Bloomberg Opinión
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg Opinión — Cuando Steve Jobs dirigía Apple Inc. (AAPL) la empresa era famosa por hacer productos que impresionaban e incluso “deleitaban” a sus clientes. El poco inspirador iPhone SE presentado el martes muestra hasta qué punto Apple se ha alejado de esa norma.

Es una lástima, porque el gigante tecnológico más rico del mundo tiene ciertamente los medios para hacerlo mejor.

PUBLICIDAD

El iPhone SE de Apple, introducido en su forma actual en 2020, fue diseñado para atraer a los consumidores con menor presupuesto que de otro modo podrían gravitar hacia competidores como el Google Pixel. A US$399, el SE costaba aproximadamente la mitad de los modelos insignia más populares. Pero por ese precio, los consumidores obtuvieron una pantalla más pequeña y una cámara más débil.

El martes, Apple reveló su más reciente actualización del teléfono, uno de los varios dispositivos nuevos y mejorados que se presentaron en un evento de productos. El nuevo SE cuenta con un procesador más rápido y capacidad inalámbrica 5G de mayor velocidad en lugar del 4G utilizado en el modelo anterior, entre otras mejoras incrementales. Pero eso es todo. El teléfono tiene un diseño similar al de su predecesor, y Apple subió el precio a US$429.

PUBLICIDAD

Una experiencia más ágil gracias a los nuevos chips y un mejor acceso a la red inalámbrica son cambios bienvenidos. Pero la mayoría de los usuarios del SE apenas notarán el cambio. Casi todas las aplicaciones móviles más utilizadas, como TikTok, Instagram y YouTube, funcionan casi igual de bien en las redes 4G, y todavía no hay ninguna aplicación que requiera una mayor velocidad.

En general, el SE será una decepción para los clientes de Apple que llevan tiempo esperando un iPhone actualizado y asequible. El diseño, basado en una configuración de hace 5 años, se siente rancio. Está claro que Apple no está dando prioridad a los clientes del extremo inferior del mercado, lo que es decepcionante para una empresa con un presupuesto anual de I+D de US$22.000 millones.

PUBLICIDAD

Apple podría haber sido más agresiva con el SE, ya sea afinando el diseño, mejorando la pantalla o la cámara, o incluso recortando el precio. Los IPhones representan sólo el 28% del mercado mundial de smartphones, frente al 71% de los teléfonos con base Android, según StatCounter. Un teléfono SE superior podría haber conseguido un avance significativo frente a la competencia.

¿Por qué Apple ha optado por hacer tan poco con el nuevo SE? Es de suponer que la empresa espera que su pegajoso ecosistema de software y servicios, como iMessage, la seguridad mejorada y un servicio de atención al cliente fiable, mantenga a los usuarios en el redil de Apple.

PUBLICIDAD

A Apple también podría preocuparle que un iPhone SE mejorado drásticamente se coma la demanda del iPhone 13 y el iPhone 13 Pro Max, más caros. Esos dos modelos cuestan unos US$800 y US$1.100, respectivamente, para los teléfonos base. Los analistas de Wall Street estiman que el SE sólo representará unos 30 millones de los 245 millones de iPhones anuales que se espera que se envíen este año.

Pero probablemente Apple no corra mucho peligro de canibalizar sus teléfonos de gama alta. Es probable que la mayoría de los usuarios de iPhone sigan comprando modelos de gama alta, independientemente de lo que haga Apple con el SE. Mientras tanto, los clientes de Apple que quieran un teléfono asequible y con todas las funciones tendrán que aguantar la falta de innovación o llevarse su dinero a otra parte. Y algunos podrían hacerlo: Competidores de precio medio como el Google Pixel 6 de Alphabet Inc. de US$599, que tiene un sistema de cámara considerablemente mejor y una vibrante pantalla OLED, se benefician de la complacencia de Apple en torno al SE.

PUBLICIDAD

Apple ha decidido que cuando se trata del segmento asequible del mercado, las actualizaciones menores serán suficientes. Esto es una gran decepción para una empresa conocida por hacer que cada detalle cuente.

Esta nota no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Bloomberg LP y sus propietarios