Negocios

Exigencias del Banco Central de Brasil sólo afectan a grandes fintechs: analistas

La nueva regulación del Banco Central de Brasil ha endurecido las reglas prudenciales para las entidades de pago como Nubank

El Banco Central de Brasil sube ahora el listón para que las grandes fintech no generen un riesgo sistémico para el sistema financiero
16 de marzo, 2022 | 04:55 PM
Últimascotizaciones

El pasado viernes, el Banco Central de Brasil ajustó la asimetría regulatoria para las fintechs, endureciendo los requisitos de capital para las entidades de pago que quieran ofrecer crédito.

Tras los cambios regulatorios de 2013 para poner competencia en el concentrado mercado financiero brasileño, el Banco Central sube ahora el nivel para que las grandes fintech no generen un riesgo sistémico para el sistema financiero. Nubank (NU), por ejemplo, no tiene la misma licencia que un banco. La empresa tiene licencia del Banco Central de Brasil como institución de pago.

Con el nuevo cambio, las instituciones financieras dirigidas por las instituciones de pago que tienen tarjetas de crédito tendrán que empezar a tener requisitos de capital. Esto se refiere a que, cada vez que estas empresas cedan un real en crédito, deben tener un porcentaje proporcional en el capital, lo que coincide con los requisitos de capital para los titulares.

PUBLICIDAD

Lo que dice la nueva regla del Banco Central

La nueva resolución conlleva un aumento gradual de los requisitos de capital para las entidades de pago, que en la práctica solo afecta al modelo de negocio de las grandes fintechs, como Nubank, PagSeguro (PAGS), PicPay y el brazo fintech de Mercado Libre (MELI), Mercado Pago, por ejemplo.

La nueva normativa empieza a entrar en vigor en enero de 2023 y estará plenamente vigente a partir de enero de 2025. La norma clasifica a las fintech en tres grupos, cada uno de los cuales tiene un requisito de capital distinto.

El grupo de tipo 1 incluye los conglomerados liderados por instituciones financieras, con una segmentación prudencial ya establecida. El tipo 2 incluye los conglomerados liderados por empresas autorizadas como entidades de pago y no consolidados por instituciones financieras u otras entidades autorizadas por el Banco Central.

PUBLICIDAD

El tipo 3 es el conglomerado liderado por una institución de pago y consolidado por una institución financiera u otra entidad autorizada por el Banco Central. Aquí es donde aparece Nubank, por ejemplo.

La regulación prudencial dicta cómo ponderar el riesgo y qué tipo de requisitos de capital debe tener la fintech dentro de su balance para protegerse del riesgo en la cartera de créditos.

“Lo que propone el Banco Central es que, de alguna manera, estas instituciones de pago, como Nubank, tengan los mismos requisitos de productos de tarjetas de crédito que tiene un banco normal”, explica João Bragança, director senior de la consultora alemana Roland Berger.

El Banco Central de Brasil propone que siempre que haya una cartera de crédito originada por una tarjeta de crédito, estas fintechs tendrán que hacer los cálculos de la misma manera que lo hace un banco tradicional. La exigencia de capital será progresiva sobre el valor total de los activos ponderados por riesgo: 6,75% en 2023, 7,5% en 2024 y 8% a partir de 2025.

Lo que dicen los analistas

Los analistas de Credit Suisse (CS) Bruna Amorim, Marcelo Telles y Daniel Vaz dijeron en un informe que la asimetría regulatoria entre los bancos y las instituciones de pago ya era un tema de debate en Brasil a medida que las fintechs ganaban mayor relevancia y escala.

Cuando salió a bolsa (oferta pública inicial) en 2021, Nubank estaba incluso valorado más que Itaú (ITUB), convirtiéndose en la institución financiera más valiosa de América Latina. Los analistas de Credit Suisse consideran que las nuevas reglas cumplen con el papel de salvaguardar el riesgo sistémico, al tiempo que dejan las puertas abiertas a la competencia debido al principio de proporcionalidad, con una aplicación gradual de la nueva regulación.

PUBLICIDAD

Bragança añade que los impactos de la nueva regulación no son muy diferentes de lo que ya se esperaba: “Tenemos un escalonamiento de la regulación anterior a la nueva regulación hasta enero de 2025, lo que facilita la gestión de los impactos que pueda tener esta nueva regulación y de alguna manera facilita la planificación empresarial”, dijo.

Sobre el impacto de la normativa en las entidades de tipo 3, es decir, las entidades financieras dirigidas por una entidad de pago, Berger dijo que la normativa está muy centrada en la tarjeta de crédito. “Lo que está haciendo el Banco Central es adaptar la regulación a lo que es la transformación del propio mercado”, dijo.

Cuando el Banco Central, de manera intencionada, en la última década, creó una regulación dirigida a modelos de negocio innovadores migrando a una postura pro-competencia, se beneficiaron fintechs como Mercado Pago, PagSeguro, Picpay. Ahora, lo que hace el Banco Central de Brasil es como un “paso atrás”, según Berger, ya que estos modelos de negocio innovadores han crecido y presionan a los grandes competidores, que era el objetivo inicial.

PUBLICIDAD

“Ahora hubo que hacer un reajuste con todos estos requisitos de capital y esta igualación de la regulación de una institución bancaria. Aun así, hay una graduación en lo que está creando el (banco central). Lo que cambió el viernes está muy centrado en las fintech que tienen riesgo sistémico. No tenemos un gran impacto en una pequeña fintech que pueda surgir mañana”.

Le puede interesar:

Este artículo fue traducido por Andrea González.

PUBLICIDAD