Mercados

Exportaciones de maíz y trigo de Ucrania seguirán en picada, estima EE.UU.

Los futuros de cereales y semillas oleaginosas han saltado a máximos históricos

Terminal de granos en Ucrania
Por Kim Chipman, Michael Hirtzer, Megan Durisin y Tarso Veloso
08 de abril, 2022 | 07:59 PM

Bloomberg — Estados Unidos siguió recortando las estimaciones de las exportaciones de cereales de Ucrania a medida que se restringen las rutas marítimas tras la invasión de Rusia.

Las exportaciones de maíz de Ucrania caerán en otros 4,5 millones de toneladas a 23 millones de toneladas y las exportaciones de trigo en 1 millón de toneladas, según las estimaciones de oferta y demanda agrícola mundial, o WASDE (por sus siglas en inglés), del Departamento de Agricultura de EE.UU (USDA). Las existencias mundiales de trigo se revisaron a la baja a 278,4 millones de toneladas, menos de lo esperado en una encuesta de Bloomberg.

La guerra de Rusia en Ucrania está alterando los flujos comerciales de la región crítica del granero del Mar Negro, lo que genera advertencias de escasez de alimentos ya que los suministros cruciales de trigo, maíz y aceites de cocina están en riesgo. Los precios de los alimentos están subiendo al ritmo más rápido de la historia y empeorando el hambre en el mundo, ejerciendo presión sobre otras grandes áreas de cultivo para producir grandes cosechas este año.

PUBLICIDAD

“Hay una mayor probabilidad de que el conflicto se salga de control otra vez. La paz no llegará pronto”, dijo Jack Scoville, analista de Price Futures Group Inc. en Chicago.

Los futuros de cereales y semillas oleaginosas han saltado a máximos históricos o casi récord, y también han provocado un aumento en los precios de las necesidades agrícolas, como los fertilizantes y el combustible. Mientras tanto, los problemas climáticos y la inflación en productores clave como EE.UU. y Brasil están nublando las perspectivas para los suministros de cosechas de este año.

Si bien el USDA elevó su pronóstico para la cosecha actual de maíz de Brasil más de lo esperado, la verdadera prueba se desarrollará durante las próximas semanas. Abril es un período de crecimiento crítico para el grano y si las lluvias adecuadas no llegan a tiempo, podría afectar los rendimientos.

PUBLICIDAD

Los futuros de maíz más activos en Chicago se desplomaron brevemente después del informe de EE.UU., pero se recuperaron rápidamente para ubicarse un 1,4% más en US$7,6075 por bushel. El trigo de referencia subió un 3,2% a US$10,5825 por bushel y la soja subió un 2,6% a US$16,89.

Los precios habían subido antes de la publicación del informe en medio de noticias de que Rusia bombardeó un importante centro de evacuación ferroviaria en Ucrania, matando a decenas de personas.

Suministros marginados

Para ver cuán significativamente la guerra está alterando los flujos de cultivos de Ucrania, sus reservas de maíz cuentan la historia. La guerra ha dejado al país cargado con enormes cantidades de grano que en gran medida no se puede mover. Con sus puertos cerrados, Ucrania está trabajando para aumentar las exportaciones por ferrocarril, pero los flujos siguen estando muy por debajo del comercio marítimo normal.

El caos en el Mar Negro hasta ahora no ha provocado un aumento en las exportaciones de granos de EE.UU., aunque hubo señales de demanda de maíz fresco esta semana cuando China recogió 1,1 millones de toneladas, la mayor compra de este tipo de la nación asiática en casi un año.

Además del empeoramiento de la guerra que está afectando las exportaciones del Mar Negro, el informe fue bajista, según Naomi Blohm, asesora principal de mercado de Total Farm Marketing en Wisconsin, sin cambios en las reservas de maíz de EE.UU., mayores suministros de trigo y un recorte menor al esperado en reservas de soja de EE.UU.

PUBLICIDAD
Inventario de maíz en Ucraniadfd

Cambio de soja

También se están produciendo alteraciones en los mercados de soja. El informe aumentó las exportaciones de EE.UU. y redujo los envíos de Brasil, así como de Ucrania y Rusia.

Los cultivos de soja de América del Sur han bajado 33 millones de toneladas combinados por debajo de las estimaciones iniciales de noviembre, lo que marca una pérdida récord para la región después de una fuerte sequía causada por los patrones climáticos de La Niña. Con ese recorte en la producción, las exportaciones sudamericanas más pequeñas impulsarán una mayor demanda a los EE.UU. para el verano y principios del otoño.

PUBLICIDAD

Es probable que el aumento de las exportaciones de EE.UU. reduzca las existencias de soja estadounidenses al final de la temporada en un 8,8 %, la mayor caída en el mes de abril desde 2012. Es un movimiento inusual porque los suministros en EE.UU. suelen ser bien conocidos en esta época del año.

-Con la asistencia de Dominic Carey y Elizabeth Elkin.

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD