Estilo de vida

¿Quieres ganar dinero en redes sociales? Paga a un influencer para que te enseñe

Los cursos de “Cómo influir” permiten a los usuarios acceder a consejos y a los profesionales diversificar sus ingresos

El logotipo de la aplicación TikTok en un smartphone en Hong Kong, China, el viernes 7 de agosto de 2020.
Por Carly Wanna
10 de abril, 2022 | 02:00 PM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Como bloguera de videos viajes e influencer en las redes sociales, Christina Galbato recibía muchos mensajes de sus seguidores en Internet. Le pedían consejos sobre hoteles y restaurantes, pero muchos buscaban otro tipo de asesoramiento.

“Mucho de lo que preguntaban era: ¿Cómo puedo hacer lo que tú haces?”, recuerda esta joven de 29 años.

Por eso Galbato lanzó “The Influencer Bootcamp” (campamento de entrenamiento de influencers), 20 horas de lecciones pregrabadas sobre cómo otros pueden monetizar su presencia en las redes sociales. Cobra US$700 por un paquete que incluye ese curso y otras herramientas, como muestras de mensajes de correo electrónico y acceso a un grupo de apoyo en Facebook sólo para miembros. Galbato dice que está en camino a obtener US$4 millones en ingresos este año.

PUBLICIDAD

El negocio del marketing de influencers es ya una industria de US$20.000 millones y se prevé que crezca a medida que aumenten los usuarios de las redes sociales y las marcas busquen talentos en línea para lanzar sus productos en YouTube, Instagram y otros sitios. Es un negocio tan grande que los influencers se están vendiendo cursos entre ellos sobre una variedad de temas. Los chefs con grandes cantidades de seguidores dan clases de cocina en línea. Los estrategas financieros venden consejos de planificación. Y otros, como Galbato, enseñan el arte del marketing viral.

Los cursos varían en duración y enfoque. Darius Moravcik, un empresario tecnológico de 32 años que escribe sobre marketing en línea bajo el nombre de Darius Mora, documenta su propia trayectoria como personalidad de TikTok y muestra a los usuarios cómo aumentó su número de seguidores de cero a más de 35.000 en tres meses. Según Moravcik, algunos trucos sencillos, como publicar a menudo y con constancia, pueden ayudar a los usuarios a aumentar su número de seguidores.

“Si se estudia la fórmula, cualquiera puede hacerlo”, afirma.

PUBLICIDAD

Kristen Bousquet, una “mentora de influencers” de 28 años que creó un curso en enero de 2021, vende lecciones semanales en directo, así como acceso a materiales de planificación como calendarios de organización y plantillas que describen la mejor manera de negociar con posibles patrocinadores. Al igual que Moravcik, muchas de las lecciones son fáciles de aplicar. Bousquet aconseja a sus alumnos que limiten los vídeos de TikTok a 10 segundos para aumentar las posibilidades de que los espectadores los vean varias veces, por ejemplo.

Los precios de los cursos también varían. Moravcik vende su clase pregrabada, que incluye unas ocho horas de contenido, por menos de US$40. Bousquet comercializa su curso de diez semanas por algo menos de US$400. Galbato cobra hasta US$9.000 por seis meses de formación en vivo. Su oferta premium incluye apoyo individualizado y un retiro de dos días con otros estudiantes del programa. Sus ventas se duplicaron el año pasado, dice.

Los cursos en línea que tienen éxito pueden diversificar los ingresos de los influencers. “Si quieres ser un creador, tienes que hacer varias cosas”, dice Mae Karwowski, CEO de la agencia de marketing de influencers Obviously.

Para los TikTokers, las múltiples fuentes de ingresos pueden ser especialmente importantes. Creadores como el comentarista científico Hank Green y el crítico de tecnología Safwan AhmedMia se han quejado públicamente de que TikTok paga poco a sus influencers, especialmente en comparación con otros sitios como YouTube. Alegan que el “Fondo de Creadores” de TikTok no ofrece suficientes recursos para pagar a todos sus publicadores de contenido de éxito, especialmente a medida que más personas se hacen virales en la plataforma. TikTok dijo que su fondo es sólo una de las formas en que los creadores son compensados, y que las herramientas de la aplicación de medios sociales permiten que los creadores sean compensados directamente por sus fans.

Sin embargo, no todos los influencers han encontrado que los cursos en línea valen la pena. Hace un año y medio, la estratega de redes sociales Caitlin Jenco pagó US$200 para hacer un curso de gestión de Instagram.

“La información era genérica y carecía de valor más allá de lo que podía encontrar en Google de forma gratuita”, dijo. Jenco, que tiene más de 110.000 seguidores en TikTok, se describe a sí misma como “anti-cursos”.

PUBLICIDAD

En lugar de impartir clases en línea, cobra una tarifa mensual por asesorar a empresas y particulares de forma individual. Los honorarios oscilan entre US$500 y US$4.500, en función de las necesidades de los clientes. A veces puede responder a las preguntas con un correo electrónico o un mensaje de texto. Otras, requiere una revisión más sustancial de cosas como los guiones de los vídeos.

“Se adapta mucho a la situación del creador”, dice Jenco.

Mientras los estudiantes se arriesgan a perder dinero, los profesores de redes sociales acaban aumentando su propia competencia. Bousquet, el mentor de los influencers, lo ve como una ventaja, ya que hay más gente que negocia tarifas más altas con los patrocinadores.

PUBLICIDAD

“No tendré que pelearme con marcas que no quieren conocer mis tarifas porque otro influencer está bien haciéndolo gratis”, dijo.

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.

PUBLICIDAD