PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Medio Oriente

Israelíes se apresuran a buscar licencias de armas tras serie de ataques fatales

El Ministerio de Seguridad Pública dijo que había recibido más de 14.000 solicitudes desde el primer ataque el 22 de marzo, muy por encima del promedio

Naftali Bennett, primer ministro de Israel, habla durante un evento en el Aeropuerto Internacional Ben Gurion en Tel Aviv, Israel, el martes 22 de junio de 2021. La nueva coalición israelí gobernará con las más escasas mayorías -con 61 de los 120 escaños del parlamento
Por Gwen Ackerman
15 de abril, 2022 | 07:16 am
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Una serie de tiroteos ha desencadenado una carrera por licencias para portar armas entre los israelíes, casi un año después de que la tensa convivencia del país entre judíos y árabes estallara en violencia comunitaria.

“Aquellos de ustedes que tienen una licencia para portar armas, este es el momento de portarlas”, dijo el primer ministro Naftali Bennett después de que cinco personas fueran asesinadas a tiros cerca de Tel Aviv el 30 de marzo.

PUBLICIDAD

El Ministerio de Seguridad Pública de Israel dijo que había recibido más de 14.000 solicitudes de licencias de armas desde el primer ataque en Beersheba el 22 de marzo, en comparación con un promedio de alrededor de 9.000 solicitudes en un año normal.

Catorce personas han muerto en cuatro ataques llevados a cabo en ciudades israelíes durante las últimas tres semanas por ciudadanos árabes de Israel y palestinos de Cisjordania ocupada por Israel. La violencia coincidió con una cumbre sin precedentes con cuatro ministros de Relaciones Exteriores árabes que Israel acogió el 27 de marzo, sirviendo como un recordatorio impactante de que su conflicto de 73 años con los palestinos sigue sin resolverse.

PUBLICIDAD

El proceso de paz se ha estancado durante años, dejando a millones de palestinos en Cisjordania y la Franja de Gaza en un limbo sin Estado, incluso cuando los gobiernos árabes, desde los Emiratos Árabes Unidos hasta Marruecos, establecen vínculos formales con Israel.

La participación en los ataques de árabes israelíes, que en su mayoría se identifican como palestinos y se quejan de discriminación, planteó el espectro de una renovada violencia entre comunidades un año después de que la guerra de 11 días de Israel en Gaza desembocara en enfrentamientos entre civiles árabes y judíos en las calles de varios ciudades mixtas.

Alrededor del 2% de la población de Israel, incluidos 150.000 civiles privados y 40.000 personas que trabajan como guardias, ya tienen derecho a portar un arma de fuego.

La mayoría de las licencias en Israel son para pistolas, no para rifles automáticos, y las regulaciones para obtenerlas ya son estrictas, dijo Simon Perry, criminólogo de la Universidad Hebrea. Los expertos han advertido, sin embargo, que un aumento en la posesión de armas entre los civiles aumenta el riesgo de que futuros brotes de violencia comunitaria puedan ser más letales y difíciles de contener.

PUBLICIDAD

Todos los israelíes deben completar el servicio militar y tener experiencia en el manejo de armas. Pero Shaike Horowitz, general de brigada de la reserva y miembro del Instituto Internacional para la Lucha contra el Terrorismo de la Universidad Reichman, dijo que las restricciones deben ser más estrictas para garantizar que los poseedores de armas reciban capacitación sobre qué hacer, y qué no hacer, en caso de un incidente violento que involucre a muchas personas.

“Lo aterrador es que todos podrían sacar su arma y, por error, los civiles dispararán a los civiles”, dijo.

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD