Economía

Gobierno de AMLO discute reducir ayuda a Pemex ante más ingresos petroleros

Las exportaciones netas de la petrolera contabilizaron US$1.167 millones, su mejor nivel mensual desde septiembre de 2014

La Ley de Ingresos de la Federación 2022 establece un precio promedio de la Mezcla Mexicana de petróleo en US$55.1, pero tras la guerra en Ucrania el crudo mexicano rompió la barrera psicológica de los US$100 por barril.
30 de marzo, 2022 | 04:00 am
Tiempo de lectura: 3 minutos

Ciudad de México — Los altos precios del petróleo están haciendo que el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador discuta si este año se reducirán los apoyos a Petróleos Mexicanos (Pemex).

Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), no descartó que este año sea la empresa petrolera la que apoye las finanzas públicas ante mayores ingresos por la exportación de petróleo.

PUBLICIDAD

“Eso es todavía algo que se está discutiendo”, dijo a Bloomberg Línea en el marco de la Convención Bancaria, cuando se le preguntó si con ante mayores ingresos petroleros se reduciría la capitalización para Pemex.

Hacienda alista los Pre-Criterios Generales de Política Económica 2023, los cuales presentará el 1 de abril al Congreso. La dependencia anticipa mayores ingresos petroleros en 2022, lo que tendrá un impacto positivo en las finanzas de Pemex.

PUBLICIDAD

La Ley de Ingresos de la Federación (LIF) 2022 establece un precio promedio de la Mezcla Mexicana de petróleo en US$55.1, pero en lo que va del año el crudo ha registrado un precio mayor al aprobado por el Congreso. Debido a la guerra en Ucrania el petróleo rompió la barrera psicológica de los US$100 por barril.

Con el precio de US$55.1, Hacienda estimó ingresos petroleros por MXN$1.087 billones para 2022, pero el aumento en los petroprecios harán que la dependencia ajuste al alza su estimado.

“Todavía no sabemos cuánto es porque apenas estamos en marzo, pero pensamos que va a ser significativo y bueno, ahora pues a ver si ellos (Pemex) nos ayudan a nosotros”

Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda de México

En febrero de 2022, las exportaciones netas del gigante estatal contabilizaron US$1.167 millones, su mejor nivel mensual desde septiembre de 2014 y un incremento anual de 1.300%.

Las exportaciones netas están compuestas por las exportaciones de hidrocarburos, menos las importaciones de gas natural, combustibles y petroquímicos que ingresa Pemex al país.

PUBLICIDAD

Incluso la petrolera mexicana aumentó las exportaciones de crudo a América y el Lejano Oriente, a pesar de que produjo menos petróleo en el segundo mes de 2022.

Con los precios del crudo en US$100 por barril debido a la guerra en Ucrania, el Gobierno mexicano incluso se replanteó seguir exportando petróleo, después de que prometió refinar todo el crudo que produce en 2023.

PUBLICIDAD

En marzo, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, dijo a Bloomberg Línea que estaba analizando junto con Hacienda la conveniencia económica de continuar con los envíos de crudo al extranjero.

El más reciente anuncio de capitalización a Pemex fue el 6 de diciembre de 2021, cuando Hacienda dio a conocer una aportación patrimonial a la empresa productiva del Estado hasta por US$3,500 millones para ayudarla a reducir su deuda y mejorar el perfil de vencimiento, así como realizar la recompra de bonos.

PUBLICIDAD

Desde el 4 de marzo, Hacienda activó un nuevo estímulo fiscal para controlar los precios de las gasolinas en México y evitar que el alza en el precio del petróleo a nivel internacional, debido a la guerra en Ucrania y su impacto en el sector energético, afecte el poder adquisitivo de los consumidores mexicanos.

Este nuevo estímulo complementario se suma a la política de estímulo fiscal vigente desde enero de 2017, la cual consiste en reducir la tasa del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que se cobra por cada litro de gasolina y diésel cuando hay fluctuaciones del petróleo derivadas de la evolución de los precios internacionales del crudo.

PUBLICIDAD

Aunque el otorgamiento de estímulos fiscales a los combustibles implicará una menor recaudación de impuestos vía IEPS, Impuesto al Valor Agregado (IVA) e Impuesto Sobre la Renta (ISR), las autoridades hacendarias estiman que la entrada de ingresos por la venta de crudo compensaría el hueco que habría en los ingresos tributarios.

“En el balance del Gobierno federal va a ser neutral porque toda la ganancia que tenemos por un flujo adicional del precio del petróleo se va a utilizar para apoyar a la economía en cuanto a contener el incremento del costo de la gasolina. En el caso de Pemex efectivamente va a haber un ingreso adicional”

Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda de México

El 27 de octubre del año pasado, Romero Oropeza dijo que Pemex dejará de amortizar sus vencimientos de deuda y sería el Gobierno mexicano el que se encargará de cubrirla. Un día después, su entonces CFO, Alberto Velázquez, matizó su declaración.

PUBLICIDAD

Con información de Jimena Tolama

Te puede interesar:

PUBLICIDAD