Guatemala

Guatemala retrocede en Índice de Desarrollo Sostenible y un factor generó el resultado

La Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa) presentó los resultados del IDS y ubicó al país entre el grupo de mediano desarrollo al ocupar el puesto 15 de 18 países evaluados.

Fortalecer la institucionalidad es uno de los retos que tiene Guatemala para poder mejorar en el Índice de Desarrollo Sostenible, según Fundesa.
08 de abril, 2022 | 07:00 AM

Guatemala — El Índice de Desarrollo Sostenible (IDS) es un indicador que permite asignar un valor al nivel de desarrollo que tiene una sociedad, enfocándose en los aspectos que son relevantes para los distintos grupos de la población.

Guatemala obtuvo una puntuación general 47.20 sobre 100, posicionándose a nivel Latinoamericano en el lugar 15 de 18 países evaluados. En el ranquin mundial el país se encuentra en la posición 71 de 94.

El Índice de Desarrollo Sostenible (IDS) 2022 evalúa 3 componentes a través de 12 índices internacionales distribuidos temáticamente:

PUBLICIDAD
  1. Reducir las vulnerabilidades.
  2. Crear oportunidades.
  3. Fortalecer instituciones.

Dichos componentes permiten evaluar la capacidad que tiene un país de mantener en el tiempo el nivel de desarrollo alcanzado; es decir la capacidad de conservar las condiciones que permiten a la población aumentar sus niveles de desarrollo sin retroceder.

Jorge Benavides, Investigador de Fundesa comentó que desde el 2006 han observado fluctuaciones, y lo más importante de señalar es el comportamiento de la tendencia de largo plazo.

“En cuanto a reducción de vulnerabilidades, Guatemala tuvo un retroceso al evidenciarse que todavía existen retos grandes en el manejo del agua y en las condiciones de vivienda de la población, así como en la conservación de los recursos naturales”, explicó

PUBLICIDAD

En cuanto a creación de oportunidades, parece ser el rubro donde más claro está el compromiso a lo largo del tiempo en cuanto a la mejora de la competitividad, facilitar la apertura de empresas y generar crecimiento económico sostenible.

Según el análisis de Fundesa el área donde preocupa el desempeño del país es en el fortalecimiento de las instituciones, el cual ha venido a la baja consistentemente desde 2009.

Los retos pendientes son la reforma de la Ley Electoral y de Partidos Políticos, la profesionalización del servicio civil, la solidez y autonomía de la Contraloría General de Cuentas, y una carrera judicial que garantice la independencia de fiscales, jueces y magistrados.

En opinión de Juan Carlos Zapata, director ejecutivo de Fundesa, Guatemala debe generar un conjunto de reglas claras y transparentes, que garanticen certeza y seguridad jurídica para la inversión, y que con ello se cumplan los derechos y obligaciones establecidos en la Constitución Política de la República.

“Esa es la gran tarea pendiente en materia de fortalecimiento institucional, que nos permita vivir en una economía de libre mercado y con Estado de derecho”, enfatizó el ejecutivo.

Zapata comentó a Bloomberg Línea que el no tener actualizados los Índices del Doing Business y el de Competitividad Global son factores que se tomaron en cuenta y especialmente el segundo que abarca algunos temas institucionales.

PUBLICIDAD

Sin embargo, Benavides explicó a Bloomberg Línea, que se mantuvo el valor de la evaluación más reciente en ambos índices y no incidieron en la baja del IDS, por lo tanto, lo que se tomará en cuenta será la actualización cuando se socialicen en su momento y hacer un cambio en la evaluación.

¿Cómo mejorar?

El Índice de Estados Frágiles: señala como retos para el país el contar con un Estado mucho más cercano a las demandas de la ciudadanía, reflejándose en efectividad en el uso de fondos públicos y rendición de cuentas a toda la sociedad.

Se señala la importancia de la confianza que pueda respaldar la legitimidad de las autoridades (i.e. Ley Electoral y de Partidos Políticos).

PUBLICIDAD

El Índice de Democracia: identifica que la participación y la cultura política son los aspectos con mayor retraso en el país, situación que lograría revertirse con procesos mucho más democráticos en la formación de partidos políticos, la elección de delegados y el financiamiento de los mismos.

El Índice de Percepción de Corrupción: destaca como retos el pago de favores derivado de campañas políticas, la deficiente calidad del servicio civil, la ausencia de continuidad y visión de largo plazo, así como la falta de fondos, políticas y normas que viabilicen el trabajo de las instituciones de control.

PUBLICIDAD

La importancia de ser sostenibles

En la medida que un país logra hacer sostenible el proceso de generación de desarrollo, el ingreso de las personas aumenta, a la vez que se reduce la probabilidad de que haya un deterioro en los mismos debido a factores externos, planteó Benavides.

Sin embargo, cuando los niveles de ingreso que se alcanzan no van respaldados de una garantía sobre la sostenibilidad de las condiciones que originaron dicha mejora, aumenta el riesgo de que haya un retroceso en el futuro; es decir, aumenta la probabilidad de perder los ingresos obtenidos.

Hoy en día, los países con mayores niveles de ingreso son los países productores de petróleo, habiendo una dependencia de condiciones estructurales. Para el resto de los países, es fuerte y positiva la relación entre desarrollo sostenible e ingreso, puntualizó el investigador.

Conclusiones

  • Generar crecimiento económico para aumentar el ingreso per cápita no será suficiente si el objetivo es una mejor calidad de vida para todos los guatemaltecos.
  • Es por ello que se debe trabajar en procesos de desarrollo que sean sostenibles en el tiempo, cubriendo las necesidades de la población durante el ciclo de vida de cada individuo.
  • Para lograrlo, el Estado tiene un rol primordial en la facilitación de condiciones que propicien la reducción de vulnerabilidades, la creación de oportunidades, y el fortalecimiento de las instituciones de Guatemala.
PUBLICIDAD