Ecuador

Las fintech en Ecuador se abren camino a pulso, a la espera de una buena ley

El legislativo trabaja en una normativa para las fintech, que se espera cuente con incentivos suficientes, pero sobre todo que no obstaculice su desarrollo

En Ecuador existen 55 fintech, un crecimiento de 77% en comparación con 2017.
18 de abril, 2022 | 05:00 am
Tiempo de lectura: 4 minutos

QUITO — Como en muchos países, en Ecuador la tecnología avanza más rápido que las leyes, y eso se vuelve un limitante para la innovación y el emprendimiento. Aquello les ocurre a las fintech ecuatorianas, a las que les sobra creatividad y talento, pero les falta soporte. Aunque han crecido aceleradamente (77% entre 2017 y 2021) les hace falta una regulación apropiada -que está en elaboración- e incentivos suficientes.

ECUADOR, UN MERCADO NACIENTE

Las fintech han encontrado una oportunidad de negocio al ofrecer servicios como pagos digitales y préstamos frente a las altas tasas de exclusión financiera y a la mayor digitalización de la población en los países de América Latina. Su objetivo es incorporar a aquellos que actualmente realizan operaciones en efectivo, mediante el uso de tecnologías como el celular e internet.

PUBLICIDAD

De acuerdo con el FMI, la inclusión financiera realizada por las fintech, a través del uso de teléfonos móviles, puede impulsar el crecimiento económico anual de un país hasta en 2,2 puntos porcentuales. Pero también son aliadas estratégicas de la banca tradicional, para ofrecer servicios financieros (en conjunto), especialmente para la población vulnerable.

En la región, Brasil, Uruguay, México y Colombia lideran el mercado de empresas que ofrecen servicios financieros centrados en la tecnología o con un alto componente tecnológico. De acuerdo con un estudio del Banco Central del Ecuador, de los 12 segmentos existentes, los principales servicios a los que se dedican las empresas fintech en América Latina son pagos digitales (28%), préstamos (21%) y gestión de finanzas empresariales (16%).

PUBLICIDAD

Y aunque Ecuador no ha sido indiferente a este proceso, todavía es un mercado naciente. Para 2021, según el Radar Tech Startup 13.0 de BuenTrip Hub, en el país existen 55 fintech, un 77% que en 2017, pero relativamente pocas en comparación con los países antes mencionados. La mayoría están enfocadas en servicios de gestión financiera empresarial (38%), pagos digitales (15%) y crowdfunding o fondo colaborativo (11%).

¿QUÉ NECESITAN PARA EXPANDIRSE?

¿Qué necesitan las fintech ecuatorianas para expandirse? Como lo señala el Consejo de Estabilidad Financiera (FSB, por su sigla en inglés) y el propio FMI, la rápida expansión de las empresas fintech requiere de una adecuada supervisión y regulación por parte de los gobiernos, “caso contrario, podría generar varios riesgos de liquidez, operativos, cibernéticos y vulnerabilidad de datos del consumidor”.

Además, al no contar con un control y registro de las empresas fintech por parte de los entes de control y bancos centrales, sus actividades podrían tener impacto sobre la estabilidad financiera, política monetaria, sistemas de pago y estadísticas. De allí que es importante contar con una regulación que permita conocer el número de empresas fintech, montos de transacciones, actividades de las empresas, clientes, entre otros.

ASÍ VA LA LEY EN ECUADOR

En Ecuador, la Ley Orgánica Reformatoria a Varias Leyes para el Desarrollo, Regulación y Control de los Servicios Financieros y Tecnológicos (Ley Fintech) está en elaboración. Al momento, el proyecto cuenta con el informe para el primer debate en la Asamblea Nacional.

PUBLICIDAD

La idea del texto es dar seguridad jurídica a las organizaciones de tecnología financiera que operan en el país y a empresas extranjeras que buscan establecerse e invertir en el Ecuador. Además, busca que los usuarios accedan a estos servicios y que sus datos estén protegidos.

Aunque la iniciativa es positiva, se desconoce cuándo el Legislativo la tratará y si se aprobará pronto. Para Juan Diego Vazquez, cofundador de PayPhone, una plataforma de pagos ecuatoriana que permite cobrar y pagar con tarjetas de crédito y débito a través de un celular inteligente y que empezó su trabajo en 2014, este un paso importante para avanzar en la expansión de las fintech en el país, pero no el único.

PUBLICIDAD

Para Vazquez, la ley debe, en primer lugar, eliminar cualquier vacío que genere miedo en torno a las fintech. “Si existe un término desconocido va a causar miedo y esto va a ocasionar que pongan fricciones en vez de controles”, explica a Bloomberg Línea.

EL USUARIO, EL MAYOR DESAFÍO PARA LAS FINTECH

¿A qué se refiere con miedo? A que el ecuatoriano aún prefiere el efectivo, pues 36,5% de la población lo usa como su medio de pago principal, seguido de las tarjetas de crédito. Es decir, la bancarización y más aún la digital todavía están en proceso.

PUBLICIDAD

Por eso el camino de las fintech en Ecuador se ha hecho a pulso. PayPhone, por ejemplo, ha tenido que superar muchas barreras para volverse sostenible. Ya que en el país la ley aún se está trabajando, las empresas que se dedican a los servicios financieros tecnológicos actualmente se registran como servicios financieros auxiliares para poder trabajar, pero además deben cumplir con un sinnúmero de procesos que serían más sencillos si existiera ya una normativa.

Pero también tienen que luchar con la desconfianza del ecuatoriano que aún no se siente seguro frente a las innovaciones tecnológicas. “Todas las empresas fintech lo que queremos es que el efectivo se reduzca y creemos ecosistemas fáciles, seguros y simples… una simplificación del dinero o de la experiencia de pago en los usuarios”, explica Vazquez, para quien lo principal hoy es que “el usuario conozca y tenga confianza, que las personas, los negocios puedan experimentar esta facilidad y esta simpleza financiera”.

PUBLICIDAD

Si los miedos se derrumban, las fintech tendrán la mitad del camino trazado, pero además ayudarán a resolver un grave problema que persiste en el país: la falta de inclusión financiera. “Las fintech no deben ser vistas como una amenaza, sino como una herramienta para el país, para motivar la inclusión financiera”, añade el ejecutivo de PayPhone.

La ley de fintech facilitaría todavía más el camino, pero eso no es todo. Vazquez considera que, en general, los emprendimientos y las nuevas empresas que están tratando de innovar necesitan más apoyo del Estado. “Centrémonos hoy en la ley fintech, pero como país necesitamos revisar todas las normas para los emprendimientos y negocios que necesitan ser impulsados”.

EL PANORAMA ECUATORIANO

  • En Ecuador, si bien no existe una ley específica para las fintech, hay iniciativas de regulación como la Ley Orgánica de Emprendimiento e Innovación. Esta normativa establece el marco regulatorio para las fintech que brindan y habilitan los servicios financieros tecnológicos de crowdfunding o fondos colaborativos.
  • Por distribución geográfica, se identificó que el 56% (31) de las fintech ecuatorianas se encuentran localizadas en Quito, el 24% (13) en Guayaquil, el 7% (4) en Cuenca, el 5% (3) de startups fintech se encuentran en ciudades del extranjero fundadas por ecuatorianos y el resto de ciudades representan el 8%.
  • Existen 546 empleos generados por las startups fintech en Ecuador, tres startups fintech han recibido inversión, 13 se han internacionalizado, y 8 startups fintech tienen como fundadoras a mujeres.
PUBLICIDAD