PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Honduras

Con nuevo presupuesto, Honduras afianza construcción del Estado socialista democrático

La concepción estatal propuesta por la presidenta Xiomara Castro de Zelaya hace énfasis en el bienestar social y el combate a la pobreza

Xiomara Castro de Zelaya es la primera mujer en ocupar la presidencia de Honduras.
18 de abril, 2022 | 06:54 pm
Tiempo de lectura: 3 minutos
Últimascotizaciones

San Pedro Sula — Titulares de las diferentes secretarías entregarán hoy a la presidenta de Honduras, Xiomara Castro de Zelaya, sus proyectos sociales enmarcados en el Plan de Gobierno para la Refundación de la Patria y Construcción del Estado Socialista y Democrático, propuesto por la mandataria durante su administración que abarca de 2022 a 2026.

Para ello y en criterio de los funcionarios, un primer paso ha sido la aprobación por unanimidad de votos en el Congreso Nacional a la modificación del presupuesto general de ingresos y egresos de la República de Honduras para el actual ejercicio fiscal.

PUBLICIDAD

Los 128 diputados aprobaron en la madrugada del 8 de abril el nuevo presupuesto general 2022 que supera los 360.506 millones de lempiras (HNL), unos US$14.805 millones, es decir, 16.9% más con respecto al establecido inicialmente por la legislatura pasada.

La discusión del presupuesto comenzó en la noche del 7 de abril, horas después que la presidenta Castro enviara el proyecto al Legislativo. Por moción del diputado del Partido Libertad y Refundación (Libre), Hugo Noé Pino, se dispensó dos debates a la discusión.

PUBLICIDAD

Durante la exposición de motivos al Congreso Nacional, la secretaria de Finanzas, Rixi Moncada dijo que la necesidad de la modificación del presupuesto del actual ejercicio fiscal derivó en que el aprobado por la administración pasada era para mantener “el statu quo, toda la corrupción, la opacidad y la burocracia”.

Una nueva concepción del Estado

Con el nuevo proyecto, según la funcionaria, se impone el bienestar de la gente, con énfasis en el sector social, hospitales, medicamentos, educación, deporte, combate a la pobreza, inversión en producción de alimentos, reforestación y manejo de cuencas hidrográficas.

También, al medio ambiente, lucha contra el calentamiento global, el cambio climático, inversión en represas y el programa para salvar la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee), la cual registra un nivel de pérdidas de energía de 38%.

Según Moncada, la adecuación del presupuesto da paso al inicio del programa de gobierno propuesto por la presidenta Castro para la construcción del Estado socialista democrático, una “nueva concepción” sobre la responsabilidad estatal frente a sus ciudadanos, la asunción de la planificación estratégica de las políticas y actividades sociales, económicas, medioambiente y seguridad.

PUBLICIDAD

Además de la defensa de los derechos humanos, los programas de lucha contra la corrupción y el abuso de poder; la generación de empleo y atención a los grupos más vulnerables de los diferentes sectores de la sociedad hondureña.

Así como la estimulación de la inversión en el sector privado y los sectores de la economía social, para la reducción de la pobreza.

PUBLICIDAD

Una parte del nuevo presupuesto general será financiado con un préstamo de unos US$1.000 millones procedentes de las reservas internacionales del Banco Central de Honduras (BCH), a intereses bajos y un período de gracia muy favorable para el país centroamericano.

Presupuesto disímil a los anteriores

“Nunca habíamos tenido un presupuesto tan grande”, refiere el economista Julio Raudales en entrevista a Bloomberg Línea. “Si bien es cierto, el presupuesto del país siempre el último es el más grande que tenemos, pero no habíamos tenido un crecimiento tan fuerte como el que se ha dado este año”.

PUBLICIDAD

Raudales recuerda que usualmente el crecimiento interanual era de un 7% con respecto al anterior. Con incremento de 52.000 millones de lempiras (US$2.121m millones), el monto total del presupuesto general 2022 es más de la mitad del producto interno bruto (PIB) de Honduras.

Respecto a la forma en que se financiará parte del aumento, el economista hondureño señala que tal estrategia no ocurría desde la década de los 80.

PUBLICIDAD

“No sucedía desde hace mucho y es una cuestión bastante peculiar. El riesgo que eso conlleva es que, si no se manejan bien las asignaciones, puede generar una inflación bien elevada este año. Ya de por sí tenemos una inflación mayor al 6% que no teníamos en más de diez años”.

Raudales destaca que Honduras no es el primer país latinoamericano que se embarca en un proyecto como este. “Debo decir que prácticamente todos los que lo han hecho antes, fracasaron de manera estrepitosa, ahora y hace 70 años: Juan Velasco Alvarado en Perú; Gustavo Díaz Ordaz en México; y todos los últimos en Argentina”.

PUBLICIDAD

Sin embargo, agrega que, pese a las lecciones en tantos países cercanos, “vale la pena, en este caso, el beneficio de la duda”.

A mediados de febrero, el Legislativo hondureño declaró emergencia fiscal y financiera, con la cual autorizó a Finanzas a realizar la contratación directa de préstamos internos o externos, reasignación de recursos externos disponibles, colación de títulos de deuda en el mercado doméstico o internacional y otras operaciones de crédito público en las condiciones financiera que obtenga al momento de su negociación.

PUBLICIDAD