Salud

La baja eficacia de Sinovac en Hong Kong es un motivo de preocupación para China

Casi 3% de las personas de 80 años o más que recibieron dos dosis de CoronaVac murieron después de infectarse, en comparación con el 1,5% de quienes recibieron la de BioNTech

Imagen de una dosis de la vacuna de Sinovac contra el Covid-19
Por Michelle Cortez y Linda Lew
21 de marzo, 2022 | 09:05 AM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Los datos que indican que la vacuna de Sinovac Biotech Ltd. (SVA) contra el Covid-19 es menos efectiva que aquellas con tecnología de ARNm para prevenir la muerte en personas mayores en Hong Kong son una señal de alerta para China continental, donde las infecciones van en aumento y una gran parte de la población está inoculada con la vacuna inactivada.

Casi el 3% de las personas de 80 años o más que recibieron dos dosis de la vacuna CoronaVac murieron después de infectarse, en comparación con el 1,5% de quienes recibieron la vacuna de BioNTech SE (BNTX), según un análisis preliminar realizado por el Centro de Protección de la Salud. Recibir solo una dosis de cualquiera de los dos inoculantes ofreció menos protección, ya que el 5,8% de los que recibieron CoronaVac y el 3,4% de los que recibieron la vacuna de ARNm murieron posteriormente.

Los datos se basan en las primeras 5.435 muertes en el brote actual y mostraron que la tasa de mortalidad general fue solo del 0,09% para aquellos que recibieron dos dosis de vacunas, independientemente de la edad.

PUBLICIDAD

Los hongkoneses pueden elegir entre las dos vacunas, y alrededor del 80% de sus residentes de mayor edad han recibido Sinovac. El grupo sigue estando insuficientemente vacunado y representa más del 70% del total de muertes. Sinovac no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios por teléfono y WeChat.

Es una tendencia preocupante para China continental, que no ha aprobado una vacuna de ARNm y donde solo la mitad de la población de 80 años o más está completamente vacunada. La nación ya está luchando por contener su peor brote en dos años sin causar interrupciones graves a su crecimiento económico, incluso cuando los funcionarios recurren a las medidas típicas de Covid-cero, como pruebas masivas y confinamientos estrictos.

La perspectiva de que las personas mayores carezcan de protección suficiente a través de la vacunación arriesga retrasar aún más la reapertura de la segunda economía más grande del mundo. Durante el fin de semana, el país registró sus primeras muertes por Covid-19 en más de un año: un hombre de 60 y otro de 80, uno de los cuales no estaba vacunado.

PUBLICIDAD

China continental también desea evitar repetir los pasos en falso de Hong Kong, donde los casos diarios se dispararon a más de 50.000 y abrumaron los recursos de atención médica. La ciudad tenía que tratar a la gente fuera de los hospitales, mientras que los medios locales informaron que se dejaron bolsas para cadáveres junto a las camas de los pacientes puesto que las morgues ya no contaban con más capacidad.

Los funcionarios chinos pidieron recientemente a los ancianos del país que se vacunaran contra el Covid-19 y mencionaron la alta tasa de mortalidad entre los ancianos y los no vacunados en otros lugares, especialmente en Hong Kong, como advertencias. Los funcionarios se comprometieron a comunicarse con grupos clave y hogares de ancianos para abordar la preocupación que tienen sobre la seguridad y el efecto de las vacunas.

Aún así, las cifras muestran que cualquiera de las vacunas fue mucho mejor que nada. Entre los mayores de 80 años, el 15% de los que no fueron inmunizados murieron después de contraer el virus. El Gobierno dio a conocer la información luego de que el diario local Ming Pao informó sobre las tasas de inmunización entre las víctimas mortales de la ciudad.

PUBLICIDAD