Economía

4 analistas ven optimismo para México en recaudación, petróleo y PIB de 3,4%

Hacienda prevé que el crecimiento se ubique en un rango de 1,4% a 3,4% para 2022, pero coloca como crecimiento puntual un 3,4% que ha sido cuestionado por analistas

Hacienda propuso en los Pre-Criterios 2023 un equilibrio primario del balance fiscal y a proyecta que la deuda pública cerrará el año en 49,6% como proporción del PIB
04 de abril, 2022 | 07:10 AM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Ciudad de México — Los nuevos estimados de recaudación y del precio y plataforma petrolera, así como un crecimiento de 3,4% para México en 2022, son proyecciones optimistas del Gobierno en un contexto de desaceleración de la reactivación, de menor crecimiento de Estados Unidos y de la incertidumbre que genera la guerra entre Rusia y Ucrania, dijeron a Bloomberg Línea cuatro analistas.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) entregó el viernes al Congreso el documento de Pre-Criterios Generales de Política Económica 2023, en el que actualizó las principales variables macroeconómicas y las estimaciones de cierre para los ingresos presupuestarios y gasto público de 2022.

El nuevo estimado de crecimiento económico puntual de 3,4%, desde uno previo de 4,1%, se llevó los reflectores porque la proyección hecha por la dependencia que encabeza Rogelio Ramírez de la O está por encima de las previsiones de analistas y de diversas instituciones.

PUBLICIDAD

Janet Quiroz, subdirectora de Análisis de Grupo Financiero Monex, dijo que sorprendió la proyección de 3,4% del PIB para este año, aunque se hizo una revisión a la baja. “Aún luce muy positivo ante la coyuntura que estamos viviendo y además el año empezó lento por el tema de ómicron”.

Indicó que la revisión que hizo Hacienda fue mucho más acotada a las proyecciones que está estimando el consenso, en donde la mediana está esperando un crecimiento de 2% y el promedio es de 1,8%.

“El caso de crecimiento es la variable que más llama la atención. Efectivamente el estimado central es optimista si se toma en cuenta que la expectativa de analistas y de instituciones internacionales es cercana al 2%”, apuntó Víctor Gómez Ayala, académico del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y exfuncionario de Hacienda.

PUBLICIDAD

Manuel Guadarrama, coordinador del Área de Finanzas Públicas del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), afirmó que el reajuste de Hacienda es poco realista. “Está fuera de los parámetros de organismos, calificadoras y bancos. Sorprende esa decisión a pesar de estar en un entorno internacional de alta volatilidad e inflación”.

Gabriela Siller, economista en jefe de Banco Base, ve muy alto el crecimiento económico pronosticado para 2022, considerando que depende de la evolución de los ingresos tributarios. “Lo vemos muy optimista, creíamos que lo iban a recortar a alrededor de 2,8% o 2,9%, pero 3,4% se nos hace muy elevado de alcanzar”.

Para lograr una expansión del PIB de 3,4%, añadió Siller, se tendrían que generar políticas económicas encaminadas a generar una mayor demanda interna o que la economía de Estados Unidos crezca a un ritmo de 5% nuevamente y que esto provocara un incremento “brutal” en las exportaciones.

Dudas sobre recaudación y petróleo

Ante los altos precios del petróleo, Hacienda ajustó al alza el precio del petróleo a US$92,9 por barril para este 2022 en lugar de los US$55,1 que estimó originalmente, aunque dejó prácticamente sin cambios la plataforma de producción en 1.820 millones de barriles diarios.

Un mayor precio del petróleo permitió a Hacienda ajustar los estimados de ingresos petroleros y, en consecuencia, el total de ingresos presupuestarios y gasto público para el cierre del año.

Se prevé que los ingresos presupuestarios del sector público asciendan a MXN$6.501 billones, esto es MXN$328,752 millones más que los previstos en la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) 2022. Al interior, resalta un aumento de MXN$535,508 millones de ingresos petroleros, mientras que se esperan MXN$230,325 millones menos de ingresos tributarios.

PUBLICIDAD

La perspectiva de mejores ingresos presupuestarios motivó a Hacienda a proponer un equilibrio primario del balance fiscal y a proyectar que el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Privado (SHRFSP), la medida más amplia de la deuda pública cerrará el año en 49,6% como proporción del PIB, lo que es una mejora respecto de la estimación previa de 51%.

Los analistas consideraron positivo que haya más ingresos y un mejor balance fiscal, sin embargo, anotaron que estos supuestos se realizaron sobre un precio del petróleo que aún se desconoce si se mantendrá a lo largo del año en los niveles establecidos en Pre-Criterios 2023 y sobre una recaudación de impuestos que presenta dudas ante la actividad económica y los estímulos fiscales a gasolinas.

Quiroz dijo que los mayores ingresos que se esperan permiten a Hacienda reducir el déficit fiscal primario y plantear metas retadoras en cuanto a reducir la deuda pública cuando hay un recorte al estimado de la recaudación.

PUBLICIDAD

Gómez Ayala mencionó que el crecimiento de los ingresos presupuestarios viene del petróleo y eso implicó una mejora del balance primario y mantener relativamente estable la deuda pública, si bien hay un ligero deterioro de los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP), la medida más amplia del déficit fiscal, a -3,7% desde uno previo de -3,5%.

“Si las variables se comportan como Hacienda espera habría deuda estable y balance primario, el riesgo está en que si no se materializa el precio del petróleo de Pre-Criterios podríamos tener un impacto no menor sobre ese saldo del balance primario”, anticipó.

PUBLICIDAD

Guadarrama indicó que se prevén más ingresos petroleros que compensarían la renuncia recaudatoria por los estímulos fiscales a combustibles, sin embargo, consideró que hay cierto optimismo en la estimación de ingresos tributarios.

“La caída en los ingresos tributarios puede estar todavía subestimada. Los Pre-Criterios 2023 son optimistas, extraño para esta administración que ha mantenido las finanzas en una disciplina pocas veces vista”, comentó el analista de IMCO.

Siller dijo que el Gobierno podría aplicar subejercicios del gasto público ante el riesgo de no alcanzar los ingresos tributarios proyectados para cierre de año no se alcancen, sobre todo por los compromisos de gasto crecientes que existen.

PUBLICIDAD

“Parece que de manera artificial se mantienen balanceadas las finanzas públicas, pero va creciendo la bola de nieve con el gasto en pensiones, Pemex y los apoyos a la CFE si se aprueba la reforma eléctrica, como que no dan las matemáticas sin que dejen de lado algún tipo de gasto público”, estimó.

Te puede interesar:

PUBLICIDAD