Negocios

S&P prevé que Pemex hará más pagos deuda mientras precio de crudo sube

Lisa Schineller, analista de calificaciones soberanas para México en S&P, dijo que Pemex puede manejar los pagos de la deuda por su cuenta ante mayores ingresos

Lisa Schineller, analista de calificaciones soberanas para México en S&P, dijo que Pemex puede manejar los pagos de la deuda por su cuenta ante mayores ingresos
Por Amy Stillman y Max de Haldevang
31 de marzo, 2022 | 03:07 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — S&P Global Ratings prevé que Petróleos Mexicanos realizará más pagos de deuda por su cuenta este año en un giro estratégico impulsado por los precios más altos del crudo. No obstante, aún pronostica que el Gobierno le brindará ayuda financiera cuando sea necesario.

Mayores ingresos significan que el gigante petrolero estatal Pemex, como se conoce a la compañía, “no necesita el apoyo extraordinario que el Gobierno anticipaba inicialmente, por lo que Pemex puede manejar los pagos de la deuda por su cuenta”, comentó Lisa Schineller, analista de calificaciones soberanas para México en S&P.

Aun así, es poco probable que la Administración del presidente Andrés Manuel López Obrador retire su respaldo de larga data a la compañía, dijo.

PUBLICIDAD

S&P ha alineado durante mucho tiempo su calificación para Pemex con la calificación soberana de México, una opinión reforzada por “el apoyo extraordinario que hemos visto bajo la Administración de López Obrador”, dijo Schineller en una entrevista.

Desde que asumió el poder a fines de 2018, el Gobierno de López Obrador ha ido repetidamente al rescate de Pemex, la petrolera más endeudada del mundo, dado su estatus de columna vertebral de la industria energética de México.

Hasta el momento, se espera que Pemex reciba más de US$20.000 millones en exenciones fiscales combinadas, inyecciones de capital y ayuda financiera durante el mandato de López Obrador. Sin embargo, los inversionistas consideran que la ayuda estatal simplemente mantiene a flote a Pemex en lugar de enderezar el barco a largo plazo.

PUBLICIDAD

Los bonos de Pemex con vencimiento en 2032 subieron a 95,9 centavos por dólar el jueves.

Los altos precios del petróleo son una bendición mixta para México, dijo Schineller. El país es un importador neto de energía y los precios más altos del crudo han provocado un aumento en los costos del combustible importado, lo que obligó al Gobierno a reducir los impuestos e introducir subsidios a la gasolina para evitar disturbios sociales.

En lugar de recoger plenamente los beneficios de los mayores ingresos petroleros, México está utilizando las ganancias extraordinarias para compensar el aumento de los precios de la gasolina para los consumidores.

El Gobierno estima que puede darse el lujo de subsidiar el combustible aunque los precios del crudo suban a US$155 por barril sin perjudicar las finanzas públicas, dijo el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, a Bloomberg News la semana pasada.

La producción del crudo insignia de Pemex, Maya, está disminuyendo debido a que no invierte en campos marinos de aguas profundas más lucrativos.

Además, el enfoque del Gobierno en desarrollar su negocio de refinación es considerado una fuga de recursos por parte de las firmas internacionales de calificación crediticia. Su deuda total de más de US$109.000 millones ha sido el foco de atención de inversionistas durante varios años.

Te puede interesar:

PUBLICIDAD