PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Viajes

Con nómadas digitales y estadías más largas, Costa Rica quiere reactivar el turismo

El ministro de turismo, en entrevista con Bloomberg Línea, habla de las apuestas del país para recuperar sus niveles prepandemia, que estima se logren hasta 2023

Foto: Instituto Costarricense de Turismo
29 de marzo, 2022 | 10:38 am
Tiempo de lectura: 7 minutos

Costa Rica se alista para que a partir de este 1 de abril los turistas puedan ingresar al país con menos restricciones por la pandemia. Los viajeros podrán entrar sin portar un pase de salud y los extranjeros no vacunados no tendrán que pagar por un seguro médico con cobertura Covid. Y, aunque el uso de mascarillas seguirá siendo obligatorio, el gobierno espera que con estas medidas la reactivación del turismo se encamine hacia mejores cifras.

Además, desde la misma fecha todas las actividades y eventos podrán retomarse con un 100% de aforo sin requerir un código QR que certifique un esquema de vacunación completo contra el virus, lo que podría impulsar aún más la recuperación.

PUBLICIDAD

Bajo este escenario, el ministro de turismo, Gustavo Alvarado, habló con Bloomberg Línea sobre el estado de la reactivación turística del país y lo que falta, las estrategias que desde el Congreso se han tomado para impulsar el regreso a los niveles prepandemia y el camino que ha recorrido Costa Rica para consolidar su modelo de turismo sostenible.

Alvarado resalta que las acciones en pro del turismo son clave para el país porque este sector representa cerca del 6% del Producto Interno Bruto de Costa Rica. “Generamos una parte importante de empleo, superior a los 300.000 empleados relacionados de forma directa e indirecta en materia de turismo. Además, nuestro modelo turístico está disperso por todo el país, por lo que lleva desarrollo a todas las zonas. El turismo es sin duda un elemento dinamizador de nuestra economía y motor fundamental para la mejoría económica”, señala.

PUBLICIDAD

¿Cómo va la reactivación del turismo?

El ministro Alvarado dio a conocer que en 2021 el arribo de pasajeros internacionales tuvo una recuperación del 42,8% en comparación con el 2020. En total, dijo, se registraron 1.347.055 visitas de turistas. “Es un crecimiento que es muy superior a lo que había establecido la Organización Mundial del Turismo que sería el crecimiento promedio en distintos países, que era de aproximadamente entre un 20 y 30%”.

Sin embargo, Alvarado reconoció que, aunque es una cifra positiva, aún está muy lejos de los 3 millones de turistas que recibió el país en 2019, antes del golpe de la pandemia.

“En el mes de diciembre logramos tener de vuelta a todas las líneas aéreas que volaban antes de la pandemia a Costa Rica y eso fue fundamental porque finalmente pudimos recuperar toda la conectividad aérea de los países emisores de turistas hacia el país, en especial de Europa y Estados Unidos”, afirmó. Además, añadió que el reto ahora es aumentar el número de frecuencias y, por ende, el número de asientos y viajeros en Costa Rica.

Ahora bien, sobre las previsiones del país para la recuperación total del turismo, el ministro señaló que no hay nada fijo y que todo depende de las coyunturas internacionales y de la pandemia. “Como todos sabemos, depende mucho de las coyunturas internacionales. Ahorita estamos en una situación compleja por el conflicto armado en Ucrania que genera de alguna u otra forma impacto en el turismo. También debemos decir que la pandemia aún no ha terminado”, indicó.

PUBLICIDAD

La expectativa de Alvarado para este año es que el país ronde cerca de los dos millones de turistas. “Es decir, nos faltaría un millón más de turistas para lograr el promedio antes de la pandemia, así que uno esperaría que para el próximo año, el 2023, ya tengamos el número de equiparación a lo que pasaba en el 2019″, aseguró. Sin embargo, el ministro fue insistente en que el panorama y las proyecciones pueden cambiar.

Temporada alta extendida y estadías más largas

Alvarado resalta que pese a los retos que ha traído la pandemia, se están dando oportunidades que a largo plazo podrían significar una nueva dinámica del turismo en Costa Rica. “A mi no me gusta tanto hacer la comparación de los niveles prepandemia y los de ahora porque la dinámica ha cambiado mucho”, dijo.

PUBLICIDAD

El primer cambio que menciona el funcionario es que este año han notado que la temporada alta ha estado bastante positiva, pero que también se ha extendido. “En los meses de diciembre de 2021, enero y febrero de este año, el promedio de visitantes llegando a Costa Rica superó los 300.000 turistas. Como tal vemos que la temporada alta se ha extendido más allá de los meses tradicionales. Los números del mes de marzo también parecieran bastantes positivos y para abril también prevemos esa tendencia de mantener un crecimiento importante”.

