Vuelta al mundo virtual de Zelenskiy es una nueva arma en la guerra contra Rusia

La inspiración y la culpa forman parte de su fórmula para estimular a los aliados a hacer más

Volodymyr Zelenskiy, presidente de Ucrania, dirigiéndose virtualmente a los miembros del Congreso en el Capitolio de Estados Unidos en Washington, D.C., el 16 de marzo.
Por Marc Champion
24 de marzo, 2022 | 07:10 AM

Bloomberg — Como comediante profesional hasta hace tres años, Volodymyr Zelenskiy sabe adaptar su material a diferentes públicos. Como presidente de una nación en guerra, ha desplegado esa habilidad con gran efecto en una gira mundial virtual, inspirando y avergonzando en partes iguales.

Proyectado en pantallas gigantes en la Dieta Nacional de Japón y más tarde en la Asamblea Nacional de Francia el miércoles, Zelenskiy invitó a los legisladores a conectar con la difícil situación de Ucrania jugando con su propia historia y su propia imagen, al igual que ha hecho al menos diez veces desde que Rusia invadió Ucrania hace un mes.

Volodymyr Zelenskiy se dirige al Bundestag a través de un vídeo en directo desde la agitada ciudad de Kiev, en Berlín, el 17 de marzo.dfd

Para la mayoría de los líderes, dirigirse a la cámara de otra democracia es un honor que se concede una vez en la vida política, si es que se concede. Zelenskiy fue ovacionado incluso en Berlín, a pesar de sus agudas críticas, recordando la culpabilidad de Alemania en la Segunda Guerra Mundial cuando pidió al Bundestag que dejara de poner los intereses comerciales por encima de las vidas ucranianas para no volver a “tener que avergonzarse algún día”.

Superada en números por Rusia en tierra, aire y mar, la guerra de la información es el único campo en el que Ucrania está ganando claramente. Esto se debe, en gran medida, al espectáculo internacional de Zelenskiy, que ha sido posible gracias a la normalización de las videoconferencias tras la llegada del Covid-19, así como a la calidad de estrella de Zelenskiy, que no está afeitado, va vestido de color caqui y es habitualmente contundente.

PUBLICIDAD
VER +
Bancos suizos nuevamente en la mira por lazos con Rusia tras discurso de Zelenskiy

“Esto es enorme”, dijo Alastair Campbell, quien como jefe de comunicaciones del exprimer ministro Tony Blair organizó el primer discurso de un líder británico ante la legislatura francesa en 1998. “Pasamos una enorme cantidad de tiempo preparando el discurso. , los franceses sacaron a sus tambores y creo que nunca había visto a Tony tan nervioso”.

Zelenskiy ha estado haciendo eso varias veces a la semana, consiguiendo invitaciones a fuerza de reconocimiento de su nombre y popularidad entre los votantes de gran parte del mundo democrático. El martes, mientras compaginaba sus apariciones virtuales con los discursos a su propia nación, dirigiendo el esfuerzo de guerra y simplemente manteniéndose vivo bajo los bombardeos rusos y los supuestos intentos de asesinato, parecía cansado.

“Zelenskiy está aprovechando, y no lo digo en un sentido negativo, el hecho de que parte de su mensaje es que apoyamos a Ucrania”, dijo Campbell, refiriéndose a los políticos a los que se dirige. “Así que parte de su mensaje es, muchas gracias por eso, pero queremos que hagas más”.

PUBLICIDAD

Ese equilibrio entre la gratitud y el reproche es difícil de lograr, pero se ve favorecido por lo que Campbell considera la inusual capacidad de Zelenskiy (para un político) de mostrarse genuino. A veces sus llamamientos parecen haber tenido un impacto directo.

VER +
Ucrania votará cualquier acuerdo que se alcance con Rusia, dice Zelenskiy

Horas después del discurso de Zelenskiy ante el Congreso de los Estados Unidos, que se completó con vídeos de la destrucción en Ucrania que hicieron que un legislador gritara “Jesús”, el presidente Joe Biden anunció un paquete de ayuda adicional de US$800 millones para Ucrania que incluye drones armados, así como miles de armas antitanque y antiaéreas.

