Mercados

Sudamérica aún no convence al mercado sobre el éxito contra la inflación

La región fue una de las primeras regiones en endurecer la política monetaria y existe un consenso de que también estará entre las primeras en detener los aumentos de las tasas de interés

El Banco Mundial cree que la región empieza a dejar atrás los efectos de la pandemia, pero ve factores como la inflación, impulsada por el precio de los alimentos, que amenazan la recuperación. Foto: Banco Mundial
Por Davison Santana
11 de abril, 2022 | 09:41 PM

Bloomberg — Va a ser difícil para los banqueros centrales convencer a los operadores de que realmente están ganando la batalla contra la inflación si los mercados sudamericanos tienen algo que decir.

A medida que la inflación mundial comenzó a subir en espiral debido a las presiones en la cadena de suministro y al aumento de los precios de los productos básicos, los bancos centrales desde Brasilia hasta Bogotá estuvieron a la vanguardia de las políticas de endurecimiento monetario para compensar las presiones. Implementaron aumentos en las tasas de interés antes, y en mayor escala, que muchos de sus pares y, como resultado, también fueron de los primeros en considerar establecer un máximo. Pero los inversionistas han advertido contra cualquier declaración prematura de victoria y eso puede hacer que algunos funcionarios reconsideren una vez más la situación.

En sus decisiones de política monetaria más recientes, tanto Chile como Colombia realizaron aumentos de tasas menores a los anticipados, mientras que la autoridad monetaria de Brasil señaló que su próximo aumento de mayo probablemente sea el último. Sin embargo, en lugar de seguir las directrices de los funcionarios, los mercados de swaps han respondido desplazando las curvas hacia arriba y los operadores de divisas han expresado sus proyecciones, lo que ha causado que las monedas de los tres países retrocedieran desde los máximos recientes.

PUBLICIDAD

Esta es una situación a la que se enfrentan actualmente los inversionistas y los bancos centrales de todo el mundo. En Estados Unidos, los encargados de formular la política monetaria han estado haciendo comentarios cada vez más restrictivos antes de la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto del próximo mes, y la publicación de los datos clave sobre la inflación de precios al consumidor enfocará aún más la mente de los operadores en el camino probable para los costos de endeudamiento de referencia.

En Sudamérica, la velocidad con la que los banqueros centrales subieron las tasas fue recompensada con una fuerte apreciación de la moneda, pero la respuesta a la combinación de datos de inflación aún en aumento y comentarios más moderados de los funcionarios muestra cuán fugaz puede ser dicha apreciación si los inversionistas comienzan a preocuparse por su capacidad para controlar la inflación.

El peso chileno ha sido la moneda de mercado emergente importante con el peor desempeño del mundo durante la última semana, mientras que el real brasileño también se ha desplomado. Sin duda, ambas todavía registran avances para 2022, pero los inversionistas de mercados emergentes han demostrado que pueden cambiar rápidamente su postura.

PUBLICIDAD

Mientras tanto, cualquier reacción instintiva que varios mercados de swaps pudieran haber tenido ante la moderación anterior del banco central ha sido superada en gran medida por la realidad de los datos de inflación más altos.

En Chile, donde la inflación de precios al consumidor llegó la semana pasada a un ritmo más rápido de lo esperado del 9,4% interanual, la tasa de swaps a dos años se ha disparado y ha subido alrededor de 88 puntos básicos en lo que va del mes. Un indicador similar en Colombia ha subido alrededor de medio punto porcentual desde que se conocieron los datos del IPC de marzo, que fueron más altos que las estimaciones de la semana pasada. Y en Brasil, los llamados contratos DI para 2025 han aumentado unos 57 puntos básicos solo en abril.

Las monedas sudamericanas se encuentran entre las con peor desempeño desde que se conocieron los datos de inflación. dfd

El presidente del banco central de Brasil parece estar prestando atención al dilema. Roberto Campos Neto dijo el lunes que estaba sorprendido por los datos recientes de inflación y que los encargados de la política monetaria están analizando las cifras, lo que llevó a los inversionistas a elevar las apuestas de más aumentos a las tasas de interés. La economía más grande de América Latina registró el mes pasado el mayor incremento de precios al consumidor desde 2003, poniendo a prueba los planes del banco central para poner fin pronto a su intensiva campaña de ajuste.

Por supuesto, como muestran los movimientos del mercado, los operadores no están esperando que los propios bancos centrales cambien sus posturas moderadas. Sudamérica fue una de las primeras regiones en endurecer la política monetaria y existe un consenso entre muchos inversionistas de que también estará entre las primeras en detener los aumentos de las tasas de interés. Pero eso no significa que deba suceder ahora mismo, al menos si lo que los operadores están apostando es correcto.

PUBLICIDAD