Para el ministro, la apertura de las fronteras marítimas para las llegadas de barcos, cruceros y yates a ambas costas del país, tanto en el Pacífico como en el Atlántico, son los factores que han tenido un impacto en la prolongación de la temporada alta. “Somos optimistas. Estamos positivos, creo que hemos ido avanzando bajo el camino correcto de reactivación. Falta mucho por lograr, pero vamos avanzando en forma positiva”, señaló.

PUBLICIDAD

Sostenibilidad, pensionados, nómadas digitales y mujeres

El ministro destacó que el modelo de turismo actual de Costa Rica no es nuevo y que se ha venido desarrollando durante décadas. “Aunque la sostenibilidad se ha puesto ahora de moda, nosotros tenemos más de 60 años de venir trabajando en esto y no es una sostenibilidad que solo está enfocada en materia de medio ambiente sino también en materia social”, dijo.

En ese sentido, cree que el país tiene ventaja en este tipo de turismo sobre otras naciones que apenas están incursionando en este modelo de viajes. Y que, además, este mismo modelo es el puede ayudar a Costa Rica a su reactivación en el contexto de la pandemia. “Ahora hay una mayor conciencia de respeto por el medio ambiente, de hacer turismo con tu burbuja de gente cercana y apostar por viajes menos masivos y más largos; y en eso creo que llevamos delantera”.

PUBLICIDAD

También resaltó que a diferencia de otros países, Costa Rica cuenta con un certificado de sostenibilidad turística reconocido a nivel internacional, vigente desde hace más de 20 años, que reconoce a las empresas del sector que tienen acciones en pos de la sostenibilidad ambiental y social.

Para Alvarado, es clave que Costa Rica no busca un turismo masivo, sino viajeros que recorran todo el país en estancias largas. “El país tiene una de las estadías más largas. Antes de la pandemia el promedio de la estadía era de 12 días aproximadamente, que es bastante para un país relativamente pequeño de 54.000 kilómetros cuadrados y que, por ejemplo, cabe 22 veces en Colombia”, dijo.

PUBLICIDAD

El gobierno ahora espera que cada vez se incrementen más estas estancias, por lo que están impulsando normativas para lograrlo. “En medio de la pandemia se han aprobado legislaciones que se ajustan a las nuevas realidades”, dijo.

El ministro resaltó la ley de nómadas digitales con la que buscan atraer este sector al país. “Esta será una tendencia internacional”, aseguró, mientras explicó que el objetivo de la ley es fomentar las visitas de larga estancia en el país y aumentar el gasto de recursos de origen extranjero.

La ley le permite a los viajeros permanecer hasta por un año en el país con una visa que puede prorrogarse por un año adicional bajo una categoría migratoria de no residente. Además, les otorga un beneficio de exención total del impuesto sobre las utilidades y sobre la importación de equipo básico informático y de telecomunicaciones necesarios para sus laborales. También les permite conducir en Costa Rica si tienen una licencia válida en su país de origen.

La idea, de acuerdo con el ministro, es que este sector contribuya a la recuperación turística a través de los servicios de alojamiento, alimentación, alquiler de vehículos, tours, servicios médicos, entre otros.

Sin embargo, cabe resaltar que el reglamento de esta ley sigue sin publicarse, pese a que fue firmada el 13 de julio de 2021 por el presidente Carlos Alvarado. En principio, el Ejecutivo tenía un plazo de dos meses para emitir el reglamento, pero ocho meses después aún sigue si publicarse. Los retrasos preocupan a quienes esperan beneficiarse de su implementación.

Óscar Villalobos, director ejecutivo de la Comisión Interinstitucional de Marinas y Atracaderos Turísticos explicó al diario El Financiero de Costa Rica que se espera que los reglamentos estén listos y firmados antes del cambio de gobierno para que no haya inconvenientes que dificulten el progreso de esta ley.

Por otra parte, el ministro Alvarado también resaltó la nueva ley aprobada para potenciar la filmación de cine en Costa Rica y la creciente ley para pensionados que desean buscar en Costa Rica un lugar para jubilarse. Este último sector ha sido clave para el país en los últimos años, por lo que el ministro dice que constantemente están buscando mejorar las condiciones para hacer crecer esta población en el territorio.

Además, están las mujeres que viajan solas y que, según el funcionario, son un nicho que cada vez crece más. En este sentido, resalta el programa de la red Sofía. “Creemos que efectivamente debemos ayudar a sensibilizar sobre cómo actuar y cómo trabajar con este grupo de mujeres. Me parece que nuestro país da un paso importante en está dinámica”, aseguró.

El programa ofrece cursos en conjunto con el Instituto Internacional de la Mujer, el Ministerio de Seguridad Pública y el Instituto Costarricense de Turismo en materia de prevención, atención y educación sobre cómo ofrecer escenarios seguros para las mujeres que viajan solas. “Este programa lleva apenas pocos meses, pero creo que damos un paso importante como destino que sin duda alguna va a ir creciendo con el tiempo”, dijo.

El ministro enfatizó en que las políticas turísticas del país no cambian con los gobiernos, lo que ayuda a la continuidad y el crecimiento del sector.

PUBLICIDAD