Actualidad

Secuestros en Haití escalan en medio de crisis política

Un informe encontró que los principales objetivos de los secuestradores fueron médicos, abogados y profesionales, seguidos de funcionarios públicos, estudiantes y policías

Port-au-Prince, Haiti
Por Jim Wyss
31 de marzo, 2022 | 07:50 PM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — Haití registró 225 secuestros durante el primer trimestre de 2022, lo que representa un aumento del 58% con respecto al mismo período del año anterior, al tiempo que la nación caribeña lucha por domar la violencia de las pandillas en medio de una profunda agitación política, según tabulaciones de un grupo local de derechos humanos.

En un informe divulgado el miércoles, el Centro de Análisis e Investigación en Derechos Humanos, un grupo de expertos haitiano, dijo que la evidencia anecdótica también mostró que las demandas de rescate están aumentando y los rehenes pasan más tiempo en cautiverio en comparación con el año pasado.

Para todo el año 2021, el grupo calculó el número de secuestros en todo el país en 1.032 y advirtió que este año podría superar esa marca, particularmente si no se materializan los millones en ayuda internacional para la seguridad, que se han prometido. También señaló que los secuestros tienden a aumentar cerca de fin de año.

PUBLICIDAD

El informe encontró que los principales objetivos de los secuestradores eran médicos, abogados y profesionales, seguidos de funcionarios públicos, estudiantes y policías.

El martes, miles de personas salieron a las calles de la capital Puerto Príncipe para protestar por los secuestros y la delincuencia en general.

Robenson Geffrard (@robbygeff): Intersección Lalue y Nazon, la marcha contra la inseguridad y el secuestro en Puerto Príncipe #Haiti

PUBLICIDAD

El año pasado, la crisis de secuestros en Haití atrajo atención mundial cuando 16 ciudadanos estadounidenses, incluidos cinco niños, fueron retenidos dos meses por la pandilla 400 Mawozo.

La nación entró en crisis desde el asesinato del presidente Jovenel Moïse en julio del año pasado. Desde entonces, el primer ministro, Ariel Henry, ha prometido en repetidas ocasiones tomar medidas enérgicas contra la violencia de las pandillas a las que culpa de retrasar las elecciones generales.

PUBLICIDAD