Actualidad

Imran Khan, primer ministro paquistaní, es destituido del poder

El funcionario perdió una moción de censura, convirtiéndose en el primer líder electo en la historia del país en ser destituido

Los televisores emiten imágenes en directo de Imran Khan, primer ministro de Pakistán, en Rawalpindi, Pakistán.
Por Kamran Haider y Ismail Dilawar
09 de abril, 2022 | 05:26 PM

Bloomberg — El primer ministro de Pakistán, Imran Khan, fue destituido tras perder una moción de censura después de una semana de dramáticos acontecimientos políticos, convirtiéndose en el primer líder electo en la historia del país en ser destituido por el Parlamento.

Un total de 174 legisladores de una oposición unida votaron contra el primer ministro, por encima de los 172 necesarios para destituirlo, dijo el legislador de la oposición Ayaz Sadiq, que presidió el parlamento al haber dimitido el presidente y el vicepresidente del partido gobernante poco antes de la votación.

El partido de Khan había provocado múltiples aplazamientos a lo largo del día para retrasar la moción de censura repitiendo las afirmaciones de que Estados Unidos quería derrocar a su gobierno. El gobierno de Biden ha negado la acusación.

PUBLICIDAD

Khan, una antigua estrella del críquet que sigue teniendo un gran número de seguidores en la nación, había convocado en un discurso televisado a protestas ciudadanas después de las oraciones del domingo por la noche.

El escenario está ahora preparado para que la oposición nombre a Shehbaz Sharif como primer ministro electo para gobernar Pakistán hasta que finalice la legislatura en agosto de 2023. El gobierno entrante también tendrá que negociar un préstamo muy necesario del Fondo Monetario Internacional.

“Comienza una nueva mañana, un nuevo día está a punto de empezar”, dijo Sharif a los legisladores tras la proclamación de los resultados en la madrugada del domingo. “Las oraciones de millones de pakistaníes han sido escuchadas”.

PUBLICIDAD

Los legisladores de la oposición vitorearon y aplaudieron cuando se dieron los números. Los canales de televisión mostraron banderas de los partidos de la oposición ondeando en la calle y se escucharon fuegos artificiales de celebración en Karachi e Islamabad.

La salida de Khan estuvo precedida por la marcha de sus propios aliados, ya que la oposición le reprochó la mala gestión del país, desde la economía hasta la política exterior. La oposición está liderada por Sharif, hermano del exprimer ministro y líder de la Liga Musulmana de Pakistán-Nawaz, Nawaz Sharif, y el Partido Popular de Pakistán, dirigido conjuntamente por el expresidente Asif Ali Zardari y su hijo Bilawal Bhutto Zardari.

La votación sigue a una semana de gran dramatismo en Pakistán, que se resolvió cuando el Tribunal Supremo intervino el jueves para anular la medida de Khan de anular una votación de censura anterior, disolver el Parlamento y convocar nuevas elecciones.

La derrota del presidente, de 69 años, es una prueba más de que se ha enemistado con el poderoso ejército pakistaní por una serie de cuestiones, como la injerencia en los ascensos de los militares, su inestable relación con Estados Unidos y su gestión de una economía que se enfrenta a la segunda inflación más rápida de Asia. Horas antes de la decisión del Tribunal Supremo del jueves, el banco central sorprendió con la mayor subida de los tipos de interés desde 1996 para apuntalar la moneda y frenar el coste de la vida.

Como reflejo de los conflictos políticos del último mes, la rupia cotiza cerca de un mínimo histórico frente al dólar estadounidense. Las reservas de divisas del país se redujeron a US$11.300 millones el 1 de abril, el nivel más bajo en dos años y suficiente para cubrir un par de meses de importaciones.

Con la asistencia de Faseeh Mangi y Khalid Qayum*

PUBLICIDAD