Argentina

Bajan los dólares paralelos en Argentina, pero los bonos siguen en el subsuelo

El inminente acuerdo entre el Gobierno y el FMI trajo una pax cambiaria y el dólar blue llegó a perforar los $200, contrastando con un riesgo país que no cede

Foto: Chris J. Ratcliffe/Bloomberg
15 de marzo, 2022 | 11:14 AM

Buenos Aires — La deuda argentina en dólares no tiene paz. Si bien los bonos emitidos por Martín Guzmán tras la reestructuración de la deuda con privados en 2020 mostraron en las últimas semanas un desempeño superior al resto de los emergentes, gracias al inminente acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el riesgo país continúa en niveles altísimos e incluso un 6% por encima de los valores que se observaban al cerrar el 2021.

Todo esto en un contexto en el que la principal variable financiera de Argentina, el dólar, encontró una cierta calma en sus versiones paralelas, motivada por el acercamiento del Gobierno hacia el refinanciamiento de su deuda con el organismo multilateral de crédito. Esto azuzó los fantasmas del default y mejoró el panorama para las reservas internacionales del Banco Central.

LA ESTRATEGIA DEL DÍA ARGENTINA: Cada mañana, de lunes a viernes, la mejor información de economía y negocios en el podcast de Bloomberg Línea

PUBLICIDAD

Precios que no levantan

El instrumento soberano más representativo de entre aquellos que fueron emitidos bajo legislación extranjera, es decir, el Global 2030, se encuentra apenas por encima de los US$32 la lámina y su tasa interna de retorno (TIR) navega cerca del 25%. En cuanto a los legislación local, el Bonar 2030 se ubica debajo de los US$ 30 en ByMA y su TIR está arriba de 29,14%.

ADEMÁS: Dólar en Argentina: el blue, MEP y CCL seguirán en caída libre, según Di Stefano

Ante estos valores, no sorprende que el riesgo país se encuentre en torno a las 1.800 unidades, cuando había arrancado el 2022 en 1.697 puntos.

PUBLICIDAD

A medida que Argentina se fue acercando a un acuerdo con el FMI, los bonos en dólares tuvieron un muy buen desempeño en relación al resto de la deuda emergente”, explicó Adrián Yarde Buller, chief economist & strategist de Facimex Valores.

No obstante, el economista aclaró: “Esto no se reflejó en una mejora de las paridades, por la crisis en Europa y el endurecimiento monetario en Estados Unidos, aunque si el mundo se tranquiliza un poco tendríamos que ver una recuperación importante”.

En línea con esta consideración, Tomás Ruiz Palacios, estratega de Consultatio, señaló que los bonos en dólares siguen “muy castigados”, principalmente “porque el contexto externo viene golpeando duramente a la renta fija emergente desde septiembre del año pasado”, cuando la Reserva Federal comenzó a adoptar una postura más ortodoxa.

VER MÁS: Riesgo país: los bonos de guerra de Ucrania rinden menos que los de Argentina

“Históricamente, los bonos argentinos correlacionan bien con el ETF EMB, que sigue a los bonos de países emergentes, aunque, al ser un país más frágil, las oscilaciones de precios son mayores (lo que se denomina como ‘high beta’)”, amplío el analista.

Además, Ruiz Palacios añadió que, ante una simulación de cómo deberían estar los bonos argentinos si el contexto externo no hubiera jugado en contra (es decir, ajustando por la variación de los bonos comparables y el componente high beta), “nos encontraríamos casi en el mejor momento desde la reestructuración de 2020″.

PUBLICIDAD

En una dirección similar apuntó Javier Casabal, estratega de Adcap Grupo Financiero. “Cuando en el mundo desaparece el apetito por el riesgo, los mercados emergentes corrigen, pero Argentina corrige mucho más. Desde los máximos el 15 de septiembre pasado, Argentina llegó a perder 21% mientras que emergentes venía perdiendo 7% y Latam 12%. Más allá del repunto los últimos días, el 2035 sigue debajo de los $30 en buena medida porque Latam y emergentes se mantienen en los mínimos”.

Se separaron dólar y deuda

Un informe reciente de la Consultora 1816 repara en una situación poco habitual: “La deuda en dólares de Argentina vale hoy apenas un poco más que a fin de enero, antes de anunciarse el acuerdo con el FMI, pero el contado con liqui (CCL) bajó $40 desde entonces. Ese desacople es muy llamativo para la historia reciente y tenemos dos hipótesis: Uno de los mercados está equivocado, lo que significa que o las paridades o el dólar están muy baratos”.

“La otra hipótesis es que esta divergencia se explica por el supuesto plan que publicó la prensa de que Argentina negoció darle Bonares a los tenedores offshore de pesos, para terminar de limpiar la posición de no residentes en la curva”, agregó.

PUBLICIDAD
Se separan el CCL y los bonos.dfd

Por último, 1816 concluye: “Partiendo de dólares, estos niveles han sido buenos para entrar el Globales en el pasado. Partiendo de pesos, la posibilidad de pagar un tipo de cambio implícito barato en relación a 40 días atrás da cierta cobertura”.

TE PUEDE INTERESAR

Inflación febrero 2022: los precios no dan tregua y preocupan al Gobierno argentino

Fondos soberanos, protagonistas en 2021: aumentaron su inversión el 171%

PUBLICIDAD