Venezuela

Quik, la primera startup hecha en Maracaibo, seleccionada por Y Combinator

Alejandro Flores y Mauricio Martínez son los rostros al frente de la pequeña compañía que promete expandirse por todo el país, con el objetivo de hacerle la vida más sencilla a los venezolanos

Alejandro Flores y Mauricio Martínez son los rostros al frente de la startup maracucha
21 de marzo, 2022 | 01:15 PM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Un ingeniero mecánico y un diseñador fusionaron ideas para el lanzamiento de la primera startup desarrollada en Venezuela, bajo el nombre de QUIK. Desde Maracaibo, prometen expandirse hacia el resto del país, tras recibir el respaldo de Y Combinator, el acelerador de startups de capital estadounidense.

La pandemia por Covid-19, que significó un retroceso en distintos niveles para los negocios del mundo, fue utilizada como un recurso para el crecimiento de los servicios que ofrecería QUIK en uno de los mercados más complicados de Venezuela, como lo es la ciudad de Maracaibo.

VER MÁS: Bonos de Venezuela atraen compradores tras acercamiento de EEUU

PUBLICIDAD

Alejandro Flores, CEO de QUIK, que se había enfocado en resolver con su app los problemas de pago en la nación suramericana, vio también una oportunidad de sumarle otras opciones como el delivery junto a sus aliados comerciales, y un monedero digital, adecuado incluso para el envío de dinero de venezolanos en el exterior a sus familiares.

“Vimos los problemas que había en Venezuela con el tema del pago, con QUIK se puede ir a cualquier local afiliado y escaneando el QR se paga. Tiene además un wallet, mucha gente lo utiliza para enviar dinero a su familia. Envían un Zelle de 100 dólares y se le carga al monedero y la van usando poco a poco, en un mercado, por ejemplo. Está en dólares y en exchange bitcoin, contamos también con más de 15 métodos de pago, entre ellos Paypal, Zelle, permitimos el pago y la recarga”, comenta Flores, un ingeniero de 35 años, en entrevista con Bloomberg Línea.

QUIK, la primera startup 100% hecha en Venezueladfd

El lanzamiento oficial de QUIK, luego del modo de prueba, se dio finalmente en enero de 2021. El feedback de sus usuarios, que hoy suman 40.000 en Maracaibo, fue clave en la modificación de la plataforma, con la ventaja, como lo explican sus fundadores, de ser ellos mismos los desarrolladores y programadores y darle solución instantánea a las nuevas verticales.

PUBLICIDAD

“Normalmente se terceriza el coding, se compra una app de afuera, pero estamos hablando de un mercado como Venezuela, el más difícil de adaptarse, porque ni nosotros mismos lo entendemos y una plataforma que venga de India o de cualquier otra parte, está descontextualizada. QUIK nació en el caos, lo vivimos todos los días, entendimos a los clientes y le permitió el crecimiento”, añade Mauricio Martínez, diseñador y fundador, a cargo de marketing.

Respaldo de nivel

Flores y Martínez aplicaron el año pasado para formar parte del programa de Y Combinator, reconocido acelerador de startups, y pueden decir hoy que son la primera aplicación 100% hecha en Venezuela en lograrlo. A pocos días de que se culmine el proceso de asesoría y empiecen a participar en las rondas de inversiones, les emociona hablar del capital que hasta ahora han logrado.

“Lo desarrollamos con las uñas, con muy poco dinero, pero ahora estamos recaudando cerca de 3 millones de dólares, en la primera ronda de inversión. Con el poco dinero que quizás podíamos manejar, logramos obtener grandes resultados en Maracaibo. Queremos llevar ese modelo implementado en Maracaibo hasta Venezuela”, dice Flores, al destacar que actualmente cuentan con una plantilla de 30 empleados que podría expandirse en los próximos 6 u 8 meses, que se instalen en toda Venezuela.

Haber elegido la capital zuliana les dio un valor agregado frente a la aceleradora que ha impulsado grandes proyectos a nivel mundial como Rappi o Twitch. “Si pega en Maracaibo, pega en todos lados”, es un lema transformado en meme, que han decidido usar para hacer referencia a la decisión que tomaron en torno a su modelo de negocio.

“Si QUIK es pensada para la solución del problema, no hay mejor lugar para empezar que ahí”, sentencia Martínez, sobre la plataforma, cuyo 80% de las compras que allí se efectúan son en dólares, criptoactivos, paypal, Zelle o efectivo.

Por qué invertir en Venezuela

Ambos fundadores, oriundos de Maracaibo, insisten en el enfoque principal de QUIK por dar solución a temas que aunque parezcan sencillos, en Venezuela se tornan complicados. El pago de un taxi en divisas o la compra de un mercado en un local sin suficiente cambio, son algunos de los ejemplos. La apuesta es convertirla en una superapp, que además tienda puentes con la inversión extranjera.

PUBLICIDAD

VER MÁS: Maduro anunció que Venezuela tendrá su propia red social

“Creemos que hay un renacimiento económico y QUIK espera ser parte, que tienda puentes en esa inversión extranjera y en la vida diaria del venezolano. Facilitar ese proceso de compra, que quizás los distintos actores no lo han hecho de la manera correcta. La gente prefiere a QUIK, por los distintos métodos de pago, o porque es mucho más sencilla y las respuestas son inmediatas”, detalla Flores.

Su objetivo si bien es convertirse en el número uno a nivel nacional y luego abrirse oportunidades en el extranjero, no contemplan descartar a la competencia en el recorrido porque creen en la libertad de los usuarios al momento de elegir. Buscan por ahora utilizar a Caracas como conejillo de Indias en el proceso de expansión y poder ofrecer un servicio central, de buena calidad.

PUBLICIDAD