Al día siguiente de su intervención en la Cámara de los Comunes, el secretario de Defensa de Reino Unido, Ben Wallace, dijo que enviaría a Kiev otros 1.615 misiles antitanque NLAW.

El mensaje principal de Zelensky ha sido siempre el mismo, y el “más” que desea se reduce a menudo a endurecer las sanciones a Rusia y a imponer una zona de exclusión aérea, o a proporcionar los medios para que Ucrania lo haga por sí misma. El contexto, sin embargo, se ha adaptado cuidadosamente.

En Japón, Zelenskiy apeló a una historia común de catástrofes nucleares (en el caso de Japón, en Fukushima en 2011, y en el de Ucrania, en Chernóbil en 1986) en un momento en que las tropas rusas han disparado contra instalaciones nucleares para capturarlas. En París, fue el deseo que comparten los ucranianos de “Liberté, égalité, fraternité”, el lema de la República Francesa.

En Israel, Zelenskiy recordó Babyn Yar, un monumento en el barranco de Kiev donde las tropas nazi-alemanas mataron a casi 34.000 judíos, recientemente bombardeado por Rusia. En Estados Unidos, fue Pearl Harbor y los atentados terroristas del 11-S; en Reino Unido, la Batalla de Inglaterra de 1940, librada por el control de los cielos de Inglaterra, y el recuerdo eclesiástico de ese año de haberse quedado solo en la lucha. Dirigiéndose a Berlín, apeló al canciller Olaf Scholz para que “dé a Alemania el papel de liderazgo que se merece”.

Pero luego vienen las provocaciones, diseñadas para incitar a los aliados a actuar. A Alemania se le dijo que su reticencia a cortar los lazos económicos y energéticos con Rusia estaba construyendo un nuevo Muro de Berlín, que separaría a Ucrania del resto de Europa. En el Reino Unido, Zelenskiy pidió a la “Gran” Bretaña que hiciera honor a su nombre y diera a Ucrania los medios para librar su propia Batalla de Inglaterra. “Hagan lo que la grandeza de su Estado y de su pueblo les obliga a hacer”, dijo.

PUBLICIDAD
Discurso de Volodymyr Zelenskiys ante el parlamento israelí emitido en la plaza Habima de Tel Aviv, el 20 de marzo.dfd

En EE.UU., Zelenskiy pasó a hablar en inglés para implorar al líder del mundo libre que lidere de verdad, imponiendo una zona de exclusión aérea sobre Ucrania.

“El objetivo de la petición de zona de exclusión aérea es hacernos sentir culpables por no poder hacer la zona de exclusión aérea para que trabajemos aún más en todo lo que podemos hacer”, dijo el representante demócrata de Nueva Jersey Tom Malinowski, miembro de la Comisión de Asuntos Exteriores. “Es brillante”.

Se llamó a varias empresas francesas por su nombre y se les dijo que salieran de Rusia. Se pidió a Suiza que congelara las cuentas bancarias y los bienes inmuebles de los oligarcas rusos. Zelenskiy también criticó al gigante multinacional de la alimentación con sede en Suiza, Nestlé SA (NESNN), por seguir haciendo negocios en Rusia.

VER +
Zelenskiy ante el Congreso de EE.UU.: “recuerden Pearl Harbor”

El miércoles, la empresa dijo que suspendería la mayor parte de sus ventas y fabricación en Rusia, y que se centraría en los alimentos esenciales, incluidos los alimentos para bebés y nutrición médica.

PUBLICIDAD

Zelenskiy, que es judío, guardó quizás sus palabras más duras para Israel, que mantiene una delicada relación de seguridad con Moscú en Siria y se ha negado a sancionar a Rusia, o a compartir su sistema de defensa aérea Cúpula de Hierro con Ucrania. Acusando a Rusia de buscar una “solución final” para Ucrania como Hitler hizo con los judíos, pidió a Israel que no sea indiferente al mal.

“Depende de ustedes, queridos hermanos y hermanas, elegir la respuesta”, dijo Zelenskiy a la Knesset. “Y tendrán que vivir con esa respuesta, pueblo de Israel”.

PUBLICIDAD

Con la asistencia de Megan Scully, Arne Delfs, Corinne Gretler, Isabel Reynolds, Daniel Avis y Kenneth Hughes.

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.