Salud

EE.UU. le ordena al personal gubernamental no esencial que abandone Shanghái

El Departamento de Estado ordenó las salidas el lunes, según un post en su sitio web, ya que la mayoría de los 25 millones de residentes estaban sujetos a estrictas restricciones de movimiento

Un trabajador con equipo de protección personal (EPP) recoge una muestra de hisopo de un residente para una prueba de Covid-19 en un vecindario colocado bajo cierre en Shanghai, China, el sábado 9 de abril de 2022.  Fotógrafo: Qilai Shen/Bloomberg
Por Chelsea Mes
11 de abril, 2022 | 10:27 PM

Bloomberg — El gobierno de Estados Unidos ordenó a todo el personal no urgente de su consulado en Shanghái y a sus familias que abandonen la ciudad china debido a un aumento de los casos de Covid y a las medidas de cierre impuestas en el centro financiero.

El Departamento de Estado ordenó las salidas el lunes, según un post en su sitio web, ya que la mayoría de los 25 millones de residentes de Shanghái estaban sujetos a estrictas restricciones de movimiento que los mantienen en sus casas o complejos. “Estados Unidos no tiene mayor prioridad que la seguridad de los ciudadanos estadounidenses en el extranjero, incluido el personal de la Misión China y sus familias”, dijo un portavoz de la embajada estadounidense en un comunicado.

La orden se produjo días después de que Washington dijera que todos los empleados no urgentes y sus familiares del consulado de Estados Unidos en Shanghái tenían permiso para salir, y dijera a los estadounidenses que reconsideraran sus viajes a China debido a lo que llama una “aplicación arbitraria” de las restricciones sobre el virus.

PUBLICIDAD

“Nuestro cambio de postura refleja nuestra evaluación de que lo mejor es que nuestros empleados y sus familiares sean reducidos en número y que nuestras operaciones se reduzcan mientras lidiamos con las cambiantes circunstancias sobre el terreno”, añadió el portavoz, señalando que los empleados y sus familiares saldrían en vuelos comerciales. La orden de salida se revisará en intervalos de 30 días.

El embajador de Estados Unidos en China, Nicholas Burns, y otros funcionarios han planteado a las autoridades chinas su preocupación por la seguridad y el bienestar de los ciudadanos estadounidenses en el país, dijo el portavoz, e informaron a Pekín de la orden de salida.

Shanghái está luchando para detener la transmisión en el peor brote de Covid en China en dos años, con medidas de control que pesan sobre la segunda economía del mundo y empiezan a perturbar las cadenas de suministro mundiales. El lunes se registraron 23.342 casos en la ciudad, lo que supone un descenso respecto al récord del domingo, pero sigue siendo superior a los 5.000 de hace dos semanas.

PUBLICIDAD

China ha defendido sus medidas para frenar el brote y ha expresado su descontento con Estados Unidos por lo que califica de “acusación infundada” de las políticas chinas contra la pandemia, incluso cuando los casos en Shanghái seguían propagándose a pesar de un amplio cierre.

--Con la ayuda de Jon Herskovitz y Charlie Zhu.

PUBLICIDAD