandonar el negocio. La causa fue el colapso del Consejo Internacional del Estaño, un organismo respaldado por 22 gobiernos que se desmoronó cuando no pudo seguir sosteniendo los precios.

PUBLICIDAD

“Esta crisis solo palidece ante la del estaño”, dijo Malcolm Freeman, un corredor de Kingdom Futures que comenzó su carrera en la LME en 1974. Suspender las operaciones “era lo correcto, y mi intuición me dice que probablemente también se plantearán cancelar las operaciones de hoy”. Ello efectivamente sucedió poco después.

Los operadores, mineros y transformadores suelen tomar posiciones short en la bolsa como cobertura de sus existencias físicas de metal. En teoría, cualquier movimiento de precios en las existencias físicas y en la posición en la bolsa debería anularse. Pero cuando los precios suben mucho, cualquiera que tenga una posición short en la bolsa necesita encontrar sumas cada vez mayores de garantía para pagar los márgenes.

Los operadores y los agentes de bolsa deben depositar periódicamente efectivo y valores, conocidos como márgenes, para cubrir las posibles pérdidas de sus posiciones. Si el mercado se mueve en contra de esas posiciones, reciben una “llamada de margen” solicitando más fondos, y si no pagan, pueden verse obligados a cerrar su posición.

El empresario chino Xiang Guangda -conocido como “Big Shot”- ha mantenido durante meses una gran posición short en la LME a través de su empresa Tsingshan Holding Group Co., que es el mayor productor mundial de níquel y acero inoxidable, según personas familiarizadas con el asunto. En los últimos días, Tsingshan se ha visto sometido a una creciente presión por parte de sus corredores para que cumpla con las llamadas de margen de esa posición, una dinámica de mercado que ha contribuido a que los precios suban cada vez más, dijeron estas personas.

PUBLICIDAD

Una unidad de China Construction Bank Corp., que es uno de los corredores de Tsingshan, recibió un plazo adicional por parte de la LME para pagar cientos de millones de dólares de llamadas de margen que incumplió el lunes. El pago necesario ya se ha efectuado, dijo el martes una persona familiarizada con el asunto, que pidió el anonimato porque los detalles no son públicos.

CCB International Holdings no respondió inmediatamente a las solicitudes de comentarios, mientras que los representantes de Tsingshan no tenían comentarios inmediatos el martes.

PUBLICIDAD
El níquel sube a los US$100.000 la toneladadfd

El níquel había recortado algunas ganancias para cotizar un 66% más alto, a US$80.000 la tonelada, antes de la suspensión. Otros metales de la LME bajaron tras el anuncio.

La LME dijo que estaba considerando “un posible cierre de varios días, dada la situación geopolítica que subyace a los recientes movimientos de precios”.

PUBLICIDAD

La suspensión es para al menos el resto del martes. La LME dijo que calcularía los márgenes “por el momento” sobre la base del precio de cierre del lunes, de unos US$48.000.

Un impago total podría tener efectos calamitosos para la bolsa, sus miembros y los usuarios industriales de todo el mundo que dependen de sus precios de referencia. La última vez que la cámara de compensación de la bolsa declaró un impago fue en 2011, cuando el miembro de la bolsa MF Global se derrumbó.

PUBLICIDAD

Cambios en las reglas

La LME anunció inicialmente cambios en las reglas a última hora del lunes en respuesta a un repunte diario de hasta el 90%, permitiendo a los comerciantes aplazar las obligaciones de entrega en todos sus contratos principales, incluido el níquel, en un cambio inusual para una institución de 145 años que se promociona como el “mercado de último recurso” para los metales.

Sin embargo, la medida no abordó el principal motivo de la contracción: que los participantes en el mercado con posiciones short se vieran obligados a cerrarlas porque no podían cumplir con las llamadas de márgenes.

PUBLICIDAD

El níquel ya estaba subiendo debido a la escasez de suministros incluso antes de la invasión rusa de Ucrania, que ha agudizado el temor a una escasez generalizada de productos básicos. El aumento de los precios del níquel, si se mantiene, amenaza con disparar los costes de las baterías de los vehículos eléctricos y complicar la transición energética. Rusia produce el 17% del níquel de mayor calidad del mundo.

Un portavoz de Trafigura, uno de los principales comerciantes físicos del metal, dijo que apoyaba la decisión de la LME.

Los precios del níquel cotizaban a US$80.000 la tonelada cuando se suspendieron las operaciones. Otros metales recortaron o borraron sus ganancias tras el anuncio. El aluminio cayó hasta un 6,9% a US$3.483 la tonelada, el mayor descenso desde 2018.

Le puede interesar:

Shell dejará de comprar gas y petróleo a Rusia

Rusia amenaza con cortar flujo de gas a Europa vía Nord Stream 1

Líderes de la UE sopesan promesa de eliminar dependencia de energía rusa

PUBLICIDAD